Cómo ahorrar en calefacción

Cómo ahorrar en calefacción

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

Ficha escrita por:

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

30 fichas consejo

Ahorrar en calefacción es prioritario, ya que esta supone una parte decisiva del consumo energético. Para conseguirlo hay que regular correctamente la temperatura, programar el consumo y aislar bien la vivienda. Si necesitas cambiar la caldera, infórmate sobre las ayudas públicas que ofrece tu comunidad autónoma.

Características importantes

  • Regulación de la temperatura
  • Programación
  • Renovación de la instalación
  • Ayudas públicas
Ver productos de calefacción

La calefacción representa por sí sola casi el 50 % de la factura energética de los españoles, y a esto hay que añadir el gasto en agua caliente sanitaria (ACS), que asciende casi al 20 %, ¡prácticamente el 70 % del gasto total!

Estas cifras hablan por sí solas; es evidente que ahorrar en calefacción es una de las prioridades de los hogares.

Existen soluciones para reducir el gasto energético vinculado al uso de la calefacción:

  • Sencillas acciones de sentido común, como regular la temperatura adecuada;
  • mejorar el aislamiento de la vivienda, operación esencial para limitar el gasto energético;
  • renovar la instalación de calefacción parcial o totalmente.

A estas medidas para reducir gastos se añade una iniciativa medioambiental que promueve el uso de fuentes de energía renovables, menos caras y más respetuosas con el medio ambiente, mediante ayudas financieras otorgadas por el Estado y las comunidades autónomas.

A modo de ejemplo, en vez de buscar sistemáticamente un confort térmico excesivo, es mejor ponerse un jersey. Añadiendo otras sencillas acciones cotidianas, es posible reducir sensiblemente la factura energética.

Ajustar la temperatura a cada estancia de la vivienda

La temperatura elegida debe adaptarse a la habitación que desees caldear. No se caldea igual un dormitorio que una sala de estar o una cocina.

En este cuadro puedes ver las temperaturas de referencia de cada estancia:

Estancia para caldear

Temperatura de referencia

Cocina

19 °C

Comedor o sala de estar

19 °C

Salón

19 °C

Dormitorio

16 °C/17 °C

Despacho

19 °C

Cuarto de baño

19 °C/22 °C mientras se está usando

Administrar la calefacción en períodos de ausencia

En caso de ausencia de varios días

En vez de caldear la vivienda inútilmente, conviene regular lacalefacción a una temperatura de 14 °C. Este valor corresponde a la opción «eco» de algunos radiadores y calderas.Por el contrario, con una temperatura inferior a 14 °C se enfrían las paredes, lo cual supone un consumo excesivo de calefacción al volver a casa para conseguir que vuelvan a tener la temperatura adecuada.En períodos de ausencia durante el día

Una temperatura de 17 °C permite reducir el gasto. En efecto, cada grado de menos representa un ahorro de aproximadamente el 7 % en la factura.En caso de ausencia prolongada

Es costumbre regular la calefacción a 12 °C. Esta temperatura corresponde al modo anticongelación de los aparatos de calefacción en general.

Programación de la calefacción y grifos termostáticos

Programar la calefacción es clave para conseguir reducir el consumo energético. Según el modelo, puede hacerse en la caldera directamente o mediante las válvulas que abastecen los radiadores de agua caliente. Grifos termostáticos

Los grifos termostáticos permiten mantener la temperatura de consigna con mayor precisión. Aunque son más caros que los grifos monomando o los grifos mezcladores clásicos, permiten ahorrar a largo plazo. Programación centralizada

En cuanto a los radiadores eléctricosla manera más eficaz de reducir significativamente el gasto energético es la programación centralizada. Puede hacerse mediante un cable portador, por PLC o por radiocontrol.Determinar las zonas y las franjas horarias

La programación por zonas, es decir, por grupos de radiadores eléctricos y por franjas horarias en función de los períodos de ocupación y de ausencia permite ahorrar más.

Cabe destacar que, a falta de control centralizado,se puede programar cada radiadorutilizando un programador individual mecánico o digital.

Mantenimiento de la instalación de calefacción

Para darle un buen mantenimiento a la caldera,es conveniente contratar el mantenimiento anual con un profesional. Él se asegurará de que funcione correctamente y hará las intervenciones periódicas necesarias para su buen funcionamiento.

Sin embargo, estas operaciones de mantenimiento periódico no lo son todo. Es necesario llevar a cabo algunas tareas sencillas para contribuir al buen funcionamiento de la calefacción, a saber:

  • Pasa un trapo seco para quitar el polvo y un cepillo acodado;
  • antes de cada temporada, expulsa el aire de los radiadores de agua calientepurgándolos ligeramente con un destornillador y usa un recipiente para recoger el agua que se escape durante esta operación;
  • sella las cañerías que llevan el agua caliente a las estancias no aisladas.

Si la vivienda tiene un buen aislamiento térmico, podrás ahorrar en calefacción. Si no es así, hay que tener en cuenta varios elementos para mejorar el aislamiento de la vivienda.

Pérdida de calor

Una vivienda mal aislada sufre pérdidas de calor que se traducen en un consumo excesivo de calefacción. En ese caso, es necesario realizar obras de aislamiento para que el consumo vuelva a estar en niveles aceptables.Lo ideal es que la vivienda esté correctamente aislada para ahorrar una cantidad notable.

Prioridad de las obras de aislamiento

En función del nivel de aislamiento térmico de una vivienda, las obras de aislamiento tendrán un orden de prioridad según el porcentaje de pérdida de calor de cada elemento:

  • El techo, que representa casi el 30 % de las pérdidas, es la parte de la vivienda que hay que aislar de forma prioritaria;
  • las paredes, que representan casi el 20 % de las pérdidas, ocupan el segundo lugar en orden de prioridad;
  • el aire renovado, según los casos, la pérdida de calor puede alcanzar el 20 %, hay que pensar en renovar la ventilación mecánica;
  • las ventanas, los puentes térmicos y el suelo vienen a continuación con un 8 % aproximadamente cada uno.
Ver el catálogo de ManoMano
Aislamiento

La sustitución de viejos radiadores eléctricos o radiadores de agua caliente puede constituir una fuente importante de ahorro.

Sustituir la calderaes una solución radical y cara que, sin embargo, a veces es necesaria.

Antes de lanzarse a hacer obras conviene hacer un estudio minucioso. Esta condición previa es necesaria para elegir el sistema de calefacción más adecuado priorizando las energías menos caras, entre las que destacan la calefacción de leña y otras energías renovables.

Por otro lado, no te precipites y tómate un tiempo para averiguar a cuánto ascienden las ayudas públicas disponibles dirigiéndote a los organismos y las administraciones correspondientes.

Ayudas para obras de aislamiento y mejora de la calefacción

El coste de las obras de aislamiento y renovación de la calefacción suele ser demasiado elevado y puede resultar disuasorio. Sin embargo, existen diversas ayudas, entre las que se pueden citar:

  • Las ayudas autonómicas, que permiten reducir el coste de las obras para mejorar la eficacia térmica de la vivienda;
  • las ayudas estatales que concede el Ministerio de Fomento y el IDAE para subvencionar una parte del coste de las obras;
  • las ayudas municipales y las deducciones fiscales para la rehabilitación de viviendas.
Ver productos de calefacción

Ficha escrita por:

Alberto, investigador y manitas, Barcelona, 30 fichas consejo

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

Tengo una formación de químico y me gusta mucho el bricolaje, actividad en la cual soy autodidacta. Soy un joven papá de 36 años y el bricolaje es para mí como el respirar; hablando en claro, hago un poco de todo. Entre mis trabajos, cabe destacar la instalación de 5 cocinas. Además de eso he renovado completamente un apartamento y he realizado un añadido a una vivienda. Con el fin de ahorrar costes, mi mujer y yo elegimos un acabado cubierto con estructura de madera para el añadido a la vivienda. Desde hace tres años, he llevado a cabo yo solo todos los trabajos de construcción, como el aislamiento, escayola, electricidad, lucidos, pintura, parquet, revestimientos, sanitarios, azulejos... En definitiva, 60 m2 enteramente realizados con mis propias manos. Menos mal que tuve a mi decoradora personal siempre a mano, porque como suele decirse, sobre gustos y colores no hay nada escrito. Y en estas cuestiones, las señoras suelen tener siempre la última palabra. Mi divisa es utilizar siempre buenas herramientas, excelentes productos y un 50% del trabajo terminado. El resto es solo cuestión de paciencia y de precisión. ¡Estoy a vuestra disposición para daros todos los consejos que necesitéis!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea