Cómo elegir un purificador de aire

Cómo elegir un purificador de aire

Francisco, Manitas

Ficha escrita por:

Francisco, Manitas

62 fichas consejo

En viviendas y locales de uso profesional, un aire de mala calidad tiene un impacto directo en la salud de sus ocupantes. La exposición a contaminantes, partículas finas y agentes patógenos ocasiona enfermedades graves y agrava alergias y asma. Sigue estos consejos para elegir un purificador adaptado a tu situación.

Características importantes

  • Cómo funciona
  • Utilidad
  • Tipo de filtración
  • Nivel de ruido
  • Consumo y dimensionamiento
  • Mantenimiento
Elige tu purificador de aire

Una turbina propulsa el aire a través de unos filtros que actúan con algunas especies patógenas gracias a procesos físicos o químicos, mediante captura o transformación.

El prefiltro, situado por delante de los otros, captura pelusas, filamentos y otros residuos volátiles que pueden dificultar el buen funcionamiento del sistema. Seguidamente, desprovisto de materiales sólidos, el aire circula a través de una serie de filtros que componen el purificador. Esta combinación de elementos de filtrado es la que define la calidad de purificación del aparato, que puede usarse para tratar partículas de al menos 0,3 µm (micrómetros), bacterias y virus, así como a los compuestos orgánicos volátiles (COV).

Los filtros que componen los purificadores de aire pueden ser de partículas, de ionización, combustión, fotocatálisis o de plasma. Cada filtro tiene su uso correspondiente, un filtrado preciso que dependerá de la exposición al elemento contaminante.

Ver el catálogo de ManoMano
Purificadores de aire

El aire de tu entorno puede estar contaminado por diversas fuentes: la pintura que recubre las paredes, los muebles que decoran el salón, el tráfico rodado si vives en la ciudad, o incluso la fábrica cercana o tu sofá de imitación a piel.

Un purificador permite limpiar el aire de la estancia donde lo coloques y reducir en consecuencia, la exposición a los elementos contaminantes que en ocasiones, pueden resultar cancerígenos.

Producción de ozono: riesgos para la salud

Un purificador de oxígeno activado (ozono) u ozonizador, elimina olores y contaminantes como ácaros, bacterias o moho.

Ahora bien, cuando hablamos de purificadores, enseguida aparecen las referencias a los peligros del ozono. Respirar un aire que contenga más de 120 µg/m3 durante 8 horas diarias irrita las mucosas y las vías respiratorias, y provoca asma.

Los procedimientos agresivos de ionización del aire generan ozono en gran cantidad y son incompatibles con la presencia en esos hábitats de otros seres vivos. Para un uso doméstico, asegúrate de que el purificador no produce ozono.

Atención, peligro: los COV 

Los compuestos orgánicos volátiles son emitidos por productos manufacturados que contienen pegamentos y disolventes, o bien surgen de la combustión de determinados materiales. Los muebles hechos de aglomerado, melamina, parquet estratificado, cueros sintéticos, la espuma de los sofás o de colchones... son fuentes de formaldehído que hacen que el aire no sea saludable. El formaldehído está considerado como cancerígeno por parte de las autoridades sanitarias, por lo que es necesario limitar su concentración en la atmósfera doméstica.

Ver el catálogo de ManoMano
Parquet estratificado

Los filtros que puedes encontrar en un purificador de aire disponible para el gran público, son una combinación de diferentes posibilidades.

Filtro de partículas

Se clasifica por el tamaño mínimo de las partículas que puede capturar, dato expresado en micrómetros (µm) o millonésima parte de metro. Exige un filtro de aire de alta eficiencia (HEPA). Estos elementos son capaces de filtrar el 99,97% de las partículas con diámetro superior o igual a 0,3 µm. Entre estas partículas finas encontramos cenizas de la combustión, polen, polvo generado por los neumáticos o las pastillas de freno, y son responsables de patologías respiratorias como el asma. Comprenderás que resulta primordial equiparte con un filtro de buena calidad, más aún si eres alérgico al polen, si padeces asma o si resides en las proximidades de una carretera principal.

Filtro de ionización 

La ionización es el procedimiento por el que se añaden o se retiran electrones a los átomos de las moléculas para modificar sus propiedades físicas. Este filtro elimina electrones de las partículas y contaminantes contenidos en el aire, haciéndolos neutros y por tanto menos agresivos. Al cargarlos negativamente, son atraídos por superficies electrostáticas con carga positiva, de manera similar a como funciona la atracción de los polos opuestos de un imán.

Filtro de combustión 

Las bacterias, los hongos y las partículas se queman al entrar en contacto con una superficie que alcanza los 200°C. Naturalmente, el aire es enfriado a su salida para no afectar al confort de los usuarios.

Filtro de fotocatálisis 

El aire circula a través de nanotubos recubiertos por un óxido o un sulfuro. Con frecuencia utilizan dióxido de titanio para acelerar la reacción de oxidación de determinados contaminantes mediante rayos ultravioletas (UV). En este proceso se desprenden agua, dióxido de carbono (CO2) y un aire más sano.

Filtro de plasma 

Cuando el aire ionizado contiene igual número de electrones libres que de átomos neutros, se habla de plasma. Se emplea una importante cantidad de energía para activar las moléculas de oxígeno que son enviadas a la atmósfera de la estancia. Dichas moléculas oxidarán los diferentes contaminantes presentes y los destruirán. La naturaleza agresiva de este filtro lo destina exclusivamente a un uso industrial, quedando prohibido su utilización en entornos comerciales o domésticos.

Ver el catálogo de ManoMano
Filtros

El flujo de aire y la turbina pueden producir un ruido fuerte que podría resultar molesto en una estancia en la que se hace vida diaria, en una oficina donde es necesario concentrarse o en un dormitorio. Por tanto, hay que verificar la presión sonora, expresada en decibelios (dB). Una presión sonora de 50 dB corresponde a una conversación en tono normal, lo que ya es bastante para una estancia.

Por debajo de los 20 dB, el aparato será más discreto. Este resultado se consigue con dispositivos muy eficientes o con velocidad variable. El volumen de aire tratado por hora puede reducirse así, para limitar el ruido, o por el contrario, puede ser aumentado para renovar con rapidez el aire de una habitación. Este modo turbo resulta útil para locales muy expuestos y ocupados de manera intermitente.

Ver el catálogo de ManoMano
Decibelios

Cada uno de los filtros hace su aportación particular, por lo que de su correcto funcionamiento depende del buen funcionamiento del conjunto. Ante todo es necesario retirar el polvo, la pelusa y los restos capturados por el prefiltro, sea a mano o usando un cepillo y después hay que retirarlo para acceder a los otros niveles del filtro.

Cada tipo de filtro tiene su mantenimiento específico. Consulta la documentación técnica proporcionada por el fabricante para averiguar si los filtros se pueden limpiar y cómo debes actuar con ellos. Siempre debes manipularlos con cuidado y respetar escrupulosamente las indicaciones para evitar dañarlos. El procedimiento que debes seguir habitualmente consiste en ponerlos bajo agua tibia, pasarles un paño húmedo o un cepillo suave, y después dejarlos secar bien antes de volver a colocar todo en su lugar.

Presta atención a determinados revestimientos con propiedades especiales, que conviene no tocar directamente con los dedos, como los purgadores electrostáticos.

Los filtros HEPA desechables deben ser reemplazados periódicamente. Verifica la frecuencia de sustitución y el precio del elemento para evitar arruinarte. Los filtros sin mantenimiento, como los de combustión, deben ser cambiados cuando ya no funcionan. La disponibilidad de estas piezas sueltas te garantiza la posibilidad de adquirirlas en cualquier momento.

Ver el catálogo de ManoMano
Cepillo

Consumo eléctrico

La potencia nominal del aparato determina su consumo con un funcionamiento normal. Si se cuenta con un filtro HEPA, la potencia requerida para hacer funcionar la turbina es de algunos vatios (W).

Los filtros de UV, de ionización o de combustión registran un gasto mayor, y un purificador con distintos niveles puede llegar a consumir cien vatios. Esta potencia es más elevada en la medida que el aparato puede tratar un volumen de aire grande por hora de funcionamiento.

Dimensiones: ciclo de tratamiento del aire 

Se considera que para obtener un aire de buena calidad el aparato debe ser capaz de tratar 3-4 veces el volumen de la estancia en una hora. Multiplica el volumen en m3 de tu habitación por 3 o por 4 y obtendrás el volumen de aire en m3 por hora. Si buscas un purificador para usarlo en una estancia en la que se hace vida diaria, puedes optar por un modelo con un diseño estético. Si lo que quieres es moverlo de un sitio a otro, lo más conveniente será un modelo compacto con un peso inferior a los 10 kilos.

El índice de humedad, o indicador de higrometría del aire de una estancia debe situarse en un rango de entre el 30% y el 70%. Por debajo de esos niveles, el aire seco provoca determinadas enfermedades respiratorias y facilita la propagación de virus como el de la gripe. Por encima, el exceso de humedad se condensa sobre las paredes frías. Esa humedad favorece la aparición de moho en las paredes, las prendas de vestir o los artículos de cuero. Además del olor desagradable, las esporas liberadas en la atmósfera provocan ataques de asma en las personas vulnerables.

Purificador: humidificador o deshumidificador

Un purificador-humidificador será de utilidad con un aire excesivamente seco. Si por el contrario detectas la presencia de condensación en los cristales y las paredes exteriores, con proliferación de moho, lo que necesitarás es un purificador-deshumidificador. Analiza esta circunstancia a la hora de realizar tu adquisición y así evitarás tener que comprar además un humidificador o un deshumidificador.

Ver el catálogo de ManoMano
Deshumidificador
Elige tu purificador de aire

Ficha escrita por:

Francisco, Manitas, 62 fichas consejo

Francisco, Manitas

Desde pequeño me encanta el mundo del bricolaje y la jardinería. Hasta el punto que me compré una casa en el campo y la remodelé con mis propias manos. Mi mujer se encargó de decorarla a su gusto, y cuando tuvimos un hijo, me dediqué a hacer muebles para él. Mi próximo proyecto es hacerme un taller de bricolaje en casa, aunque por el momento tengo problemas de espacio.¡Espero poder ayudaros a elegir las herramientas que os hagan falta!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea