Cómo elegir pintura para techos

Cómo elegir pintura para techos

Eugenia, experta en droguería y decoración

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración

31 fichas consejo

Para pintar bien un techo, hay que empezar por una buena preparación de la superficie, elegir bien la pintura, su aspecto o acabado y el color y decidirse por una pintura acrílica o al disolvente. Escoger el material de pintor es tan importante como elegir una pintura de calidad.

Características importantes

  • Estado del soporte
  • Acabado o aspecto
  • Acrílica o al disolvente
Ver pinturas de interior para paredes y techos

  • Antes de lanzarse precipitadamente a repintar o pintar un techo, es importante analizar bien el estado del soporte con el fin de realizar la preparación adecuada para una correcta aplicación de la pintura;
  • techo nuevo (placas de escayola): simplemente hará falta una imprimación adecuada (una capa) y luego una pintura de techo;
  • techo con grietas: tapar las grietas con masilla de relleno (el envase estará en polvo o listo para usar), para luego alisar, aplicar una imprimación adecuada y finalmente, una pintura para techos;
  • techo dañado: si la pintura se descascarilla, basta con retirar con una espátula la pintura vieja, lijar, limpiar y dar una imprimación adecuada antes de aplicar la pintura especial para techos;
  • techo ya pintado: si se trata de pintura acrílica en buen estado, bastará con limpiar bien y aplicar la pintura. En cambio, si está pintado con pintura al disolvente y ahora quieres aplicar pintura al agua (acrílica), habrá que lijar, limpiar y luego dar una imprimación adecuada para el soporte o bien limpiar y aplicar una imprimación y pintar.

Una buena preparación del soporte garantiza un resultado óptimo. Pintar sobre pintura descascarillada, pintar un techo no lijado o no desengrasado, pintar un techo húmedo o con escayola quebradiza no sirve de nada. La regla número 1, que no nos cansaremos de repetir, es preparar bien el soporte.

Ver el catálogo de ManoMano
Pintura

Pintura al disolvente o sintética

La pintura al disolvente, conocida como pintura sintética y a veces como pintura al aceite, es más resistente a la humedad que la pintura acrílica. Sin embargo, es más nociva para la salud, puesto que desprende más agentes tóxicos (COV, compuestos orgánicos volátiles), tiene un olor más fuerte y las herramientas utilizadas (brochas,  rodillos) se limpian con disolvente o aguarrás.

Pintura acrílica

Por su parte, la pintura acrílica, llamada pintura con base acuosa o pintura al agua, huele muy poco o incluso nada. Se seca mucho más rápido, y las herramientas se limpian con agua, lo cual es mucho menos incómodo y más ecológico que el disolvente o aguarrás. Así pues, la acrílica es mucho más saludable para ti y para el medio ambiente.

El acabado que se suele dar a los techos es el acabado mate. Contrariamente a la pintura satinada o brillante, el acabado mate oculta los defectos y las marcas del rodillo.

Los acabados satinados o brillantes son más lavables que los mates, pero resaltan todas las imperfecciones del techo.

Sin embargo, puedes darle un acabado satinado a un techo artesonado: acentuará el encanto de la madera.

El color habitual de techo es el blanco, ¡aunque puedes darle el color que desees!

Ten en cuenta que un color oscuro ensombrecerá la estancia. Te dará la impresión de que la habitación ha «encogido» y el techo es más bajo. El blanco es mucho más luminoso y hace que la estancia parezca más grande.

Para evitar que se te cansen los brazos, a menos que quieras ganar músculo, deberás hacerte con un alargador extensible. A continuación, deberás adquirir un buen rodillo adecuado para el techo. También necesitarás una brocha redonda llamada brocha de recortar para pintar las esquinas y recortarlas sin salirte.

Asimismo, deberás contar con cinta de carrocero adhesiva de buena calidad para no cometer fallos, plásticos y papel de protección para proteger el suelo y los muebles de la estancia, una bandeja de pintura en la que verter la pintura y una rejilla para escurrir el rodillo ¡para que no caigan gotas por todas partes! Sin duda, te resultará útil disponer de un mezclador (manual o para colocar en un taladro) para poder homogeneizar bien la pintura.

Por otro lado, no estaría de más tener un mono de pintor, gafas de protección y guantes. Nunca se sabe, ¡puede haber pequeñas salpicaduras o algún accidente!

Se aconseja elegir una pintura de buena calidad con una capacidad de cobertura elevada para no tener que dar más de dos manos.

6 consejos antes de pintar un techo

  1. Para evitar que las pelusas del rodillo terminen en la superficie, puedes pasar el rodillo por el lado adhesivo de una cinta adhesiva. Esto quitará el exceso de pelos que podría soltar el rodillo al usarlo por primera vez. Así evitarás que queden manchas en el techo.
  2. Entre una mano y otra, mete el rodillo en una bolsa de plástico o envuélvelo en film. Esto evitará que tengas que lavarlo y secarlo antes de dar la segunda mano.
  3. Si no utilizas un alargador extensible, puedes usar lo que se conoce como «S» o «gancho» para colgar la bandeja de pintura en la escalera de tijera.
  4. No empapes con demasiada pintura, porque perderá la opacidad y quedarán muchas más marcas. Igualmente, no presiones demasiado el rodillo: aunque cubras una superficie mayor, también quedarán más marcas.
  5. Pinta a una temperatura de entre 15 y 25°. Si es más elevada, la pintura se secará demasiado rápido.
  6. Empieza por los bordes con la brocha redonda y ve hacia el punto de luz de la estancia. Esto te permitirá ver por dónde has pasado el rodillo y no dejar nada sin pintar.
Ver el catálogo de ManoMano
Rodillo
Ver pinturas de interior para paredes y techos

Ficha escrita por:

Eugenia, experta en droguería y decoración, 31 fichas consejo

Eugenia, experta en droguería y decoración

Eugenia tiene 37 años y lleva 14 en el mundo del bricolaje. Empecé a trabajar en el sector para ganarme la vida, pero se convirtió enseguida en mi pasión.Todos estos años de práctica me han convertido en una profesional polivalente de la pintura y la decoración, pasando por las herramientas, el jardín y el mundo del sanitario. Me he encontrado clientes de todo tipo, incluso uno que me preguntó un día por ¡una chimenea de paracetamol!Me encanta el bricolaje, la decoración, las reformas y, sobre todo, compartir mis conocimientos. Mi actitud es siempre positiva y con ganas de aprender, soy vanguardista y me las apaño para encontrar siempre soluciones y trucos para facilitar el trabajo. ¡Aconsejarte, será un placer!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea