¿Cómo cuidar las plantas en un invernadero?

¿Cómo cuidar las plantas en un invernadero?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Si bien algunas plantas pueden pasar el invierno en el exterior, otras no toleran las heladas y las más exóticas, suelen necesitar protección y temperaturas elevadas. Independientemente de si se utiliza un invernadero calefactado o no, aquí van algunos consejos para cuidar tus plantas sin problemas en un invernadero.

Características importantes

  • Periodo de hibernación
  • Almacenaje de plantas
  • Riego y aireado
  • Supervisión del estado sanitario
Ver invernaderos de jardín

Las plantas menos resistentes al frío pueden dividirse en 3 categorías.

Las plantas tropicales son las más sensibles al frío. Hibiscus, dipladenias, buganvillas, orquídeas, etc., deben protegerse de temperaturas inferiores a los 10° C, lo que suele ocurrir a partir del mes de octubre. Estas plantas agradecerán una ubicación luminosa y con cierta temperatura como por ejemplo en una veranda o un invernadero. Puede ser necesario instalar un sistema de calefacción para el invernadero en función de las temperaturas de tu zona.

Los cactus prefieren estar protegidos de las lluvias otoñales que les pueden perjudicar tanto como la bajada de temperaturas. Pueden cultivarse en un invernadero sin calefacción.

Las plantas mediterráneas serán las últimas que necesitarán protección, siempre en función de la temperatura local, a partir de finales de octubre o a mediados de noviembre. Una veranda o un invernadero a una temperatura de entre 3 a 5 °C, son ideales para la mayoría de especies: cítricos (limonero, naranjo), adelfas, ave del paraíso, mimosas, palmeras.

Ver el catálogo de ManoMano
Cítricos

Nuestro mejor consejo es el de no introducir en el invernadero plantas que no estén sanas. Inspecciona las partes aéreas de cada una de ellas, tallos y hojas sin olvidar el envés de las últimas, donde suelen esconderse la mayoría de las plagas.

Es fácil quedarse sin espacio en el interior del invernadero, por lo que puede ser de ayuda seguir estos consejos.

  • Gana espacio podando las plantas; algunas soportan podas severas: fucsias, geranios, brugmansias;
  • no amontones las plantas: es importante dejar que el aire circule entre ellas;
  • evita colocar plantas contra las paredes de cristal o de plástico ya que les podría afectar las bajadas nocturnas de temperatura o quemar sus hojas si reciben sol directo.
Ver el catálogo de ManoMano
Invernadero

Supervisar el estado de salud de las plantas dentro del invernadero

Ya que el espacio del invernadero es limitado, y por tanto favorece el desarrollo de enfermedades y/o parásitos, es conveniente revisar el estado de las plantas con regularidad.

Pasad revista a las plantas de vez en cuando; elimina hojas mustias o secas. Aplica tratamientos curativos si aparece alguna plaga o enfermedad, priorizando el uso de fitosanitarios ecológicos o purines de plantas.

Controlar la temperatura y calentar el invernadero con la calefacción apropiada

Durante los períodos de frío más intenso, puede ser necesario una protección extra para las plantas que se encuentran en el interior del invernadero. Suele ser de ayuda envolver las macetas para aislarlas del frío, por ejemplo con varias capas de papel de periódico, velo de hibernación o manta térmica o con plástico de burbujas.Si se utiliza el plástico, es recomendable no mantenerlo durante mucho tiempo porque impide la circulación del aire, algo que no ocurre con el velo de hibernación.

También puedes proteger las plantas utilizando un acolchado de paja, corteza, o fibras naturales. En determinadas zonas, puede ser de ayuda utilizar puntualmente un calefactor especial para invernaderos.

Los beneficios de un invernadero son importantes durante el invierno, pero cuando este llega a su fin, el sol puede calentar excesivamente su interior. Si necesitas seguir utilizándolo, prueba a instalar una malla de sombreo para evitarlo.

Suspender el riego por el bienestar de las plantas

No utilices abono en tus plantas durante el invierno y riega siempre con moderación.

Deja que el sustrato o la tierra se seque bien antes de volver a regar. Los cítricos deben regarse más a menudo que otras plantas, ya que no se encuentran en su periodo de reposo invernal. En cambio, los cactus y plantas crasas se encuentran en periodo seco.

La ventilación del invernadero: una acción indispensable para el bienestar de las plantas

Durante el invierno, la tasa de humedad en el interior de un invernadero siempre es superior a la del exterior, y por ello es muy importante ventilar con regularidad para evitar la aparición de enfermedades.

Aprovecha los días más cálidos para abrirlo, o en su defecto, las horas del día en que las temperaturas sean positivas. Bastan algunos minutos para ventilar el invernadero correctamente. 

Si vuestro invernadero dispone de calefacción, puede ser complicado conciliar la aireación con el calefactado debido a las bajas temperaturas.

En estos casos, lo mejor es abrir el invernadero cuando la temperatura exterior sea superior a la del interior del invernadero.

Ver el catálogo de ManoMano
Invernadero

El mejor momento dependerá siempre de la climatología local.

Lo más recomendable es proceder de manera inversa a como fue la entrada de las plantas: las últimas plantas que entraron, serán las primeras en salir cuando ya no exista riesgo de heladas. Las plantas tropicales esperarán las temperaturas más cálidas de la primavera para salir.

Ver el catálogo de ManoMano
Plantas
Ver invernaderos de jardín

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea