¿Cómo elegir un banco o una caja de almacenamiento?

¿Cómo elegir un banco o una caja de almacenamiento?

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

95 fichas consejo

El banco o caja de almacenamiento es una solución dos en uno muy inteligente, ya que sirve para sentarse y como espacio de almacenamiento. Pero ¿cuáles son los criterios que hay que tener en cuenta? Te contamos todo lo que necesitas sobre diseño, materiales, volumen de almacenamiento e incluso, comodidad del asiento. 

Características importantes

  • Tipo
  • Materiales
  • Medidas
  • Optimización del espacio
Ver banquetas y descalzadoras

La caja de almacenamiento o banco sirve para sentarse y como espacio de almacenamiento, para poder guardar y ordenar todas esas cosas que suelen andar por ahí tiradas: calzado, colchas, juguetes, ropa, libros, etc. Hay que tener en cuenta varios criterios para poder elegir el mejor modelo para ti:

  • Diseño del cajón de almacenamiento o banco, dependiendo de la habitación en la que se vaya a poner y de su decoración;
  • material, del que dependerá la estética, así como la resistencia y las necesidades de mantenimiento del banco;
  • tipo de banco o caja de almacenamiento, entre modelo plegable o baúl, por ejemplo;
  • volumen de almacenamiento, así como su optimización en función de lo que quieras guardar;
  • comodidad del asiento: un banco acolchado o con relleno será más cómodo;
  • seguridad: para proteger su contenido de las manos de los niños, por ejemplo.

Hay diferentes tipos de cajas de almacenaje o bancos, dependiendo del uso que quieras darle.

Banco tipo baúl

En esta versión, que recuerda a los baúles de viaje, el banco adopta un aspecto más imponente y elegante. Este auténtico objeto decorativo suele revestirse de piel, madera o metal y es un bonito espacio de almacenamiento, pero no siempre un buen sitio para sentarse cómodamente.

Hay quien, incluso, decide transformarlo en una barra de bar para guardar vasos, bebidas y similares.

Caja de almacenamiento plegable

La caja de almacenamiento se puede plegar o desplegar siempre que uno quiera, para utilizarlo como asiento o espacio de almacenamiento y volver a plegarlo después, de forma discreta, cuando ya no se necesita.

Suele ser ligero y relativamente económico y ofrece de una a tres plazas para sentarse, dependiendo de sus dimensiones.

Banco de almacenamiento con patas

Con su diseño más elevado, el banco de almacenamiento con patas es más elegante, pero cuenta con menos volumen de almacenaje, que depende del tamaño de las patas. Es perfecto para la sala de estar o para ponerlo a los pies de la cama.

Caja de almacenamiento de juguetes

El banco tipo juguetero se utiliza para guardar juguetes en una habitación infantil y ofrecer un asiento o superficie extra, así que debe ser resistente, y hay modelos más o menos coloridos. Si vas a utilizar la caja de almacenamiento con niños muy pequeños, deberás prestar especial atención a la seguridad: cerrojo, altura, componentes antivuelcos, etc.

Banco para zapatos

Este tipo de banco de almacenamiento está pensado para guardar los zapatos en diferentes niveles y compartimentos especialmente adaptados para ello. Todo ello, ofreciendo un asiento cómodo para calzarse y descalzarse.

Ver el catálogo de ManoMano
Zapatos

La estética, resistencia, precio y las necesidades de mantenimiento del banco o baúl de almacenamiento dependen del material utilizado. Estos son los principales materiales disponibles:

  • PVC (policloruro de vinilo) es ligero y por lo tanto, permite mover fácilmente el banco o caja de almacenamiento. Además, es resistente y fácil de mantener y está disponible en numerosos colores;
  • madera, con diferentes variedades o especies, desde el pino (más barato) hasta maderas exóticas, como el ipé o la teca, es perfecta si quieres un banco de almacenaje cálido y duradero. Elijas la variedad que elijas, precisará de un cuidadoso mantenimiento;
  • aglomerado y MDF son un material compuesto por paneles de partículas de madera, más económico y ligero que la madera maciza, pero resistente. De hecho, puede estar revestido con un acabado de imitación de otros materiales como, por ejemplo, metal;
  • resina trenzada o poliratán reproduce el motivo del ratán natural y le aporta al banco o caja de almacenamiento ligereza, resistencia a la humedad y facilidad de mantenimiento;
  • la piel aporta nobleza y elegancia al baúl de almacenaje y además, es resistente y fácil de mantener. Sin embargo, hay que tener cuidado con los arañazos y su tendencia a perder el color bajo los efectos de los rayos UV;
  • los textiles aportan una sensación de confort. Puedes elegir, por ejemplo, un tejido sintético, algodón o terciopelo y una gran variedad de colores y motivos. Si no lleva un tratamiento antimanchas, esta elección puede convertirse en un problema.

Las dimensiones del baúl o caja de almacenamiento dependen del espacio disponible. Ten cuidado de no pasarte con el tamaño de este mueble para no obstruir una entrada o el paso por el salón. Ten en cuenta también el espacio interior disponible, siempre más limitado. ¿Tienes un edredón grande, botellas o vasos? Calcula el espacio que necesitas para guardar todo lo que quieras antes de hacer tu elección.

El espacio de almacenamiento disponible depende de las dimensiones del banco o la caja de almacenamiento, pero puedes optimizarlo para que responda mejor a tus necesidades. Por ejemplo, en el caso de los zapatos, lo ideal es que el banco o caja de almacenamiento tenga compartimentos para este fin. También hay modelos con baldas o cajones.

Además, no te olvides del tipo de apertura, ya que podrá facilitar o no el acceso al contenido que guardes dentro. La apertura delantera es ideal para optimizar el acceso. Sin embargo, aunque la apertura hacia arriba, por medio de un lateral u otro limita el acceso, también evita tener que abrir toda la tapa.

Ver banquetas y descalzadoras

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración, 95 fichas consejo

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Después de trabajar varios años en cadenas de televisión de primer orden, escogí dejar hablar a mi pluma y orientarme hacia la redacción y la edición.Soy tan apasionada de la decoración y del bricolaje, como de la historia y de la ciencia. Ecléctica tanto en mis gustos como en mis textos, escribo desde hace más de 25 años sobre esas temáticas.  En mi activo se cuentan obras didácticas, novelas y noticias, así como numerosísimos artículos de bricolaje y decoración. En ellos cuento consejos y trucos experimentados en mi vieja casa, renovada poco a poco.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea