Desherbar con lejía, una práctica perjudicial para el medio ambiente

Desherbar con lejía, una práctica perjudicial para el medio ambiente

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

El hipoclorito de sodio, más conocido como lejía, es un producto que se utiliza como desinfectante y blanqueador. Sus propiedades biocidas son bien conocidas como alternativa a los productos herbicidas que se han prohibido recientemente. ¿Pero es realmente una buena idea utilizar lejía para eliminar las malas hierbas?

Características importantes

  • Biocida
  • Contaminante
  • Alternativas
  • Otros usos
  • Precauciones de uso
Ver limpiadores sanitarios profesionales, de wc, ducha, etc

Aunque inicialmente se utilizaba la lejía como blanqueador de tejidos, en el siglo XIX se descubrieron sus propiedades desinfectantes, ya que mata todo tipo de bacterias, virus, hongos, etc.

La lejía es tan potente como tóxica y corrosiva. Su manipulación antes de ser diluida en agua puede provocar quemaduras en la piel y en las membranas mucosas (especialmente en los ojos).

Nunca se debe mezclar ni añadir a otros productos, ácidos incluidos. Por tanto, si crees que aumentarás los efectos de la lejía añadiendo algún otro producto para la limpieza, como por ejemplo con vinagre blanco, debes saber que puedes estar creando un cóctel más tóxico todavía, al provocar la formación de gases que pueden ser muy irritantes tanto para tus ojos como para las vías respiratorias.

La lejía es la responsable de más del 40% de intoxicaciones relacionadas con los productos de limpieza.

Es fácil encontrar «recetas» y «trucos», sobre cómo utilizar lejía como herbicida. Pero es una mala idea hacerlo. Es lógico pensar que un producto capaz de destruir toda tipo de vida será capaz de eliminar las malas hierbas, pero ¿a qué precio para el medio ambiente?

La lejía es un biocida peligroso, que puede llegar a las capas freáticas. Además, su descomposición es bastante rápida, liberando sales y cloro que se combinan con otros elementos para formar sustancias nocivas tanto en el suelo como en el agua y el aire.

Recordemos siempre que existen otros métodos mucho menos nocivos para desherbar, y que algunos son totalmente inofensivos para el medio ambiente.

Arrancar manualmente las malas hierbas

Se trata del único método posible cuando las plantas adventicias (las mal llamadas malas hierbas) aparecen entre los cultivos. Utilizar herramientas adecuadas es la única manera de asegurarnos de que las hierbas no vuelvan a aparecer.

Este tipo de desherbado es selectivo y totalmente inofensivo para el suelo y para la vida microbiana. Y además es relativamente sencillo de realizar si el suelo está lo suficientemente húmedo.

Puedes ayudarte con un cuchillo o una gubia para eliminar aquellas hierbas que forman raíces profundas. El uso de una azada hará que el trabajo sea mucho menos fastidioso.

Desherbar con calor

De una manera muy sencilla podrás desherbar rápidamente pequeñas superficies o los bordes de los caminos. El potente calor que emiten los extractores de malas hierbas térmicos o eléctricos sobre las malas hierbas, acaban matando las plantas sobre las que se utiliza.

Si has pensado en hacer una pasada con el herbicida térmico en la tierra antes de iniciar el cultivo de cualquier planta o entre las líneas de las que tienes sembrada, debes saber que puede calentar la capa superficial del suelo.

Cubrir el suelo con lona o cartón

Este método herbicida natural, impide la fotosíntesis de las plantas, bloqueando la luz y eliminándolas totalmente.

Para ello, se utiliza una capa de malla o tejido antihierbas, un tipo de lona tejida que impide que las plantas crezcan debido a la ausencia de luz. Estas mallas suelen utilizarse de manera permanente en zonas donde suelen crecer las malas hierbas, como por ejemplo las pendientes, o en parterres con plantas ornamentales. 

El uso de este tejido opaco, lona o en el formato de film plástico de color negro, garantiza excelentes resultados cuando se desea eliminar totalmente las malas hierbas de un espacio para prepararlo de cara a futuros cultivos o a la colocación de césped.

Si lo que te interesa es eliminar las malas hierbas de una parcela en la que vas a cultivar, prueba a utilizar cartones de gran tamaño. Utiliza una herramienta para cortar las malas hierbas a ras de suelo, riega a continuación y reparte los cartones hasta cubrir toda la superficie a desherbar. El agua ayudará a que germinen posibles semillas y el cartón impedirá su crecimiento, impidiendo la fotosíntesis igual que con la malla antihierbas.

El cartón se irá descomponiendo con el paso del tiempo y podrás incorporarlo a la tierra cuando esté lista para empezar a arar.

Utilizar los nuevos productos herbicidas de reciente aparición en el mercado

Formulados con ácido pelargónico o con ácido acético (es decir, con bajas concentraciones de vinagre), estos herbicidas funcionan por contacto.

Aunque no se trata de productos selectivos, no matan el resto de plantas a no ser que también pulverices el producto sobre sus hojas o los tallos. 

Por ello, reciben el nombre de herbicidas sistémicos foliares.

Ver el catálogo de ManoMano
Herbicidas

La lejía o hipoclorito de sodio, suele utilizarse para otros usos en el jardín. Sin embargo, se recomienda utilizar este producto de manera muy puntual en acciones muy específicas, ya que aunque la dosis sea muy baja, al utilizar lejía se dispersa en la naturaleza.

Desinfectar herramientas y útiles de jardinería

Puedes desinfectar las macetas y jardineras antes de reutilizarlas. Prepara una disolución de un 10% de lejía en agua fría. Sumerge las macetas y jardineras en esta mezcla durante 30 minutos y enjuaga abundantemente para eliminar cualquier resto de lejía.

Antes de guardar los tutores de los tomates y otras hortalizas, puedes frotarlos con una esponja humedecida en lejía diluida al 10% para eliminar posibles enfermedades producidas por hongos.

Las hojas de las herramientas de poda (tijeras, cuchillos, podadoras, o útiles para injertar.) deben desinfectarse después de ser utilizadas en cada planta para evitar la transmisión de enfermedades entre ellas. La lejía se utiliza sin diluir, como sustituto del alcohol.

Uso de lejía para tratar algunas enfermedades y eliminar parásitos

Algunos jardineros y hortelanos utilizan lejía contra enfermedades criptogámicas, en virtud de sus propiedades biocidas,

Para ello se prepara una solución de lejía muy diluida (2 cucharadas soperas por 2 litros de agua) y la pulverizan sobre el follaje de las plantas afectadas. Otros la utilizan como preventivo contra la polilla del puerro, y antes de repicar las plantas, las remojan en una solución de 1 litro de agua con aproximadamente 5 cl de lejía.

Precauciones de uso a respetar

Independientemente del uso que se le dé a la lejía, es conveniente tomar una serie de precauciones: utiliza unos guantes de protección apropiados, utiliza una mascarilla que proteja tus vías respiratorias así como unas gafas de seguridad.

Y es que al utilizar lejía, es indispensable protegerse la piel, las vías respiratorias y los ojos para evitar que entren en contacto con el producto. 

Ver el catálogo de ManoMano
Pulverizan
Ver limpiadores sanitarios profesionales, de wc, ducha, etc

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea