¿Cómo pintar una puerta?

¿Cómo pintar una puerta?

Eugenia, experta en droguería y decoración

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración

31 fichas consejo

Tanto si la puerta es de madera, prepintada, composite o maciza, tendrás que utilizar pintura y un rodillo. La preparación de la puerta será en función del tipo y estado en el que se encuentre. Puedes desmontarla y ponerla sobre caballetes o pintarla en su sitio. Sigue nuestros consejos para pintar una puerta.

Características importantes

  • Desmontar o no la puerta
  • Preparar la superficie de la puerta previamente
  • Aplicar la pintura
  • Acabados y limpieza del sitio
Ver puertas de entrada

Unas puertas limpias y blancas siempre producen un gran efecto en una casa, pero este no es el único motivo por el que conviene repintarlas. Aquí tienes otras razones posibles:

  • Las puertas se han amarilleado por el uso de tabaco o tienen marcas producidas por el paso del tiempo y los vapores de la cocina;
  • los niños han pintado en las puertas porque las han usado como un folio;
  • has abierto y cerrado las puertas varias veces con las manos sucias y la zona del picaporte se ha manchado.
  • el perro o el gato ha arañado las puertas al intentar abrirlas;
  • estás en pleno proceso de pintar la casa y quieres aprovechar para renovar las puertas

Da igual cuál sea la razón, la forma de volver a pintar una puerta es siempre la misma, así como la pintura y las herramientas necesarias.

Conocimientos necesarios

Para pintar una puerta no necesitas ninguna habilidad especial. Solo tienes que ser capaz de utilizar un rodillo, desmontar una puerta (no es obligatorio), proteger las superficieselegir una pintura, quitar un picaporte o manilla de puerta o incluso, una cerradura encastrada… En fin, nada del otro mundo.

Tiempo de realización

1 hora sin contar con el tiempo de secado, 1 día incluyendo el tiempo de secado.

Número de personas

1 persona.

Herramientas y materiales necesarios

  1. Desmontar o no la puerta.
  2. Preparar la superficie de la puerta antes de pintar.
  3. Aplicar la pintura sobre la puerta.
  4. Acabados y limpieza del lugar.

Desmontar la puerta 

Para quitar una puerta, solo hay que colocarla perpendicular con respecto al marco y elevarla poco a poco. Puedes utilizar una pequeña palanca como ayuda, cuesta sacar algunas puertas de sus goznes, por eso, te recomendamos pedir ayuda para no hacerte daño en la espalda. Una vez que hayas quitado la puerta, ponla sobre dos caballetes, teniendo cuidado de protegerlos con un trapo o un cartón para no dañar la parte trasera de la puerta.

Pintar una puerta en su lugar

Abre la puerta de 45º a 90º y pon una lona de protección o periódicos debajo de la puerta. Pon una cuña bajo la puerta para evitar que se mueva mientras trabajas.

Esta etapa es indispensable para garantizar que la pintura se mantenga a lo largo del tiempo, la preparación variará en función del estado de la puerta. Retira los picaportes para que el acabado quede mejor. Asegúrate de protegerlos una vez que los hayas desmontado. Protege las paredes con cinta de carrocero.

Preparación de una puerta de madera 

  • Hay que realizar un ligero lijado para quitar todas las fibras de madera que sobresalgan. Además, de esta forma podrás limpiar cualquier mancha o suciedad eventual de la puerta;
  • cepillar y retirar todo el polvo de la puerta;
  • a continuación, aplica una imprimación especial para madera o universal si ya está pintada y darle un mejor agarre.

Preparar una puerta de madera barnizada o esmaltada 

Si la pintura actual se descascarilla, tendrás que pasar por la etapa de decapado, ya que sin este paso, no te servirá de nada pintar la puerta… Si el revestimiento se adhiere perfectamente, bastará con lijarla y limpiarla. Después, tendrás que aplicar una imprimación universal, utilizar una pintura de renovación (pintura de base acuosa, con resina o teflón, que permite repintar un revestimiento con disolvente) o usar una pintura al disolvente.

Preparación de una puerta prepintada 

Las puertas prepintadas, que son las más comunes en las casas actuales, presentan la ventaja de combinar aislamiento y ligereza. Solo tienes que limpiar la puerta y aplicar la pintura directamente.

  • Primero, una vez que hayas protegido la pared con cinta de carrocero o papel adhesivo protector, pinta el marco de la puerta con una brocha para recortar que tenga un diámetro de 15 a 25 cm;
  • puedes utilizar una brocha plana o paletina, pero que no sea muy ancha, ya que si la aprietas demasiado se abrirá como un abanico y podrías salirte del marco;
  • comienza por arriba, y ve bajando hacia el suelo haciendo varias pasadas. No hace falta que extiendas mucho la pintura, cuanta más la estires, más se notarán los trazos de la brocha;
  • deja secar la pintura el tiempo indicado por el fabricante, antes de aplicar la segunda capa;
  • utiliza un rodillo para pintar la puerta;
  • si tienes una puerta con molduras, pinta primero esa parte con la brocha para recortar;
  • pinta los cantos antes que el resto de la puerta;
  • a continuación, pasa el rodillo por toda la puerta, comenzando por la parte de arriba. Usa la misma técnica, sin estirar demasiado la pintura. No cometas el error de intentar abarcar el máximo de superficie posible con la cantidad de pintura que tengas en el rodillo; intenta encontrar el equilibrio perfecto y pasar una capa generosa, pero no demasiado, para evitar los chorretones;
  • deja que se seque completamente;
  • antes de aplicar la segunda capa, comprueba que la primera capa está lista: si está seca y limpia, podrás continuar pintando. Si se ven demasiado las marcas de la brocha o el rodillo, lija la superficie ligeramente para uniformar la pintura.

  • Quita la cinta de carrocero antes de que la pintura esté demasiado seca;
  • deja que se seque completamente;
  • vuelve a poner los pomos de la puerta;
  • limpia las herramientas y guarda la pintura y el material;
  • limpia la zona de trabajo y tira los residuos en los contenedores correspondientes.

La guinda del pastel para completar la decoración: ¡cambia los pomos de las puertas para darle un nuevo look a tu interior!

Ver puertas de entrada

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración, 31 fichas consejo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Eugenia tiene 37 años y lleva 14 en el mundo del bricolaje. Empecé a trabajar en el sector para ganarme la vida, pero se convirtió enseguida en mi pasión.Todos estos años de práctica me han convertido en una profesional polivalente de la pintura y la decoración, pasando por las herramientas, el jardín y el mundo del sanitario. Me he encontrado clientes de todo tipo, incluso uno que me preguntó un día por ¡una chimenea de paracetamol!Me encanta el bricolaje, la decoración, las reformas y, sobre todo, compartir mis conocimientos. Mi actitud es siempre positiva y con ganas de aprender, soy vanguardista y me las apaño para encontrar siempre soluciones y trucos para facilitar el trabajo. ¡Aconsejarte, será un placer!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea