¿Cómo elegir una puerta de ducha?

¿Cómo elegir una puerta de ducha?

Eugenia, experta en droguería y decoración

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración

31 fichas consejo

La puerta de ducha se elige según la configuración de la ducha y cuarto de baño. Te aconsejamos para que elijas correctamente la mejor puerta de ducha: desde la plegable antical, hasta la puerta de ducha a medida, pasando por la puerta de ducha walk-in para conseguir un aspecto más moderno, además de las duchas planas.

Características importantes

  • Tipo de apertura
  • Materiales
  • Medidas
  • Acabados
Ver puertas de ducha

Lo primero de todo es estudiar tu caso concreto, es decir, la instalación de tu ducha y las medidas. Tu ducha puede estar situada entre tres, dos o incluso una sola pared. En función de la configuración de tu cuarto de baño, tendrás que elegir una puerta adaptada que sea:

  • De apertura lateral;
  • corredera;
  • abatible;
  • plegable;
  • walk-in.

Aunque lo normal es que la puerta de ducha se coloque sobre un plato de ducha, también se puede instalar en una ducha de estilo italiano (puerta walk-in) El grado de acabado de la puerta influye en la estética del cuarto de baño, pero también en la funcionalidad.

Las opciones de tratamiento para el material de la puerta (de cristal o acrílica, con o sin tratamiento antical y antihuellas) facilitarán el mantenimiento, así como la solidez de los perfiles (de aluminio, acero, lacados o de PVC). El aspecto de la puerta es cuestión del gusto personal y del grado de intimidad que se quiera conseguir (cristal esmerilado, granulado, serigrafiado, transparente).

Ducha angular

Si la ducha está instalada en ángulo, es decir, entre dos paredes, será necesario colocar una puerta de ducha con una pared fijapor cuestiones de mantenimiento y, sobre todo, de estanqueidad de la ducha.

No obstante, también puedes elegir un acceso angular, que combina las partes fijas con una apertura en ángulo.

Ducha de nicho

Si la ducha es de nicho, es decir, está entre tres paredes, bastará con fijar la puerta entre dos de las paredes y elegir el modelo adecuado para que puedas ganar el espacio que necesites.

Puerta de apertura lateral

Es ideal para baños espaciosos o para acceder a una bañera, ya que es reversible y se abre en una sola dirección.

Al tener una sola puerta, en lugar de hojas superpuestas, se consigue una mayor apertura y, por consiguiente, mayor comodidad a la hora de acceder.

Puerta corredera

Es la solución perfecta para ganar espacio. La puerta corredera no se abre hacia el exterior, ya que sus paneles se deslizan entre sí.

Además, está adaptada para duchas pequeñas o duchas estrechas.

También es una buena alternativa para cuartos de baño estrechos, ya que la puerta no ocupa espacio.

Puerta abatible

Es muy parecida a la puerta de apertura lateral y, a veces puede abrirse hacia dentro.

Puede ser de una o dos hojas

Se presenta como una semi pared que hay que empujar para abrir, lo que supone una ventaja para ganar espacio en el cuarto de baño.

Puerta plegable

También conocida como puerta de ducha en acordeón, la puerta plegable dispone de varios paneles que se pliegan hacia dentro y ofrecen mayor anchura a la hora de acceder que en el caso de la puerta corredera.

La limpieza es más restrictiva.

Puerta o mampara walk-in

Es de lo más moderno. La ducha walk-in o ducha abierta, que es una variedad de las duchas de estilo italiano, es una tendencia total. Es práctica y fácil de instalar y los espacios de acceso se pueden configurar según se necesite.

Es importante tener en cuenta que la calidad de las puertas acrílicas no tiene por qué ser inferior a la de las puertas de cristal. Ambos materiales tienen sus pros y sus contras.

Puerta de cristal

Es preferible elegir una puerta de ducha con cristal de seguridad para que, en caso de rotura, se rompa en trozos pequeños que no corten. El cristal tiene un grosor que puede ir desde los 3 hasta los 8 mm. Es más pesada que la puerta acrílica, pero su mantenimiento es más fácil, sobre todo si dispone de un sistema antical. Todos sabemos que siempre se quedan gotas blanquecinas en el cristal, así que, a la hora de elegir, conviene dar prioridad a una puerta de ducha que tenga tratamiento antical (sobre todo en zonas de agua dura), que te ahorrará horas de limpieza con vinagre blanco. Aporta diseño y elegancia a tu cuarto de baño.

Puerta acrílica

La puerta de ducha acrílica está fabricada en metacrilato, por lo tanto, es más resistente a largo plazo.

No es tan frágil como la puerta de cristal y, además, es ligera, por lo que resulta una buena opción para espacios amplios, ya que el peso no influye en el mecanismo de la puerta.

La puerta acrílica se adapta muy bien a los presupuestos reducidos.

Materiales de los perfiles

Puedes elegir entre tres tipos de materiales.

  • Aluminio para las gamas altas. Es ligero y puede estar lacado en diferentes colores. Además, aporta un acabado elegante y moderno a la ducha;
  • acero lacado. Es más económico que el aluminio y es un buen compromiso, ya que visualmente se le asemeja. Es más pesado, pero su acabado es más elegante;
  • PVC, especial para presupuestos reducidos. Es el material más frágil. Es preferible que la puerta sea acrílica y no de cristal.

El aspecto de la puerta de ducha puede ser esmerilado, granulado, serigrafiado o transparente.

Ten cuidado a la hora de instalar una puerta esmerilada o serigrafiada, ya que se debe colocar hacia el exterior, es decir, el lado liso del cristal hacia dentro para que la limpieza de la cal sea más sencilla.

Medidas estándar

Las medidas más comunes son las siguientes:

  • 70 X 190
  • 80 X 190
  • 90 X 190
  • 100 X 190
  • 120 X 190

Según el modelo, siempre hay un margen de maniobra de entre 1 y 2 cm.

Tamaños a medida

Si las medidas que necesitas son poco frecuentes, irregulares o bajo techo inclinado y todavía no has encontrado la puerta de ducha que necesitas, existe la posibilidad de hacerla a medida.

  1. Si te decantas por una puerta de ducha abatible, procura que se abra también hacia dentro para facilitar el desplazamiento por el cuarto de baño cuando hayas terminado. Además, esto te permitirá dejar la puerta abierta para ventilar la ducha.
  2. Si eliges una puerta de apertura lateral, es preferible que disponga de un sistema de levantamiento para que no roce con el suelo.
  3. Según tus gustos, también puedes elegir un motivo para la puerta o una puerta lisa, esmerilada, serigrafiada o incluso con pegatinas de peces rojos. Si quieres preservar tu intimidad en caso de que haya varios usuarios en el cuarto de baño, conviene elegir una puerta opaca.
  4. Ten en cuenta también los canalones de estanqueidad, que se recomiendan encarecidamente en el caso de las puertas de apertura lateral y abatibles para evitar que el agua chorree al abrir la puerta, empapando la alfombrilla o inundando el cuarto de baño.
Ver puertas de ducha

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración, 31 fichas consejo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Eugenia tiene 37 años y lleva 14 en el mundo del bricolaje. Empecé a trabajar en el sector para ganarme la vida, pero se convirtió enseguida en mi pasión.Todos estos años de práctica me han convertido en una profesional polivalente de la pintura y la decoración, pasando por las herramientas, el jardín y el mundo del sanitario. Me he encontrado clientes de todo tipo, incluso uno que me preguntó un día por ¡una chimenea de paracetamol!Me encanta el bricolaje, la decoración, las reformas y, sobre todo, compartir mis conocimientos. Mi actitud es siempre positiva y con ganas de aprender, soy vanguardista y me las apaño para encontrar siempre soluciones y trucos para facilitar el trabajo. ¡Aconsejarte, será un placer!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea