¿Cómo elegir una puerta de garaje?

¿Cómo elegir una puerta de garaje?

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

233 fichas consejo

Puerta batiente, corredera, enrollable, basculante, seccional... Los tipos de puertas de garaje son diversos y responden a las distintas necesidades de estos espacios. De PVC, aluminio, acero, madera; motorizadas o no, lo fundamental es no equivocarse al tomar las medidas.

Características importantes

  • Materiales
  • Apertura lateral
  • Apertura vertical
  • Estilo
  • Motorización
Ver puertas de garaje

La elección de la puerta de garaje correcta es una combinación de varios factores.

  1. El tamaño de la puerta del garaje. Dependiendo de la configuración del garaje y del tamaño del espacio, tendrás que elegir entre una abertura lateral que condena una pared interior o que requiere un espacio exterior, o una abertura vertical que ocupa parte del techo del garaje. La mejor opción para optimizar el espacio sin deteriorar la estética, la puerta enrollable.
  2. El material. Una puerta de garaje, dependiendo del tipo elegida, puede ser de madera, PVC o metal. Dependiendo del material, la puerta del garaje puede ser pesada, segura y requerir mantenimiento.
  3. Estética. Una puerta de garaje da estilo a la fachada de una casa y por esta razón, la apariencia y el acabado son dos elementos a considerar cuidadosamente. La normativa municipal también puede limitar tu elección, consultar antes de cualquier selección, es muy recomendable.
  4. La motorización. A excepción de la puerta corrediza, todas las puertas de garaje pueden ser motorizadas. Comodidad duradera con una baja inversión.
  5. Las dimensiones. El paso final, casi el más importante, en la elección de una puerta de garaje. Sigue nuestros consejos para tomar medidas al final de esta guía.

En función de la disposición de tu garaje y de tus necesidades de espacio, tu puerta podrá ser de apertura vertical o lateral, bien enrollable, corredera, batiente, basculante o sección de techo.

Puertas de garaje de apertura lateral

Puerta corredera

La abertura está compuesta por varios paneles de escasa anchura, articulados entre sí, suspendidos de un riel y guiados en el suelo por otro de esos elementos. Este tipo de puerta necesita una sección de muro disponible de una longitud al menos igual a la del hueco que cubre la puerta. El primer panel permite el paso de una persona. Aquí la motorización es imposible y hay que prever una merma de 20 cm y la longitud de la puerta.

Puerta batiente

Compuesta por dos hojas, la apertura de esta puerta precisa de un espacio libre permanente, que corresponde a la zona de paso de cada hoja. Cada puerta es independiente. Esta instalación favorece la optimización del espacio interior y puede ser motorizada con facilidad.

Puerta de garaje con apertura vertical

Puerta enrollable

Con una ergonomía idéntica a la de las persianas automáticas, esta solución optimiza el espacio ya que solamente ocupa el dintel. Las lamas, guiadas por un riel, se enrollan dentro de una caja. Este tipo de puerta de garaje puede ser motorizada; la caja tiene una merma de aproximadamente 20 x 40 cm.

Puerta sección de techo

Al igual que la puerta corredera, está compuesta por varios paneles articulados guiados por rieles laterales. Su apertura no obstruye ningún lateral ya que los rieles están suspendidos; aunque esta puerta necesita bajo el techo su equivalente en términos de volumen. Es posible automatizarla.

Puerta basculante desbordante

De un solo panel, la apertura de la puerta puede sobresalir, en cuyo caso se requiere un espacio mínimo en el exterior para su apertura. Asoma en el exterior aproximadamente 50 cm. Motorizable.

Puerta basculante

No saliente, la apertura no supera la vertical del marco de la puerta del garaje. Su mecanismo puede no incluir rieles laterales, y sí utilizar un motor.

Ver el catálogo de ManoMano
Persianas

Los materiales utilizados con frecuencia dependen de la ergonomía de la puerta de garaje. Su sección se adapta a cada hueco, y tendrá unas propiedades específicas en función de los materiales.

Madera

La madera es más recomendable para las aperturas laterales debido a su peso. Esta opción requiere un mantenimiento (pintura, lasur, etc.). La madera tiene ventajas estéticas y proporciona una primera barrera térmica al garaje, ya que es mejor aislante que el acero, el aluminio o el PVC.

Acero

Ofrece una menor capacidad de aislamiento térmico y acústico que la madera. Su escaso grosor la convierte en una puerta de garaje ligera destinada a aperturas verticales. 

Al ser puertas tratadas con productos anticorrosión, pintadas, lacadas o galvanizadas, los modelos de acero son bastante resistentes y apenas exigen mantenimiento.

Aluminio

Ligero por definición e inalterable, este material es duradero y tiene una alta capacidad de conducción térmica. Estas puertas son robustas y convienen para aperturas verticales.

PVC

La solución más económica. Son puertas de garaje ligeras con diversas versiones y además fáciles de motorizar. El PVC es un mejor aislante que el acero o el aluminio, si bien es un material ligero que ofrece muy poca resistencia a las intrusiones con fuerza.

Ver el catálogo de ManoMano
PVC

Una vez elegido el tipo de puerta y el material, deberás centrarte en el aspecto estético. Los estilos de las puertas de garaje son diversos y algunas opciones (como la presencia de ojos de buey o ventanas) pueden proporcionar carácter a tu puerta.

Tipo de perfilería

En una gran mayoría de los casos, la decoración se realiza con perfiles o paneles:

  • Horizontales;
  • verticales;
  • diagonales;
  • inclinadas 90°;
  • anchas en vertical u horizontal.

Las decoraciones más elaboradas utilizan módulos, rombos, etc. Evidentemente, hay distintos colores disponibles, aunque deberás informarte ante las dependencias municipales para comprobar si el plan de urbanismo que te afecta impone algún tipo de restricción al respecto.

Ver el catálogo de ManoMano
Ventanas

Las puertas de garaje pueden adquirirse motorizadas, en cuyo caso no deberás hacer ningún cálculo, solamente reservar un espacio suficiente para el motor y la instalación eléctrica. Todos los automatismos de apertura son específicos de un tipo de puerta y tienen un peso máximo. La motorización de la puerta del garaje y la tecnología de apertura dependerán por tanto del tipo de puerta que escojas.

Motorización integrada

La motorización está integrada en la caja de las puertas de garaje enrollables. Aquí los criterios de selección son idénticos a los aplicados en el caso de una motorización para persianas.

Motorización con brazos articulados

La motorización con brazos articulados es similar a la de las motorizaciones para portones y solamente se recomienda para puertas de garaje de apertura batiente.

Motorización remota

La motorización remota está adaptada a las puertas de garaje basculantes y de sección de techo. Es necesario dejar espacio suficiente para su instalación. Este tipo de motorización se fija en el techo.

El automatismo de apertura puede ser controlado gracias a un teclado con código o un mando a distancia.

Ver el catálogo de ManoMano
Motorizaciones para portones

Una puerta de garaje se elige en función de la disposición del garaje, del espacio disponible y del tipo de apertura deseado. Es posible que la elección se vea condicionada por determinadas limitaciones estructurales y que el procedimiento de apertura te venga impuesto por dichos condicionantes.

Toma de medidas

Para estar seguro de que haces la elección correcta y determinar adecuadamente las dimensiones de tu puerta:

  • Mide el cuadro, es decir, el conjunto del marco de la puerta;
  • define la altura de dintel disponible (distancia desde el techo hasta el cuadro);
  • mide las mochetas (elemento sobresaliente en la parte situada entre el marco y la primera pared perpendicular);
  • calcula la superficie disponible en el techo para las aperturas verticales o la superficie lateral para las aperturas en horizontal. 

¡Y ten siempre en cuenta los posibles obstáculos!

Ver puertas de garaje

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 233 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea