Cómo elegir  un cortacésped manual

Cómo elegir un cortacésped manual

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

Ficha escrita por:

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

30 fichas consejo

Como alternativa al cortacésped eléctrico para jardines pequeños, el cortacésped manual permite recortar el césped de forma ecológica y sin ruido. Puede incorporar una cesta de recogida o no, y su diámetro de corte está entre los 30 y los 45 cm, por eso está pensado para superficies inferiores a los 200 m².

Características importantes

  • Altura de corte
  • Diámetro de corte
  • Con o sin depósito de acumulación
  • Materiales y ergonomía
Ver cortacéspedes manuales

Para elegir correctamente un cortacésped manual, lo primero que hay que hacer es tener en cuenta el tipo de jardín que se vaya a recortar, la superficie a cubrir y el tipo de corte que queramos realizar. Existen muchos cortacéspedes manuales que presentan características específicas para poder adaptarse a cada tipo de jardín:

  • El diámetro de corte, entre 30 y 45 cm;
  • el número de ajustes y regulaciones de alturas de corte correspondientes, entre 3 y 7 ajustes y de 12 a 100 mm;
  • la presencia o no de cesta o contenedor de recolección;
  • el número de cuchillas helicoidales, entre 4 y 7;
  • los materiales que lo forman;
  • la presencia de ruedas adicionales u otros dispositivos.

Ancho de corte

Los cortacéspedes manuales disponen de cilindros de corte con diferentes anchos, que suelen variar entre los 30 y los 45 cm.

Los modelos con ancho de corte estrecho son ideales para los jardines pequeños de 100 m² o menos. Para jardines más grandes, habría que optar por un diámetro comprendido entre los 35 y los 45 cm.

Hay que saber que cuanto mayor sea el diámetro de corte, menos pasadas habrá que hacer, lo que implica una menor inversión de tiempo para cortar.

Altura de corte 

La mayoría de cortacéspedes manuales disponen de un sistema de regulación o ajuste del cilindro de corte. Los reguladores de la altura de corte suelen tener entre 3 y 7 posiciones, según el modelo. La altura de corte se sitúa entre los 12 y los 100 mm.

Ten en cuenta que el césped clásico tiene una altura de entre 35 y 45 mm, el césped inglés, entre 20 y 30 mm y las praderas, entre 50 y 60 mm. Si queremos que quede bien corto, conviene observar cuál es la altura de corte más baja que se ofrece. Así pues, algunos cortacéspedes manuales tienen una altura de corte mínima que no resulta suficientemente corta.

Si preferimos que el césped sea bastante alto, hay que considerar la altura de corte máxima, ya que, durante los períodos en los que más crece la hierba (de abril a junio), basta con dejarlo sin cortar una vez, para obtener un césped más alto.

Este criterio es especialmente importante porque los cortacéspedes helicoidales no pueden cortar la hierba alta. El número de posiciones de altura de corte también es importante, ya que se puede adaptar con facilidad según el crecimiento del césped.

Dispositivo de corte: las cuchillas helicoidales

El número de cuchillas helicoidales que tiene el cilindro varía entre 4 a 7 de un cortacésped a otro.

El hecho de que tenga más hojas de corte significa que el propio corte será más limpio en el caso del césped más corto. Para cortar hierbas altas, conviene tener un número reducido de cuchillas.

Los cilindros que tienen cinco cuchillas helicoidalesson una buena alternativa, ya que se adaptan tanto a los cortes al ras, como a los del césped más alto.

Presencia de cesto para recolección

Algunos cortacéspedes manuales incorporan un contenedor donde recoger los restos cortados. Para saber si está incluido, o si se puede comprar como accesorio o no se puede añadir de ninguna manera, es conveniente leer atentamente la información o las instrucciones del producto.

La ventaja de tener una cesta es poder recoger el césped más alto después de un período de ausencia. Dejar la hierba cortada sin recoger supone un aporte natural de abono, siempre y cuando la hierba sea fina. Si los cortes son más largos, se favorecerá, por el contrario, la formación de fieltro y el debilitamiento del césped.

Dispositivos adicionales 

La creciente popularidad de los cortacéspedes manuales obliga a los fabricantes a perfeccionarlos constantemente. Por eso, algunos modelos incluyen cuatro ruedas en lugar de dos, que se suelen situar en la parte delantera y trasera del cilindro, lo que permite un corte que abarca todo el ancho del mismo.

Otros disponen de rodillos en la parte trasera para favorecer la perfecta adherencia cuando el suelo tiene desniveles, o la hierba está húmeda. el corte del césped, es decir, se multiplica la eficiencia, gracias a un ligero asentamiento previo al corte. Además, su aspecto es mucho más estético.

Las ruedas grandes aportan mayor velocidad sobre el terreno que las demás, y mejorar su rendimiento, sobre todo en cuanto a la rapidez de avance, un aspecto importante para los usuarios más deportistas a la hora de cortar el césped de los terrenos más amplios.

Los cortacéspedes manuales presentan un buen número de ventajas que hacen que se convierta en una opción que hay que tener muy en cuenta. Estas son algunas de las características:

  • Ecológicos, respetuosos con el medio ambiente: los cortacéspedes manuales no necesitan ni carburante, ni electricidad. Además, no producen gases de escape;
  • económicos: su bajo precio está muy por debajo del de los cortacéspedes eléctricos o los de gasolina;
  • acabados excelentes: gracias a su corte helicoidal, la calidad del corte resulta excepcional;
  • buena longevidad: su durabilidad es muy larga si se utilizan correctamente;
  • silenciosos: permiten cortar el césped en cualquier momento sin molestar a los vecinos;
  • mantenimiento reducido: los trabajos de mantenimiento se limitan al engrasado de la cadena, a la limpieza de las cuchillas y, de forma más esporádica, al afilado de las hojas.

Los cortacéspedes manuales tienen muchas ventajas, pero requieren que el césped se corte de forma más regular que un cortacésped clásico. Por otro lado, la energía necesaria para que funcione la debe proporcionar el usuario, es decir, que hay que empujarlos. Su avance, así pues, es bastante lento y laborioso.

Para las superficies pequeñas y planas de 200 m² o menos, los cortacéspedes manuales son, sin duda, una buena opción; para medidas más grandes, conviene decantarse por cortacéspedes eléctricos o de gasolina, a menos que tengas las ganas y las condiciones físicas necesarias para invertirlas en largas sesiones de corte de forma regular.

El cortacésped manual tiene un diseño sencillo, y está formado por un cilindro situado dentro de un chasis, que incluye entre cuatro y seis cuchillas helicoidales.

El cilindro se mueve gracias a las ruedas. Enfrente del cilindro se sitúa una cuchilla fija y, cuando las hojas de éste giran, la hierba se corta como si fueran tijeras. El corte es limpio y preciso.

Algunos modelos incluyen una cesta de recogida o se puede añadir como accesorio. Sin embargo, lo bueno de cortar el césped de forma manual es que no se recoja la hierba que se ha cortado, ya que se transforma en fertilizante natural.

Los criterios cualitativos son aspectos que también hay que tener en cuenta, ya que pueden ser determinantes para la elección del cortacésped manual.

Peso

Aunque la mayoría son ligeros, hay algunos que lo son un poco menos. Un peso razonable debería rondar entre los 7 y los 12 kg; los pesos superiores sólo se justifican si la superficie que hay que cortar es importante.

Ergonomía

Gracias a los manillares con altura regulable, a los mangos revestidos y las manetas de regulación fáciles de manipular se favorece un buen agarre.

Transporte y almacenamiento

Hay muchos modelos que se pueden plegar o cuyo manillar se puede desmontar con facilidad, algo que resulta muy práctico para poder transportarlos o guardarlos en un armario de jardín.

Calidad de los materiales

Las cuchillas de acero aseguran que el corte sea impecable, y con el tratamiento para el óxido y las ruedas de caucho se mejora la duración y la resistencia.

Marcas conocidas

Se trata de un elemento que también hay que considerar, ya que las grandes marcas ofrecen productos fiables. No hay que olvidar que, aunque tengamos en cuenta los precios, la calidad no se debe pasar por alto, sobre todo porque tendrás que utilizar el cortacésped de forma regular durante mucho tiempo.

Ver cortacéspedes manuales

Ficha escrita por:

Alberto, investigador y manitas, Barcelona, 30 fichas consejo

Alberto, investigador y manitas, Barcelona

Tengo una formación de químico y me gusta mucho el bricolaje, actividad en la cual soy autodidacta. Soy un joven papá de 36 años y el bricolaje es para mí como el respirar; hablando en claro, hago un poco de todo. Entre mis trabajos, cabe destacar la instalación de 5 cocinas. Además de eso he renovado completamente un apartamento y he realizado un añadido a una vivienda. Con el fin de ahorrar costes, mi mujer y yo elegimos un acabado cubierto con estructura de madera para el añadido a la vivienda. Desde hace tres años, he llevado a cabo yo solo todos los trabajos de construcción, como el aislamiento, escayola, electricidad, lucidos, pintura, parquet, revestimientos, sanitarios, azulejos... En definitiva, 60 m2 enteramente realizados con mis propias manos. Menos mal que tuve a mi decoradora personal siempre a mano, porque como suele decirse, sobre gustos y colores no hay nada escrito. Y en estas cuestiones, las señoras suelen tener siempre la última palabra. Mi divisa es utilizar siempre buenas herramientas, excelentes productos y un 50% del trabajo terminado. El resto es solo cuestión de paciencia y de precisión. ¡Estoy a vuestra disposición para daros todos los consejos que necesitéis!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea