¿Cómo calcular la potencia de los radiadores?

¿Cómo calcular la potencia de los radiadores?

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

233 fichas consejo

Existen varios métodos para determinar la potencia necesaria para un radiador eléctrico. El coeficiente volumétrico de pérdida de calor G evalúa la capacidad térmica de un radiador. En esta guía encontrarás una fórmula simple para calcular la potencia de un radiador según la superficie a calentar.

Características importantes

  • El volumen de la habitación a calentar
  • La calidad del aislamiento
  • Orientación y ubicación de la vivienda
  • La temperatura ambiente deseada
Ver radiadores eléctricos

Cada vivienda es un mundo y tiene distintas características. Es necesario considerar los metros cúbicos a calentar, si la habitación tiene techos altos, su orientación (norte o sur), la zona climática, el tipo de aislamiento, si es vivienda unifamiliar o está en un bloque de viviendas.

La temperatura mínima puede variar considerablemente de un lugar a otro, debido a distintos factores como

  • La latitud, que cuanto mayor sea, menor será la temperatura media. Por ejemplo Canarias, en relación con el norte de España;
  • la altitud, cuanto mayor sea, más frío. Por ejemplo, no es lo mismo una zona montañosa o de costa. Cada 100 m que subamos en altura, la temperatura desciende en torno a 0,65ºC;
  • la cercanía del mar, cuanto más nos alejamos, más extremas son las temperaturas y más frío es el invierno. Así mismo, la zona del mediterráneo es más cálida que la costa atlántica.

 Todas estas variables influyen a la hora de hacer la mejor elección y con esta guía te será más fácil.

Además de elegir bien radiadores eléctricos, cuya respuesta se resumiría en aconsejar la compra de radiadores de inercia, si se dispone del presupuesto necesario, elegir la potencia es un dato esencial para obtener un buen confort térmico y no consumir demasiada energía.

Existen diferentes fórmulas de cálculo para elegir la potencia de un radiador y en Internet están disponibles muchas calculadoras de potencia. Los resultados son comparables en un rango del 20%, y su cálculo lleva más o menos tiempo, según las variables que se incluyen. En esta guía te proponemos una fórmula de cálculo simple para estimar la potencia de los radiadores eléctricos y el método por el coeficiente G, incluyendo las pérdidas de calor de la vivienda y la temperatura de referencia de la región.

El método de cálculo simple

El método más simple consiste en multiplicar un coeficiente asociado al aislamiento medio de la estancia según el tipo de clima, (que se mide en vatios (W), por el volumen que se debe calentar.

Aislamiento deficiente

Aislamiento medio

Buen aislamiento

RITE*

Clima frío

60 W / m3

50 W / m3

40 W / m3

25 W / m3

Clima templado

50 W / m3

40 W / m3

35 W / m3

20 W / m3

Clima mediterráneo

40 W / m3

35 W / m3

30 W / m3

15 W / m3

*El principal documento normativo para las calefacciones es el RITE, o Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, y eficiencia energética, Real Decreto 1027/2007. Establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de las instalaciones de calefacción

Fórmula para calcular la potencia de radiador eléctrico: (Coeficiente) x (metros cuadrados)

Por ejemplo, para una estancia en una vivienda en Castellón (clima mediterráneo) de unos 46 m3, y con un aislamiento medio, se necesitan 46 x 35 = 1610 W.

Para una mayor precisión, se puede:

  • Deducir el 20 % si la habitación o la vivienda están rodeadas de viviendas con calefacción;
  • deducir el 10 % si la habitación recibe mucho sol (orientación hacia el sur);
  • añadir el 10 % cada 500 metros de altitud (según zona sur, central, mediterránea o norte);
  • añadir el 10 % si está orientada hacia el norte (recomendado).

El método de cálculo por el coeficiente global del edificio G

El aislamiento de los edificios y las pérdidas de calor a través de las paredes se determina mediante un factor o coeficiente. El método de cálculo por el coeficiente G, desarrollado más abajo en esta guía, consiste en un enfoque basado en cálculos reglamentarios del Diagnóstico del rendimiento energético (DE) y de la Reglamentación de Instalación Térmica (RITE).

Si se tiene en cuenta que las potencias de los radiadores eléctricos se incrementan en rangos de 500 W y que el redondeo se mantiene durante el dimensionamiento, es recomendable elegir el método de cálculo más sencillo.

Ver el catálogo de ManoMano
Radiador
  1. Considerar el volumen de la habitación es mejor que considerar la superficie, entre una pequeña habitación y un castillo, la altura del techo varía algunos metros.
  2. La calidad del aislamiento de la casa, no más pérdidas de calor que falsean todas las estimaciones, una casa bien aislada consume menos energía.
  3. La ubicación de la vivienda a calentar, entre una vivienda situada a 1200 m de altura en las montañas de los Pirineos y un apartamento de 3 habitaciones en Tarragona, las necesidades energéticas no son las mismas
  4. La temperatura ambiente deseada, entre ambiente tropical o esquimal, tienes donde elegir.

Este método estima la pérdida de calor (PC) de la vivienda, que se compensará con la potencia de calefacción que se va a suministrar. En otras palabras, calcular la pérdida térmica equivale a determinar la potencia de un radiador.

La fórmula utiliza el coeficiente global de pérdida calorífica correspondiente al volumen global de la vivienda (G) como multiplicador del volumen a calentar (V) y la diferencia de temperatura (Delta T) entre la temperatura deseada y la temperatura de referencia:

  • Pérdida de calor = Coeficiente G x Volumen a calentar x Delta T

Nota: es aconsejable añadir un coeficiente de sobrepotencia a la pérdida de calor para compensar cualquier riesgo de malestar térmico (aproximadamente el 20% para todas las viviendas que no sean de tipo bajo consumo energético).

La superficie a calentar

La superficie se mide en metros cuadrados (m²) y se calcula multiplicando los lados de la habitación:

  • Largo (L) x Ancho (A) = Superficie en m²

El volumen a calentar

El volumen se mide en metros cúbicos (m3) y se calcula multiplicando la superficie o área de la habitación por su altura:

  • Superficie en m² x altura (a) = Volumen en m3

La energía que se pierde en tu vivienda cuando no tienes un buen aislamiento térmico, supone un 25% de ésta, tanto para la calefacción como para el aire acondicionado que se pierde a través de las paredes o ventanas. Evitarlo no solo es favorable para tu economía, sino también para el medio ambiente, puesto que el gasto en climatización se reduce, disminuyendo las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Las edificaciones cuya construcción tiene más de 30 años, requieren una revisión de sus aislamientos puesto que posiblemente, estén obsoletos.

Con tu sistema de calefacción elegido, conviene asegurarte de que conseguirás un rendimiento óptimo. En primer lugar, debes disponer de un buen aislamiento de la vivienda, de esta manera reducirás la pérdida de calor. Si para tener un buen aislamiento tienes que realizar una obra, a largo plazo amortizarás la inversión economizando en tu factura y en dolores de cabeza.

Para una mayor información sobre el aislamiento en tu casa, es recomendable consultar la Guía de Aislamiento Térmico del IDAE.

La temperatura recomendable a la que debes mantener la estancia principal, el salón (donde se hace vida la mayor cantidad de tiempo) es de unos 24º, y la de los dormitorios es aconsejable que esté sobre los 19 o 21º. Estos valores los podrás ajustar en función de tu comodidad y el gasto que estés dispuesto a asumir.

Una forma de ser eficiente y economizar es usando un termostato programable de calefacción para tu hogar.

Coeficiente global de pérdida de calor G 

El coeficiente de pérdida calorífera G de una vivienda expresado en vatios por metro cúbico y grados Celsius (W / my ° C) permite evaluar el requerimiento térmico.

Valores medios observados del coeficiente G

Calidad de aislamiento

Coeficiente G

Construcción después de 1980

0,9

Casa 1990

1.1

Casa de los 80

1.1

Año de construcción 80

1.3

Edificio antiguo aislado

1.1 hasta 1.4

Casa antigua sin pared gruesa aislada

1.4 hasta 1.6

Edificios de la década de 1960

1,6

Edificios de la década de 1950

1.8

Construcción muy mal aislada

1,6 a 2

Mapa de las temperaturas

En España existen distintas zonas climáticas, que se identifican a continuación, según la intensidad del clima de invierno.

En el Código Técnico de Edificación CTE (RD 732/2019 de 20 de diciembre) se establecen unas categorías climáticas en España. Para determinar tu exigencia de demanda y consumo, identifica a continuación la localización de tu vivienda, incorporando su zona de localización, así como la información de su altitud sobre el nivel del mar.

Estos datos sirven de referencia para cuantificar las necesidades energéticas y de calefacción de la vivienda.

Temperaturas mínimas 

El INE (Instituto Nacional de Estadística) publica las temperaturas medias por provincia y mes del año, proporcionadas por la Agencia Estatal de Meteorología: AEMET y se puede consultar como referencia al estimar la temperatura según la zona de tu vivienda.

Las temperaturas recomendadas 

La temperatura ambiente es, por así decirlo, la temperatura deseada en el alojamiento, o sea la temperatura de consigna programada en el termostato del radiador eléctrico o el controlador de energía.

Para calcularla, se distinguen dos opciones :

  • Seguir las recomendaciones del IDAE, es mejor para tu bolsillo y para el planeta;
  • seguir tu propio criterio y responsabilidad.

El IDAE , el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de la Transición Ecológica. Además de intervenir en la eficacia energética y las energías renovables, el IDAE interviene en numerosos ámbitos: la calidad del aire, la gestión de los residuos, la eco concepción, etc.

Ejemplo 1 : qué potencia necesita un radiador para una vivienda bien aislada

Los datos

  • Superficie de la habitación 30 m²;
  • altura del techo : 2.50 m;
  • volumen de la habitación : 75 m3;
  • aislamiento : bueno;
  • temperatura deseada : 19 °C;
  • ubicación : Pamplona (450 m).

El método simple

  • Volumen x 40 W/m3 = potencia del radiador en vatios;
  • (75 x 40) + 10 % = 3300 W.

Según la fórmula de cálculo simple, la potencia necesaria redondeada del radiador es de 3500 W.

Ejemplo 2 : qué potencia es necesaria para un radiador en una estancia muy bien aislada

Los datos

  • Superficie de la habitación: 30 m²;
  • altura del techo : 2.50 m;
  • volumen de la habitación : 75 m3;
  • aislamiento: muy bueno;
  • temperatura deseada : 19 °C;
  • en Málaga, a 80 metros de altura.

El método simple

  • Volumen x 100 W/m3 = potencia del radiador en vatios  1125
  • (75 x 15) + 10 % = 1237.5 W

Siguiendo la fórmula de cálculo simple, la potencia necesaria para el radiador es de 1500 W (redondeado por exceso).

Ver radiadores eléctricos

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 233 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea