¿Cómo conectar una estufa de leña en una casa individual?

¿Cómo conectar una estufa de leña en una casa individual?

Jerónimo, Electricista

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista

145 fichas consejo

La instalación de una estufa de leña está sujeta a una estricta normativa en cuanto a materiales, conexiones de humos, como codos y manguitos, el paso de los conductos en el ático y la estructura del tejado. Desde la salida de la chimenea hasta la salida de la estufa, nuestros consejos en este tutorial de montaje. 

Características importantes

  • Instalar la salida del tejado
  • Colocar el conducto de salida de humos
  • Conectar la estufa
Ver estufas de leña

Instalar una estufa de leña uno mismo permite ahorrar dinero. Sin embargo, debes descuidar varios criterios, en particular la seguridad de la instalación, las condiciones del seguro en caso de daños o de reventa, las condiciones de la garantía del equipo, la imposibilidad de solicitar posibles ayudas públicas o la no intervención de profesionales en tu instalación en caso de problema.

Instalación de estufas de leña: el Código técnico de edificación (CTE)

El conducto de humos se compone de tres partes distintas: la salida del techo, el conducto de humos y la conexión final a la estufa. Todas estas piezas deben coincidir, ser adecuadas, tener las dimensiones correctas y estar bien conectadas, del mismo modo que la instalación de la estufa debe realizarse correctamente. Todas las especificaciones técnicas del sistema de combustión se regulan en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y los trabajos para chimeneas se especifican en la IT 1.3.4.1.3. Debemos tener presente que a partir del 1 de enero del 2022 debe cumplirse el Reglamento (UE) 2015/1185 de diseño ecológico aplicable a las calderas de combustibles sólidos.

Requisitos del seguro en caso de siniestro

Este es un punto muy importante a tener en cuenta antes de instalar una estufa de leña. Aunque te asegures de que tu estufa de leña está instalada de acuerdo con las normas establecidas en el CTE, tu seguro de hogar puede no cubrirte en caso de siniestro. Esto se debe a que la póliza que has contratado con tu compañía de seguros puede exigir que tu estufa sea instalada por un profesional, u homologada con un certificado de conformidad (que es muy difícil de obtener, ya que los profesionales no desean cubrir responsabilidades ajenas). Infórmate antes de empezar cualquier trabajo.

Garantía de diez años y reventa de la vivienda

Ten en cuenta que si revendes tu vivienda con una instalación realizada por tí mismo, puedes ser responsable en caso de reclamación en los 10 años siguientes a la venta. Para evitarlo, hay dos soluciones:

  • Contratar a un profesional para realizar la instalación;
  • incluir una cláusula de renuncia de responsabilidad.

Exclusión de garantía de la instalación y del material

Si instalas tú mismo la estufa de leña, corres el riesgo de excluirla de la garantía. Algunos fabricantes pueden pedirte una prueba de su correcta instalación. Infórmate para evitar sorpresas desagradables. Además, es posible que los profesionales no quieran trabajar en la instalación si eres tú quien la ha hecho (la responsabilidad recae en el último técnico que trabajó en la instalación).

Exclusión de las ayudas públicas

Si deseas obtener ayudas por la instalación de tu estufa de leña, además de otras condiciones, ésta debe ser instalada por un profesional calificado (según la normativa vigente). Por lo tanto, te aconsejamos comprobar si puedes beneficiarte de las distintas subvenciones. De esta manera puedes comparar el coste de la instalación hecha por un profesional y si la haces tú mismo. En definitiva, una instalación por cuenta propia puede resultar más cara.

Ver el catálogo de ManoMano
Estufa de leña

Una estufa de leña es un sistema de calefacción económico cuyo combustible es la leña y es eficaz por su alto rendimiento. Tiene que instalarse según las normas impuestas por la reglamentación (cumplimiento obligatorio del CTE) para garantizar el rendimiento y la seguridad.

Conocimientos necesarios

La instalación de las diferentes partes del sistema de extracción de humos requiere cierta destreza y aptitud física. En efecto, la colocación de la salida del techo obliga a subir, con seguridad, al tejado de la vivienda. Este punto concreto también requiere el conocimiento de los diferentes tipos de cubiertas de los techos para poder realizar una instalación perfectamente impermeable.

Todo lo que se refiere a la instalación de conductos de humos requiere un perfecto conocimiento de las distintas normas vigentes (en particular la IT 1.3.4.1.3.2), ya sean las distancias que deben respetarse en relación con los materiales combustibles, o los múltiples sistemas de fijación de los conductos para que la instalación sea impermeable al humo. Es importante saber tomar las medidas. Es imprescindible poder trabajar en el tejado o en el ático.

No dudes en equiparte con herramientas específicas para las abrazaderas, el apriete y la conexión de los tubos para garantizar que la instalación no tenga fugas. Debes tener en tu equipo lo necesario para trabajar en altura (cuerdas de seguridad, arneses, sistemas de protección contra caídas, cascos, etc.). Por último, para facilitar el acceso, se necesita un andamio, un camión elevador o en su defecto, una escalera.

Tiempo de realización

Entre 6 y 8 horas según la dificultad de acceso a la azotea o al tejado.

Número de personas

1 persona, aunque se recomienda que sean 2 personas.

Herramientas y consumibles

Equipo de protección personal

  • Todo el equipo de protección personal (EPI) para trabajos en altura; (anticaídas, arnés, cuerda, casco, guantes, etc.).

** Esta lista no es exhaustiva: el equipo de protección individual debe adaptarse a cada situación de trabajo.

Ver el catálogo de ManoMano
Sistemas de protección contra caídas

Pasos a seguir

  1. Instalar la salida de tejado.
  2. Colocar el conducto de humos en el ático.
  3. Conectar la estufa.

1. Instalar la salida del tejado

La primera decisión es elegir el lugar donde colocar la estufa, para que facilite la salida de humos al exterior.  Instalar la salida del tejado es la parte más delicada de la instalación, ya que implica tu propia seguridad.

Antes de trabajar en tu tejado, asegúrate de disponer de todo el equipo necesario para trabajar en altura.

Todo comienza con la instalación de la base de la salida de tejado (también conocida como "estanqueidad de la salida de tejado"). Se trata de una placa intermedia entre la cubierta del tejado y la propia chimenea.

Destapa tu tejado en línea sobre el futuro conducto de humos y coloca la base de manera que cubra parcialmente las tejas vecinas. La estanqueidad suele estar garantizada por la placa base, pero dependiendo del modelo, puede ser necesario añadir unas juntas de estanqueidad.

A continuación, introduce la chimenea y su conducto y fija el conjunto al marco. También en este caso, dependiendo del modelo de chimenea, la estanqueidad está garantizada pero puede ser necesario unas juntas o tapajuntas intermedio.

Dependiendo de la configuración de tu tejado, puede ocurrir que la placa base no esté directamente encima de una parte del marco. En este caso, fija la base y la chimenea a unos rieles metálicos (de aluminio o acero galvanizado) situados debajo de la cubierta, y fija estos rieles al marco.

Antes de bajar del tejado, comprueba que la parte superior de la chimenea está horizontal con un nivel de burbuja y que el conjunto es sólido.

2. Colocar el conducto de humos atravesando el tejado

Comienza por acceder al ático, en línea directamente encima de la salida de la chimenea que acabas de instalar. La cámara entre el techo del interior y el tejado, puede estar hecha de diferentes manera (ladrillo, machihembrado, fibrocemento, panel o placa sandwich, etc) y el aislamiento para evitar goteras debe adaptarse según estos materiales, para garantizar la resistencia a altas temperaturas, y que no se queme o combustione.

En este caso un conducto de humos debe estar ya presente, atravesando el techo y encontrándose en el ático (unos pocos centímetros).

A partir de este conducto, monta los distintos elementos de la salida de humos: codos, tubos, etc. Todo se ensambla mediante juntas de montaje o flejes.

Estas conexiones para tuberías de evacuación de humos suelen ser de acero inoxidable fabricado a alta temperatura. Esto asegura comodidad de uso y una mayor seguridad contra incendios.

Para una estufa de leña o un insert de chimenea, la clase de temperatura de los conductos de humo debe ser como mínimo T450 y la clase de resistencia al fuego G (como lo establecen las normas EN 1856-1 y EN 1856-2).

La distancia de seguridad obligatoria debe ser de al menos 8 cm entre la pared exterior del conducto de humos y los materiales combustibles (estructura o marco de techo).

La instalación del conducto de humos en la habitación donde se encuentra la estufa de leña se efectúa en dos etapas.

  • El ensamblaje de los conductos de humos: suelen unirse unos con otros y la conexión se hace con una junta o una abrazadera metálica;
  • fijación de los elementos de los conductos de humos a la estructura del tejado: se realiza mediante rieles metálicos, atornillados directamente a la estructura o marco del tejado. El conducto se mantiene en su lugar mediante una abrazadera que lo integra a los rieles de soporte.

En la medida de lo posible, los codos deben reducirse al mínimo para evacuar correctamente el humo y evitar la creación de un punto caliente, un cúmulo de hollín que podría inflamarse. El conducto de humos debe estar lo más vertical posible, en línea con la estufa de leña, el insert o la estufa de leña.

 3. Conectar la estufa

En esta fase de la instalación, el tubo de salida de humos atraviesa directamente el techo por encima de la estufa.

De acuerdo con la legislación sobre la calidad del aire y la reglamentación térmica, la tubería de la chimenea debe desembocar en la habitación donde se encuentra la estufa. En ningún caso debe provenir de una habitación adyacente.

Todo comienza con la colocación de la pieza de conversión, entre el conducto de humos aislado y el conducto de conexión de pared simple. Al igual que los demás conductos, la conexión se realiza mediante una junta o abrazadera.

Según la marca y el modelo de los conductos de evacuación de humos, también puedes instalar una pieza estética de acabado entre el conducto de humos y el techo, llamada rosetón o embellecedor.

A continuación, conecta el tubo esmaltado (o el tubo de hierro-aluminio o acero inoxidable) en lo alto de la pieza de transformación que acabas de colocar.

Introduce el adaptador esmaltado en la salida de la estufa y luego el conducto de conexión.

Desliza el elemento superior en el conducto de humos hasta que encaje en su sitio.

En cuanto a la ubicación de la estufa, el CTE exige una distancia de 3 diámetros entre el conducto de humos y cualquier material combustible.

Si no tienes más remedio que estar más cerca de la pared que la distancia de la normativa, puedes instalar un revestimiento de chimenea con ventilación. Se trata de un tubo de mayor diámetro en el que se encontrará el conducto de humos, aislando así la fuente de calor del material combustible.

Ver estufas de leña

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista, 145 fichas consejo

Jerónimo, Electricista

Me formé como electricista y trabajé en este sector muchos años. Después me dediqué al mundo de la construcción, en elque tuve la oportunidad de coordinar, controlar y organizar varios proyectos de obra. Actualmente llevo 4 años restaurando una casa de campo con mi mujer y mi hija. Llevamos muchas horas invertidas en esa casa, y gracias a mi experiencia profesional y ahora también personal, me encantaría dar una mano a todo aquel que tenga dudas sobre el bricolaje y aconsejarle en algunos asuntos.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea