¿Cómo elegir el hilo de una desbrozadora?

¿Cómo elegir el hilo de una desbrozadora?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Los hilos de desbrozadora se eligen en función del tipo de vegetación que se desea cortar, de la potencia de la máquina en la que se van a colocar y de la frecuencia de uso. Con sección redonda, cuadrada, en forma de estrella o de hebras, existen tipos de hilo adecuados para cada trabajo y para cada herramienta.

Características importantes

  • Grosor del hilo
  • Forma del hilo
  • Resistencia al desgaste
  • Composición
Ver hilos para desbrozadora

El hilo de desbrozadora se elige principalmente en función de las características de la máquina en la que va a colocarse y del tipo de vegetación que se desea cortar:

  • Tipo de vegetación que se va a cortarhierba tiernahierba altamatorrales;
  • potencia del motor ;
  • cabezal de bobina ;
  • cabezal de hebras.
Ver el catálogo de ManoMano
Desbrozadora

Los hilos de desbrozadora pueden tener diversas formas: pueden ser redondos, hexagonales o incluso cuadrados.  En todos los casos, el grosor se expresa de acuerdo con el diámetro del hilo, incluso cuando éste es de sección cuadrada. Ten en cuenta que cuando hablamos de diámetro de un hilo cuadrado, en realidad nos referimos a la medida de los lados. El diámetro es una de las características principales de los hilos: oscila en una escala de 1,2 a 4,5 mm.

A menudo tendemos a escoger hilos de sección ancha pensando que serán mejores, iremos más rápido o que tiene menos riesgo de que el hilo se rompa. No obstante, cuanto mayor sea el hilo, mayor será la potencia necesaria.

Un hilo demasiado grueso en una desbrozadora de baja potencia puede frenar las revoluciones del motor y en consecuencia, provocar que éste se gripe. Los motores de dos tiempos, por ejemplo, solo se lubrican correctamente cuando giran a plena velocidad.

El caso inverso también es problemático, ya que si montas un hilo demasiado fino en una desbrozadora de gran cilindrada, tendrás un bajo rendimiento, por el consumo de carburante que necesita ese tipo de motor. La siguiente tabla presenta una correspondencia aproximada entre la cilindrada de un motor de dos tiempos y el diámetro de hilo más adecuado:

Cilindrada

Diámetro del hilo

Menos de 20 cc

De 1,2 a 1,4 mm (recorte de bordes)

De 20 a 25 cc

De 1,6 a 2,2 mm

De 25 a 35 cc

de 2,3 a 2,7 mm

35 cc

De 2,7 a 3 mm

40 cc

De 3 a 3,5 mm

De 40 a 50 cc

De 3,5 a 4 mm

Más de 50 cc

De 3,5 a 4,5 mm

Diámetro de hilo, vegetación y potencia de las desbrozadoras

  • Los hilos redondos de diámetro pequeño (de 1,2 a 2 mm) están pensados para cortar hierbas pequeñas y plantas no demasiado altas: gramíneas, tréboles, etc. Deben montarse en máquinas pequeñas;
  • los hilos más gruesos, de hasta 3 mm, son adecuados para hierbas o césped más alto y pueden montarse en desbrozadoras de potencia media;
  • los hilos más gruesos, de más de 3 mm retorcidos, dentados o cuadrados se utilizan para las hierbas altas y los matorrales pequeños. Se reservan para las desbrozadoras más potentes. 

Diámetro del hilo y tipo de cabezal

Para cabezales estándar, de funcionamiento manual, automático o semiautomático, se utilizan hilos que no sobrepasen los 3 mm.

Para cabezales de hilos trenzados, salvo indicación contraria del fabricante, no existe limitación de grosor.

En todos los casos, el criterio determinante es la potencia del motor de la desbrozadora.

Ver el catálogo de ManoMano
Desbrozadoras

Para ser exactos, es la forma de la sección del hilo. Según la vegetación que se quiera cortar, existen varios tipos.

Hilo redondo

El hilo redondo es la forma estándar, es el hilo polivalente que suele venir montado de fábrica al comprar la desbrozadora. Presenta numerosas ventajas:

  • Se adapta a todas las desbrozadoras;
  • se desenrolla fácilmente de la bobina;
  • la forma cilíndrica le confiere resistencia y un ángulo de ataque siempre idéntico.

Hilo cuadrado

Se caracteriza por su robustez, tiene una regularidad de corte menor, ya que la parte plana tiende a triturar la hierba, más que a cortarla.

Como contrapartida, resulta conveniente para trabajos más duros o de desbrozado de arbustos pequeños. No obstante, evita acercarte mucho a los árboles o al revestimiento del muro.

Hilo estrellado

También llamado hilo pentagonal o hexagonal, ya que puede tener 5 ó 6 lados. Gracias a sus numerosos filos cortantes, ofrece un corte eficaz. El hilo, por tanto, está siempre bien posicionado para cortar. Gracias a la precisión en el corte, también es eficaz tanto para césped alto como para trabajos de acabado. Otra ventaja es la homogeneidad de su ángulo de corte, lo que le da buena resistencia al desgaste.

Hilo dentado

Solo existe en diámetro grueso (de más de 3 mm) y por tanto, debe montarse en máquinas de potencia alta. Se asemeja mucho a una cuchilla de sierra y es adecuado sobre todo para vegetación de tipo maleza o matorral.

Si bien es cortante como una sierra, también es flexible como el hilo de nylon tradicional. Utilizando este hilo en una máquina potente, evitarás tener que usar cuchillas de desbrozadora para cortar matorrales de tallos duros como el cardo, la artemisa, las zarzas, etc.

Hilo retorcido o helicoidal

Es un hilo de diseño reciente. El hilo helicoidal penetra más fácilmente en el aire, requiere un menor esfuerzo del motor y es poco ruidoso al tiempo que muy resistente. Es un hilo muy polivalente.

Forma del hilo (sección)

Ventajas

Inconvenientes

Redondo

Disponible en todos los diámetros

Válido para todos los cabezales

Solo apto para hierba fina

Cuadrado

Disponible en gran diámetro

Adecuado para pequeños matorrales

Resistente a la abrasión y a la rotura

Solo apto para algunos cabezales

Ruidoso

Corte grueso

Estrella

Polivalente

Adecuado para pequeños matorrales

Solo apto para cabezales adaptados

Ruido notable

Corte poco limpio

Dentado

Muy eficaz para matorrales pequeños y hierbas duras

Ruidoso

Helicoidal

El hilo menos ruidoso

Buenos acabados

Trabajo limpio y definido

Precio elevado

En realidad no puede decirse que existan hilos mejores que otros. Los usuarios que los utilizan con frecuencia tienen sus propias preferencias en función del trabajo que van a realizar. En efecto, para césped se usan preferentemente hilos redondos y flexibles o bien helicoidales, mientras que para las hierbas más gruesas se suelen usar hilos dentados.

Ver el catálogo de ManoMano
Desbrozadora

El material de base es el nylon, un plástico de poliamida. Suelen añadirse materiales de alto rendimiento que le confieren durabilidad, elasticidad y resistencia a la abrasión, como por ejemplo finas partículas de aluminio que le dan mayor resistencia a roturas en el ojal (orificio en la bobina por el que sale el hilo). Según las capas de materiales que lo componen, se le llama bimaterialtitanio, etc.

Los hilos oxo biodegradables se han diseñado pensando en aquellos preocupados por la preservación de nuestro medio ambiente y el futuro del planeta. Aunque presentan las mismas características técnicas que los hilos de nylon tradicionales, este tipo de hilos tardan tan solo entre 7 y 10 años en descomponerse.

Ver el catálogo de ManoMano
Bobina

El hilo se vende en bobinas o en hebras cortadas. Los hilos en bobina se insertan en cabezales de desbrozadora con desenrollado automatizado o manual.

Las hebras cortadas son porciones de hilo precortadas a una longitud determinada  (por ejemplo 26 cm, 35 cm, 42 cm) que se fijan manualmente en el cabezal.

Ten en cuenta que si compras una bobina y haces los cortes tú mismo te resultará mucho más barato que si compras el hilo ya cortado.

Ver el catálogo de ManoMano
Hilo

Los hilos de desbrozadora necesitan humedad para conservar y mantener sus propiedades. Deben conservarse en ambientes frescos y húmedos para preservar su resistencia. También puedes remojarlo de vez en cuando para que absorba humedad.

Ver hilos para desbrozadora

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.