¿Cómo elegir una remachadora eléctrica portátil?

¿Cómo elegir una remachadora eléctrica portátil?

Miguel, Soldador profesional

Ficha escrita por:

Miguel, Soldador profesional

91 fichas consejo

Es preferible usar una remachadora eléctrica portátil, antes que una manual, para tareas como la colocación en serie de remaches pop o remaches ciegos, o para remachar una matrícula o una chapa. De batería o neumática, esta pistola coloca remaches inoxidables, de plástico o de aluminio. Tú eliges.

Características importantes

  • Remachadora de batería
  • Remachadora neumática
  • Fuerza en newtons
  • Tipo y tamaño de los remaches
  • Capacidad de introducción
Ver remachadoras electroportátiles

Ensamblar chapas, recipientes de acero, mobiliario industrial o metálico sin recurrir a la soldadura es posible si usas remaches clásicos, siempre que sea posible acceder desde cada lado de las piezas que se quiere unir.

Por otra parte, si quieres realizar ese ensamblaje pero solamente tienes acceso a un solo lado, es necesario utilizar remaches ciegos, también conocidos como remaches pop. Este revolucionario invento de 1940 ha permitido a los remachadores simplificar su tarea y contemplar múltiples aplicaciones industriales o artesanales.

Este sistema de remachado en frío, requiere no obstante el uso de una herramienta adecuada: la remachadora manual. Trabajar con esta herramienta manual cuando tienes que colocar algunos remaches resulta aceptable, pero se hace problemático cuando se da el caso de la colocación de remaches en serie.

La solución para el remachado repetitivo es la pistola remachadora. Encontrarás esta máquina con la denominación de remachadora electroportátil con batería o de remachadora neumática.

Ver el catálogo de ManoMano
Remachadora electroportátil con batería

Una remachadora se asemeja en su forma general a un taladro eléctrico portátil. En lugar del portabrocas, tiene un sistema de pinzas intercambiables y, en función del diámetro del remache, permite impulsar con fuerza remaches ciegos hasta su punto de ruptura. Un clic característico avisa que el remache ha sido colocado correctamente.

Existen dos tipos de remachadoras automáticas:

Remachadora eléctrica

La remachadora eléctrica se utiliza a menudo para remachados múltiples en lugares de difícil acceso, razón por la que la mayoría de estos modelos son de batería. Equipadas con baterías de iones de litio, su voltaje (V) es proporcional a su rendimiento (con el máximo diámetro de remache) y sus amperios-hora (Ah) determinan su autonomía, es decir, cuanto más altos sean, más autonomía tiene la batería.

Remachadora neumática

Optar por un modelo neumático (de aire), significa que dispones de un compresor suficientemente potente para alimentar la remachadora. Para tu información, la colocación de un remache consume de media 1,5 litros de aire por ciclo, a una presión de entre 5 y 7 bares. Un cálculo rápido te permitirá obtener, en función del número de remaches que quieres colocar, el volumen de aire que necesitarás de manera permanente, para evitar esperas entre la colocación de cada remache.

Ver el catálogo de ManoMano
Compresor

Los remaches ciegos presentan diámetros y longitudes diferentes. Dependiendo de si son de acero, de cobre, de aluminio o de acero inoxidable resultan más o menos difíciles de colocar. La elección de la longitud del remache se determina sumando los grosores que hay que ensamblar, y añadiendo 5 mm para asegurar un buen aplanamiento del remache.

Para lograr una colocación correcta del remache, el diámetro de perforación de las chapas debe corresponder al diámetro del remache aumentado en 1 milímetro.

Para seleccionar la máquina, deberás tener en cuenta los siguientes parámetros:

  • El recorrido disponible;
  • el número de orificios (pinzas sacaclavos) disponibles;
  • la capacidad de introducción de los remaches;
  • la fuerza en newtons (de 5000 N a 10000 N);
  • las dimensiones;
  • el nivel acústico;
  • la recuperación de los tallos remachados (si incluye o no una cubeta recuperadora de tallos);
  • el tiempo de carga de la batería si se trata de un modelo electroportátil.

Hay que señalar que, si se hace un uso intensivo de una remachadora, se da por hecho que se ha adoptado la precaución de aprovisionarse con piezas de recambio y de desgaste, sobre todo en lo tocante a los accesorios sometidos a mayor trabajo: las boquillas portarremaches.

La colocación de remaches ciegos la tienen muy en cuenta los fabricantes que dominan este tema. Para profesionales que desean optimizar su ritmo de trabajo existe un sistema con cargador múltiple para colocar remaches de manera sucesiva sin intervención manual.

Se apilan remaches con rotura de tallo sobre un cargador único, que permite encadenar las colocaciones sin que sea necesario recargar la remachadora, antes de hundir un nuevo remache.

También encontramos otra aplicación para colocar tornillos remachables. Más potente, esta máquina permite colocar, del mismo modo que se inserta un remache, una tuerca o un tornillo ciego. En estos casos se necesita una potencia de hasta 18000 N. La fuerza de tracción puede ser regulable en función del tipo de tuerca que se desea engastar.

Algunos distribuidores utilizan de manera muy ingeniosa códigos de colores en las cajas de tuercas, con una correspondencia equivalente en la función de regulación de la remachadora. Actualmente, es posible colocar tuercas para ensamblar dos o más grosores de chapas, una interesante opción dos en uno.

Otras aplicaciones permiten fijar remaches ciegos en materiales como ladrillos huecos, PVC o incluso madera. En estos casos concretos, lo que se prioriza es la elección del remache. Algunos se aplanan sin problemas en estrella, como si fuesen tacos de expansión, para no dañar el material.

Ver el catálogo de ManoMano
Tacos de expansión,

Ajuste de remache

El remachado por medio de remaches ciegos, usando una remachadora eléctrica portátil o neumática, es una alternativa interesante al ensamblaje por soldadura. El remachado no produce deformaciones, pero sin embargo exige un buen dominio del procedimiento de unión.

No debes olvidarte de proteger tus ojos con unas gafas de protección y las orejas con unas protecciones insonorizadoras, (el impacto sonoro es de unos 80 decibelios).

Eliminación de remaches ciegos

La colocación de remaches ciegos puede llevarse a cabo sencillamente, con un taladro electroportátil. Perfora el remache con una broca del mismo diámetro o ligeramente inferior al del remache. Si las chapas ensambladas van a ser recuperadas, esta perforación debe ejecutarse con enorme precaución. Utiliza un tope de profundidad adaptable al taladro para no golpear la chapa con el portabrocas. Golpea la cabeza del remache con un martillo y un pequeño cincel plano para terminar.

Ver el catálogo de ManoMano
Remache
Ver remachadoras electroportátiles

Ficha escrita por:

Miguel, Soldador profesional, 91 fichas consejo

Miguel, Soldador profesional

Soy ingeniero de proyectos para la instalación de calderas. Actualmente estoy retirado, y aprovecho mi tiempo libre para crear esculturas de metal en mi taller: un espacio para dar rienda suelta a mi creativididad. Me encanta la jardinería, la decoración y la pintura. Y me encanta utilizar nuevas herramientas tecnologicas para hacer bricolaje o cualquier cosa que tenga que ver con la casa. Es un placer poder aconsejaros desde mi experiencia adquirida con los años.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea