¿Cómo elegir y colocar un panel listo para alicatar?

¿Cómo elegir y colocar un panel listo para alicatar?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Los paneles listos para alicatar se utilizan como soporte para revestir bañeras, duchas, una encimera con isla, una barra, etc. Los paneles listos para alicatar se pueden cortar con un cutter o una sierra y pegar con adhesivo para cerámica. Los paneles se revisten con azulejos o mosaicos.

Características importantes

  • Composición
  • Rígido o plegable
  • Espesor
  • Largo y ancho
  • Instalación
Ver los productos de preparación para el alicatado

La cerámica es un revestimiento de suelo moderno y de fácil mantenimiento. Es adecuado tanto para suelos como para paredes, pero cada soporte condiciona la instalación. El panel listo para alicatar se convierte en el soporte para revestir con azulejos o mosaicos en distintos lugares de la casa.

Están pensados sobre todo para revestir los faldones de una bañera, pero también sirven para encimeras o barras de cocina, por ejemplo. Son elementos utilizables para la separación de espacios. Se pueden usar en suelos y paredes, e incluso como tabiques.

Los paneles listos para alicatar son ideales para habitaciones húmedas porque generalmente tienen un tratamiento anti-humedad. Es esencial comprobarlo al comprarlos. Son una solución ideal para una reforma, si el viejo revestimiento (de suelo o de pared) está fisurado o agrietado. Su planicidad es importante para elegirlos para instalar este tipo de panel. Pueden remplazar a un soporte irregular para revestirlo de baldosas cerámicas.

Ver el catálogo de ManoMano
Mosaicos

Los paneles listos para alicatar suelen estar hechos de espuma dura de poliestireno expandido o extruido y una capa de mortero de polímero. Son ligeros y fáciles de cortar. Tienen una o ambas caras protegidas con fibra de vidrio, lo que permite pegar los azulejos directamente sobre ellos con un mortero indicado para cerámica.

Los paneles típicos son lisos y rectos, pero este tipo de producto también existe en una versión plegable (con ranuras) y, por lo tanto, se puede utilizar para revestir pilares o paredes curvas. Así, se pueden colocar incluso azulejos de pequeño formato o piezas de gresite.

Ver el catálogo de ManoMano
Azulejos de pequeño formato

Los tamaños pueden variar dependiendo del uso que se le vaya a dar a los paneles. 

Los espesores varían desde 6 mm para paneles de revestimiento sencillos hasta 80 mm para paneles de pared o suelo.

Los anchos varían de 60 cm (el ancho de una encimera) a 100 cm, para el revestimiento de paredes o para proporcionar un soporte de ducha. En cuanto a las longitude, éstas varían de 80 a 250/260 cm, dimensiones que corresponden a una altura media del techo y por lo tanto son ideales para su aplicación en la pared en una sola pieza, o con un pequeño corte.

Ver el catálogo de ManoMano
Ducha

Los paneles se cortan fácilmente puesto que están hechos de espuma de poliestireno. Un simple cuter puede ser suficiente, pero también se puede utilizar un serrucho o una sierra de calar sin ningún problema (¡todo depende del grosor del panel y del número de paneles a cortar!).

Para fijarlos, usa el mismo pegamento que para las baldosas o azulejos. Para la aplicación en la pared, se sujetan en varios puntos con unos tacos más largos que el grosor de los paneles  para que éstos no se muevan.

Luego simplemente aplica mortero cola en la cara lista para recibir los azulejos. Puesto que será su soporte, es importante cuidar la instalación de las baldosas elegidas y utilizar el mortero cola adecuado y en la cantidad correcta. Generalmente es necesario un doble encolado, para el panel y para los azulejos. Las juntas deben hacerse como en cualquier alicatado normal. No te olvides de limpiar al final, con un producto adecuado.

Ver el catálogo de ManoMano
Panel listo para alicatar
Ver los productos de preparación para el alicatado

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea