¿Cómo elegir un banco de jardín?

¿Cómo elegir un banco de jardín?

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

95 fichas consejo

Un banco de jardín es un elemento cómodo y decorativo que puedes elegir entre una amplia gama de modelos. Las opciones son muchas y para todos los gustos: de estilo contemporáneo o retro, ligero para poder cambiarlo de lugar o más pesado para resistir el viento, con o sin respaldo o con almacenaje en la parte inferior.

Características importantes

  • Los estilos
  • Los materiales
  • Los modelos y accesorios
Ver bancos de jardín

Independientemente del uso que se le quiera dar al banco (descansar, leer u observar la naturaleza), hay tres criterios principales que nos permitirán elegir el mejor banco para nuestro jardín.

La comodidad de un banco de jardín es importante y depende del uso que se le vaya a dar. Si vas a sentarte en él durante mucho tiempo, elige un modelo con respaldo. Algunos materiales, como el mármol o el hormigón tienden a mantener el frío, mientras que el metal conserva el calor durante mucho tiempo si está expuesto al sol. ¿La solución? Optar por modelos con cojín o a los que sea sencillo adaptar uno.

Un banco de jardín debe ser fuerte y duradero, además de garantizar un asiento estable y seguro. Debe ser resistente a las variaciones climáticas sin perder sus cualidades y sin necesidad de un mantenimiento regular.

El estilo de un banco de jardín puede conjuntarse con el del mobiliario de jardín o de exterior, o por lo contrario, ser totalmente distinto para convertirse en el foco de todas las miradas. Y esto dependerá en gran medida del material elegido: madera, hierro forjado o fundido, aluminio, piedra, resina u hormigón.

Ver el catálogo de ManoMano
Cojín

El tipo de material suele elegirse en función del estilo deseado para el banco de jardín, pero también en base a tu presupuesto y sus necesidades de mantenimiento.

Bancos de jardín de madera

El banco de jardín de madera es un clásico que nunca pasa de moda. La elección del tipo de madera depende de ti. Puedes elegir entre distintos tipos de madera europea (como el pino, el roble, el algarrobo etc.) que debe tratarse para poder utilizarse en el exterior y las maderas exóticas (teca, itauba, cumaru, etc.) que resisten la humedad de manera natural. 

Estas especies se clasifican con una escala que va del 1 al 5 según su resistencia a la humedad, a los insectos y a los hongos, siendo el 1 la menos resistente y la 5 la que más.

La madera plástica o composite, se fabrica mezclando fibras de madera y plástico, consiguiendo bancos de jardín resistentes a la humedad, y evitando la formación de astillas o grietas.

Un banco de jardín de madera composite no necesita ningún tipo de mantenimiento como sí ocurre con los fabricados con maderas naturales. Estos requieren la aplicación regular de algún tipo de producto apropiado para ellos: aceite de linaza, cera, lasur, barniz, etc.

Banco de jardín de resina o PVC

Los bancos de jardín de PVC (policloruro de vinilo), de resina o de otros materiales plásticos (polipropileno, polietileno) son muy ligeros, resistentes a la intemperie, no se pudren y además son económicos

Los modelos de resina trenzada, como el ratán, son un paso más en calidad, tanto en estética y robustez como en su precio. Asegúrate de que el modelo de banco de jardín que has elegido ha sido tratado para resistir los UV, para que mantenga sus colores durante mucho tiempo.

Banco de jardín de acero y de hierro fundido

Un banco de jardín de acero o de hierro fundido es robusto, pero pesado. No correrás el riesgo de que se tumbe por la fuerza del viento, pero será más difícil de mover. También tiende a calentarse con el sol, algo que puedes evitar utilizando cojines.

Banco de jardín de aluminio

De aspecto bastante más moderno, el banco de jardín de aluminio es especialmente resistente a la climatología (hielo, calor, lluvia, etc.) y a la corrosión. Pero atención porque tiende a calentarse bajo el sol como ocurre con los modelos de acero y de hierro fundido.

Banco de jardín de hierro forjado

Gracias a su aspecto clásico, el banco de hierro forjado encaja con el encanto de todo tipo de jardín. Es muy sólido pero pesado, y tiende a calentarse bajo los rayos del sol además de necesitar un mantenimiento regular para evitar su oxidación.

Banco de jardín de piedra u hormigón

Estos dos materiales garantizan la solidez y la estabilidad de cualquier banco de jardín. Son los más pesados y será muy difícil moverlos, pero en cambio nos evitan preocuparnos por su resistencia al frío o al calor y no requieren prácticamente de ningún tipo de mantenimiento.

Ver el catálogo de ManoMano
Cera

Además del clásico banco largo y estrecho, podemos elegir entre distintas versiones del banco de jardín.

Banco de jardín con o sin respaldo

Aunque un banco sin respaldo es bastante más discreto y puede deslizarse bajo una mesa, el respaldo lo hace mucho más cómodo.

Banco de jardín con o sin cofre bajo el asiento

El banco de jardín con cofre incorporado aprovecha el espacio inferior y nos permite guardar cualquier tipo de enseres y accesorios.

Banco de jardín para rodear un árbol

La forma circular de este banco de jardín se ha diseñado específicamente para poder rodear el tronco de un árbol, disfrutando así de una sombra natural. Se fabrica en distintos materiales para adaptarse a tus preferencias y necesidades.

Banco de jardín con bandeja o mesa retráctil

De diseño inteligente, este tipo de banco dispone de una bandeja retráctil que se esconde bajo el asiento y se estira para convertirse en una mesa central.

Cojines para banco de jardín

Los cojines para banco de jardín son prácticos y decorativos, además de ser resistentes porque se adaptan a su uso en exteriores. Otra de sus ventajas es su sencillo mantenimiento.

Ver el catálogo de ManoMano
Cojines
Ver bancos de jardín

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración, 95 fichas consejo

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Después de trabajar varios años en cadenas de televisión de primer orden, escogí dejar hablar a mi pluma y orientarme hacia la redacción y la edición.Soy tan apasionada de la decoración y del bricolaje, como de la historia y de la ciencia. Ecléctica tanto en mis gustos como en mis textos, escribo desde hace más de 25 años sobre esas temáticas.  En mi activo se cuentan obras didácticas, novelas y noticias, así como numerosísimos artículos de bricolaje y decoración. En ellos cuento consejos y trucos experimentados en mi vieja casa, renovada poco a poco.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea