Cómo elegir árboles de cítricos

Cómo elegir árboles de cítricos

Ester, hortelana autodidacta

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta

81 fichas consejo

La mayoría de árboles de cítricos provienen de zonas subtropicales, por lo que son muy sensibles al frío y a las bajas temperaturas. Crecen sin problemas en clima mediterráneo y en el sur de España, mientras que en zonas más frías pueden hacerlo no sin dificultad. Una ubicación a pleno sol es la más apropiada.

Características importantes

  • Naranjo
  • Mandarino
  • Limonero
  • Pomelo
  • Kumquat
  • Lima
  • Mano de Buda
  • Caviar cítrico
Ver árboles frutales

Como decíamos al principio, los cítricos crecen sin problemas en zonas cálidas y con inviernos suaves, tal y como ocurre en el Mediterráneo y en el sur de España. Esto no significa que sea imposible su cultivo en otras condiciones, aunque es cierto que el frío les perjudica enormemente. Las temperaturas inferiores a -3ºC, si no son puntuales, pueden acabar en el árbol, y por ello no es habitual su cultivo en la meseta o en comunidades con inviernos rigurosos.

En estas situaciones, la mejor opción es cultivarlos en macetas para poder protegerlos de las bajas temperaturas en el interior de un invernadero. Las mantas térmicas o velos de protección también son de utilidad cuando hay riesgo de heladas puntuales.

Los cítricos precisan de una gran cantidad de luz para florecer y fructificar, así como una ubicación protegida de corrientes de aire que podrían provocar la caída de los frutos.

Ver el catálogo de ManoMano
Mantas térmicas o velos de protección

Naranjo

El naranjo es un árbol que requiere de una elevada luminosidad para fructificar. Emite una gran cantidad de flores, de las que cuajan alrededor de un 1%. Por tanto, es algo normal observar que muchas de ellas se caen y no aparecen frutos. Es poco resistente al frío y a viento y temperaturas inferiores a los -3º C provoca sufrimiento en el árbol. 

De entre las distintas variedades, las más habituales son las del grupo Navel (siendo la navelina una variedad precoz y la Nave-Late más tardía), las amargas y las sanguinas.

Lo más habitual es cultivar patrones injertados que pueden solucionar problemas determinados, como por ejemplo su adaptación a suelos salinos o a zonas con baja pluviometría.

Mandarino

Igual que la mayoría de los cítricos, el mandarino es poco resistente al frío pero lo soporta mucho mejor que el naranjo. También es más resistente en condiciones de sequía.

De las distintas variedades destacan la Clementina, las Clemenules (que ofrecen 3 floraciones y por tanto, 3 cosechas) y la Clausellina, una de las variedades más precoces.

Limonero

De todas las variedades de árboles cítricos, el limonero es de las más sensible al frío junto al limero. Afortunadamente, se adapta bien al cultivo en macetas, lo que permitiría su traslado a un invernadero protegido e incluso a un interior luminoso durante el invierno. Es muy exigente en abono.

Se cultivan distintas variedades, entre las que destaca el limonero llamado Lunario o de 4 estaciones, que florece y da frutos durante todo el año. 

Pomelo

El pomelo o toronja tampoco soporta el frío y muere a temperaturas inferiores a los -3ºC. Requiere de mucho riego y es sensible al viento. La poda debe formar una copa hueca para que reciba el máximo de sol posible. De otro modo, fructificará únicamente en el exterior.Existen distintas variedades, de pulpa amarillenta o roja-rosada. 

Kumquat

El kumquat o naranja enana o japonesa, es un cítrico de pequeño tamaño que se adapta perfectamente al cultivo en macetas. Su fruto también es de pequeño tamaño y se come con la cáscara.

Es mejor trasplantarlo una vez al año a una maceta de un diámetro superior en vez de hacerlo a una muy grande desde el primer momento. Le gusta estar a pleno sol y es algo más resistente al frío que otros cítricos comentados anteriormente. 

Lima

El limero es un cultivo poco frecuente ya que requiere mucho calor y es muy sensible al frío. Se adapta bien al cultivo en maceta y las distintas variedades se diferencian por el sabor de sus frutos: dulces o ácidos. 

Mano de Buda

La Mano de Buda o dedos de Buda es un cítrico que se cultiva básicamente por su curioso aspecto. Su pulpa es escasa, y su corteza aprovechable en la cocina. Requiere los mismos cuidados que otros cítricos, como por ejemplo el limonero.

Caviar cítrico 

Este árbol originario de Australia se conoce también por el nombre de Finger Lime. Se comercializa por su pulpa, que forma gránulos esféricos, muy apreciados en alta cocina. Florece en primavera y ofrece sus frutos a principios de invierno.

Ver el catálogo de ManoMano
Mano de Buda o dedos de Buda

  • Los cítricos suelen comercializarse en macetas en los que los árboles ya han enraizado. Por ello pueden trasplantarse en cualquier época, aunque sería conveniente evitar los meses más cálidos y los más fríos del año para mejorar su enraizado.
  • La mayoría de variedades son árboles que necesitan una gran cantidad de riego, por lo que en un huerto de autoconsumo puede ser interesante instalar un sistema de riego por goteo.
  • Todos los cítricos son árboles que precisan de una gran cantidad de abono. Un abono formulado específicamente para cítricos les aportará todos los macro y micronutrientes necesarios. La presentación más habitual es en gránulos o en formato líquido, siendo este último el más utilizado para los ejemplares cultivados en maceta. Normalmente se inicia el abonado a finales de invierno, antes de la llegada de la primavera y se suspende a mediados de otoño
  • Los cítricos acostumbran a formar muchas más flores de las que cuajan finalmente. Es normal observar la caída de un gran número de flores sin que ello signifique que el árbol está enfermo o que necesita más abono (en el supuesto de que siempre que se haya seguido una pauta de abonado correcta).
  • Los cítricos pueden podarse en cualquier momento del año y siempre buscando dar una forma de copa al árbol. Con la poda se eliminan las ramas cruzadas y todas aquellas que nacen hacia el interior, donde puede formarse una copa muy densa que impide la entrada de la luz solar.
  • La cochinilla y el pulgón son las dos plagas más habituales en cítricos, pero pueden controlarse fácilmente utilizando un insecticida específico aplicándolo con un pulverizador.
Ver el catálogo de ManoMano
Pulverizador
Ver árboles frutales

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta, 81 fichas consejo

Ester, hortelana autodidacta

Autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparto talleres de huerto urbano, colaboro en medios especializados y en 2014 publiqué mi primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea