¿Cómo instalar una manilla de puerta?

¿Cómo instalar una manilla de puerta?

Miguel, Soldador profesional

Ficha escrita por:

Miguel, Soldador profesional

91 fichas consejo

Una manilla de puerta es una pieza de cerrajería que se compone de tornillos pasantes, que sujetan las manillas a la puerta por ambos lados, un cuadradillo y placas o rosetones según el modelo. Estos son los pasos y consejos de instalación para reemplazar o instalar manillas de puertas interiores o de entrada.

Características importantes

  • Desmontar la vieja manilla y sus embellecedores
  • Retirar las placas de fijación de la manilla
  • Colocar el nuevo conjunto
  • Comprobar el funcionamiento

La manilla, también llamada tirador o maneta de puerta se ha convertido en una parte esencial de la decoración del hogar, debido a la multitud de estilos que se ofrecen a la venta. Ya sea para colocar en una nueva puerta o para reemplazar las manillas que tienes, hay muchas manillas diferentes (con placa, con rosetón, para puerta de entrada, con pasaje de cilindro, con cerradura ciega, etc.) y hay que determinar las características que vas a necesitar: dimensiones, distancia entre ejes, dimensiones del cuadradillo.

Conocimientos necesarios

No es necesario ser un experto en bricolaje, ni se necesitan conocimientos especiales, para desmontar y volver a montar una manilla de puerta. Este trabajo está al alcance de cualquier manitas. Lo único que hay que hacer es desmontar la vieja manilla con unas cuantas herramientas adecuadas y a continuación, tomar las medidas correctas para adquirir el nuevo modelo que se va a instalar. La instalación sólo requiere un poco de lógica para que, en el caso de una puerta exterior, un ladrón no pueda violentar fácilmente la manilla por haberse puesto los tornillos de forma equivocada, por ejemplo.

Tiempo de realización

Aproximadamente 30 minutos, incluyendo retoques de pintura si fuese necesario.

Número de personas

1 persona.

Herramientas y materiales necesarios

Ver el catálogo de ManoMano
Puerta
  1. Desmontar la antigua manilla y sus embellecedores.
  2. Retirar las placas de fijación de la manilla.
  3. Colocar el nuevo conjunto.
  4. Comprobar el funcionamiento.

1. Desmontar la antigua maneta y sus embellecedores

Abre la puerta hasta la mitad y coloca una cuña debajo para bloquearla durante la instalación.

Desmonta la manilla desenroscando el tornillo de fijación (también llamado prisionero) con una llave Allen. Al retirarla, verás una manilla macho, el cuadradillo, el cual tiene unos orificios, y una parte hembra con un orificio roscado, que recibe el tornillo Allen.

Es posible que el cuadradillo sea independiente.

2. Retirar las placas de fijación de las manillas

Con un destornillador plano haz palanca en las tapas que cubren las placas de fijación a la puerta.

Bajo el embellecedor suelen estar las placas de fijación de plástico. Se unen entre ellas con tornillos pasantes. Observarás que en uno de los lados (el exterior) el tornillo no tiene ranura ni hueco para el destornillador. Esto impide el acceso al desmontaje desde el exterior.

Desenrosca los tornillos pasantes y guárdalos en un lugar seguro. Es posible que en algunos modelos los casquillos de los tornillos estén unidos a la placa de la cerradura. En este caso, se debe colocar esta placa del lado exterior.

Si se trata de la manilla de una puerta de baño, retira el cerrojo y el cuadradillo.

3. Montar el conjunto nuevo

La nueva manilla se compone simplemente de una placa decorativa (embellecedor) que también incluye el pestillo de cierre que, lógicamente, se coloca del lado interior. Ten en cuenta que el bloqueo se puede retirar con unos alicates para clips.

Presenta la placa frente a su ubicación y comprueba que los cuadradillos están orientados hacia sus respectivos agujeros. En el caso de los tornillos pasantes, es poco probable que los agujeros antiguos coincidan con la nueva placa. En este caso, con un taladro haz nuevos agujeros para colocar los tornillos pasantes.

Es posible que los nuevos cuadradillos de conexión sean demasiado largos o demasiado cortos. Corta el que sea demasiado largo con una sierra para metales y para el otro, reutiliza el viejo que habrás guardado cuidadosamente. También puedes comprar cuadradillos para cortarlos a la longitud adecuada.

4. Comprobar el funcionamiento

Introduce los tornillos pasantes y apriétalos sin bloquearlos.

Comprueba el paralelismo entre el borde de la puerta y la placa embellecedora, intenta accionar la manilla y la cerradura.

Cierra y abre la puerta. Si todo funciona normalmente, aprieta los tornillos de casquillo para fijarlos de forma permanente.

Aprieta la manija y la cerradura con los tornillos Allen. Es aconsejable lubricar un poco los mecanismos con un lubricante especial para cerraduras. No uses aceite ni grasa.

No te olvides de retocar la pintura, ya que es poco probable que el nuevo conjunto de adornos/manillas encaje en la misma posición que el que retiraste.

Ficha escrita por:

Miguel, Soldador profesional, 91 fichas consejo

Miguel, Soldador profesional

Soy ingeniero de proyectos para la instalación de calderas. Actualmente estoy retirado, y aprovecho mi tiempo libre para crear esculturas de metal en mi taller: un espacio para dar rienda suelta a mi creativididad. Me encanta la jardinería, la decoración y la pintura. Y me encanta utilizar nuevas herramientas tecnologicas para hacer bricolaje o cualquier cosa que tenga que ver con la casa. Es un placer poder aconsejaros desde mi experiencia adquirida con los años.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea