Cómo elegir una isla de cocina

Cómo elegir una isla de cocina

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

95 fichas consejo

Una isla de cocina central es especialmente útil, sin embargo, debe elegirse de forma que se adapte bien a las dimensiones y a las limitaciones de la cocina. Se podrá utilizar solo como superficie de trabajo o se podrá poner también un fregadero y fogones. Sus formas, sus materiales y sus medidas, te lo explicamos.

Características importantes

  • Espacio necesario
  • Tipos de isla central de cocina
  • Formas y materiales
  • Medidas
Ver muebles de cocina

Antes que nada, tienes que asegurarte de que tu cocina tiene el tamaño suficiente para albergar una isla central. En una cocina con menos de 14 m²no se recomienda instalarla, excepto en el caso de las islas tipo barra, o península que se colocan contra una pared u otro mueble. Otra opción inteligente es utilizar la isla de cocina como separación entre habitaciones.

En cualquier caso, tienes que tener en cuenta un espacio de circulación, de al menos 90 cm entre la isla central y el resto de elementos de la cocina, para poder moverte alrededor. Esta distancia tendría que ampliarse si la isla central de la cocina dispone de fogones o de lavavajillas, por ejemplo, o está condicionada por el lado en el que se encuentren los muebles. Tienes que prever unos 120 cm libres, como mínimo.

No dudes en replantear o trazar en el suelo tu futura isla de cocina, con tiza por ejemplo, antes de comprarla para hacerte una idea de cómo quedaría la instalación.

Después, tienes que decidir el tipo de isla central de cocina en función de tus necesidades, que puede ser solamente una superficie de trabajo y un espacio para comer, o se puede colocar una superficie para cocinar o para lavar, siempre teniendo en cuenta las condiciones que requiere cada opción. Para terminar, se eligen la forma, el material o los materiales y finalmente las dimensiones, que son esenciales para que la isla sea práctica y fácil de usar.

La isla central de cocina puede responder a varios usos.

Isla central de cocina como superficie de trabajo o barra

Tiene forma de bandeja y puede servir como superficie de trabajo, pero también como barra o como mesa alta para comer rápidamente si colocas un par de taburetes altos.

Isla central de cocina con almacenamiento

Esta isla constituye un verdadero mueble de cocina, con armarios, estanterías y cajones muy útiles para guardar accesorios y menaje de cocina.

Isla central de cocina con zona para cocinar

La isla también puede disponer de placas y fogones para hacer la comida. Sin lugar a dudas, las condiciones de instalación no serán las mismas, ya que habrá que prever una instalación eléctrica y también colocar una campana extractora para evitar que el vapor y la grasa invadan la cocina.

Deja un espacio de 30 cm como mínimo, alrededor de las placas para poder preparar los platos, dejar las ollas y sartenes, los cubiertos, etc. Además, esta distancia evita que se produzcan salpicaduras en el suelo.

Isla central de cocina con zona de lavado

En el caso de que la isla central de cocina disponga de zona de lavado con fregadero y escurridor o, según el caso, con lavavajillas, la instalación será más compleja, ya que habrá que contar con conexión a la entrada y a la salida de agua, con una pendiente de bajada suficiente, con los consecuentes costes de obra.

También tienes que tener en cuenta un espacio libre alrededor del fregadero de unos 30 cm, como mínimo, a cada lado, para poder dejar la vajilla y los accesorios de lavado y evitar las salpicaduras de agua en el suelo.

Isla central de cocina multifunción

Si tu isla central de cocina dispone tanto de zona para cocinar como de zona para lavar, hay que dejar unos 30 cm entre ambas, el agua y el fuego no se deben mezclar.

En lo que a formas se refiere, todo es cuestión de gustos, pero también del espacio disponible y del tipo cocina con isla que prefieras. Así pues, la isla central de cocina puede ser cuadrada, rectangular, redonda, ovalada, etc.

En cuanto a los materiales, podrás elegir entre todos los que hay disponibles para la cocina según tus gustos, la estética general de la cocina, el presupuesto y también el tipo de isla central que elijas.

Así pues, para una isla con zona de lavado, la superficie de trabajo debe ser obligatoriamente hidrófuga (protección contra el agua) y resistente al calor, si dispone de zona para cocinar. Solo queda elegir el material entre azulejos, piedra, madera maciza, estratificado, resina, zinc, hormigón, etc.

Las medidas de la isla no solo deben adaptarse a las de la habitación, sino también a los habitantes de la casa y a su uso.

Ancho de una isla central de cocina

Si tenemos en cuenta que por lo general, una isla central de cocina debe medir como mínimo 100 cm, piensa que si quieres utilizarla para comer, tienes que contar entre 50 y 60 cm por persona situadas una al lado de otra, o entre 100 y 120 cm para dos personas, 150 cm mínimo para 3, etc.

Si la isla central de cocina dispone de zona para cocinar o para lavar, no olvides tener en cuenta el espacio libre necesario a cada lado.

Fondo de la isla central de cocina

Al fondo habitual de un mueble de cocina, es decir, 60 cm, habría que añadir unos 20 cm para poder comer cómodamente frente a frente.

Si la isla central de cocina es multifunción, y si las medidas de la cocina lo permiten, el fondo puede ser, por supuesto mucho mayor, ya sea con una isla a medida, o bien con la combinación de varios muebles colocados espalda con espalda.

Ver el catálogo de ManoMano
Mueble de cocina

Para que pueda integrarse perfectamente con el resto del mobiliario, la isla debe tener la misma altura que el resto de los muebles. Si ya se había determinado una altura de 87 cm, ahora puede llegar a los 93 para adaptarse a la altura de los usuarios.

Para quienes piensen usar la isla para comer, se recomienda aumentar la altura unos 10 cm

Ver muebles de cocina

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración, 95 fichas consejo

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Después de trabajar varios años en cadenas de televisión de primer orden, escogí dejar hablar a mi pluma y orientarme hacia la redacción y la edición.Soy tan apasionada de la decoración y del bricolaje, como de la historia y de la ciencia. Ecléctica tanto en mis gustos como en mis textos, escribo desde hace más de 25 años sobre esas temáticas.  En mi activo se cuentan obras didácticas, novelas y noticias, así como numerosísimos artículos de bricolaje y decoración. En ellos cuento consejos y trucos experimentados en mi vieja casa, renovada poco a poco.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea