¿Cómo proteger las plantas?

¿Cómo proteger las plantas?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Si bien solemos hablar de plagas y enfermedades que pueden sufrir nuestras plantas, existen otro tipo de problemas que afectan a los cultivos: el frío, la sequía, el viento o el ataque de animales como los pájaros o las mascotas. Os dejamos aquí algunos consejos para evitar amenazas que pueden comprometer las cosechas.

Características importantes

  • Ubicación
  • Para-vientos
  • Acolchado
  • Velo de hibernación
  • Protección anti-pájaros
  • Alejar a los gatos
Ver protectores para plantas

La rusticidad de una planta nos indica su capacidad de resistir condiciones climáticas extremas, como por ejemplo una de las más habituales: el frío. 

Decimos que una planta es «rústica» cuando es capaz de resistir temperaturas invernales por debajo de los 0°C.

Además de la temperatura que indican los termómetros de jardín, tanto el viento como la humedad pueden debilitar a las plantas. Es por este motivo que la noción de «sensación térmica» también se aplica a los vegetales.

La humedad del aire es algo difícil de evitar. Por ello, las plantas sensibles a la humedad, como los cactus, deben ubicarse en un lugar ventilado o a resguardo de la lluvia. Y es que de hecho, la circulación de aire evita la humedad. 

Para luchar contra el frío, podemos realizar distintas acciones.

Ver el catálogo de ManoMano
Cactus

En un jardín, siempre existen espacios más protegidos que otros del viento, del frío o del sol. Aprovechar estas diferencias en el propio beneficio es uno de los principios de la permacultura.

De este modo, podemos aprovechar el calor que acumula un muro durante el día para calentar durante la noche, o cubrir con piedras la tierra que rodea algunas plantas  para aportarles más calor.

Instalar un corta vientos

Los efectos dañinos del viento sobre las plantas del huerto y del jardín pueden llegar a ser nefastos. Su acción acelera la evaporación del agua de las hojas, las enfría y seca las plantas. 

La instalación de un corta vientos alrededor del balcón, la terraza, el huerto o un espacio muy concreto del jardín, es indispensable para proteger a las plantas que están particularmente expuestas a sus daños.

Resguardar las plantas

Las plantas en macetas pueden resguardarse fácilmente (las bases porta-macetas con ruedas son muy prácticas para desplazar macetas pesadas). Las plantas rústicas (que soportan mejor el frío), pueden protegerse agrupándolas ante un muro que esté resguardado de las corrientes de aire.

Un invernadero que utilice un calefactor de apoyo en los momentos más fríos o puntuales del año, permite mantener a salvo a cítricos, palmeras, camelias y rododendros.

Los bulbos de plantas tuberosas frágiles (como las dalias, gladiolos y cannas) y todos los bulbos de verano menos rústicos, deben desenterrarse y conservarse en una habitación sin calefacción pero a salvo de las heladas.

Ver el catálogo de ManoMano
Bulbos

Las plantas vivaces (acantos, crocosmias, salvias) se cubren con una capa de paja u hojas secas hasta una altura de como mínimo, 20 cm. Para evitar que esta capa de acolchado se vaya volando cuando sopla el viento, cúbrela con ramas o con una alambrada.

Cubrir las plantas de hoja perenne con un velo térmico de hibernación o con un túnel del mismo tejido permite ganar unos 2º o 3º C de manera efectiva. Doblar e incluso triplicar el grosor de la capa térmica acentúa su poder aislante.

Rodea el tronco de eucaliptos, olivos y plátanos con una cerca y rellena el hueco con hojas secas, sin compactarlas. También puedes proteger el tronco enrollando un acolchado de paja, de caña o con un felpudo de juncos trenzados que se sujeta al arbusto, utilizando cuerdas o una cerca para evitar que se mueva.

Proteger las plantas del frío con un velo térmico

El velo térmico se utiliza para cubrir la copa de árboles y arbustos sensibles al frío. Colócalo con precaución, ya que al extenderlo podrías dañar algunas ramas, especialmente las más jóvenes y frágiles. 

Cubre con paja la base de los arbustos más jóvenes para proteger sus raíces.

Si quieres proteger las plantas cultivadas en macetas y jardineras, no olvides envolver también el contenedor (ya sea de madera, terracota, cerámica o plástico), especialmente si se trata de plantas de hoja perenne. Y es que estas plantas resisten peor el frío que las plantas de hoja caduca. También puedes utilizar un acolchado de cartón o de plástico de burbujas.

Evita o reduce el riego de las plantas en invierno. Resisten mejor el frío en un suelo seco que en uno húmedo.

Ver el catálogo de ManoMano
Velo térmico

Los pájaros acaban habituándose a todo tipo de sistemas instalados para evitar su presencia; por ello es recomendable ir alternándolos y utilizarlos justo en el momento más necesario, como por ejemplo cuando la fruta empieza a madurar. Veamos algunos ejemplos:

  • Instalar ahuyentadores visuales;
  • colgar tiras de papel metalizado (se comercializan en distintos colores) de algunas de las ramas de los árboles frutales;
  • colocar CDs con la cara reflectante hacia fuera para optimizar sus brillos y efectos;
  • utilizar una malla antipájaros, el método más eficaz para proteger los cultivos y su cosecha.

Un remedio tradicional o "de la abuela", que suele dar buenos resultados para proteger los frutales de las aves: colocar algunas bolas de naftalina en pequeños recipientes colgados de las ramas: su olor parece no gustarles, por lo que suelen pasar de largo.

Los semilleros en general, y las plantas de hoja como las lechugas se pueden proteger con una malla fina  e incluso con el mismo velo de hibernación durante los meses más frescos.

Ver el catálogo de ManoMano
Los frutales

Los problemas más habituales con los gatos es que remueven la tierra al hacer sus necesidades y les encanta mordisquear las hojas de las plantas (atención a aquellas plantas que pueden ser tóxicas). Suelen remover la tierra del jardín y de las macetas, la sacan de su lugar y pueden llegar a descalzar la planta.

Y es que de hecho, un gato necesita jugar, saltar, trepar y rascar. Para desviar su atención de tus plantas, ofrécele algo con lo que divertirse: dos buenos ejemplos son un rascador o un árbol para gatos

También puedes cultivar «hierba para gatos»: es una planta que les encanta masticar y evitará que se centre en tus plantas preferidas. Utiliza algunas gotas de aceite esencial de menta u otros repelentes para alejar a tus felinos de tus macetas.

En el jardín, protege tus plantas con ramas para impedirles el acceso. Las mallas de plástico pueden utilizarse sobre la tierra o para formar un cercado. Sujétalas firmemente con estacas pero deja algo suelta la parte superior: si se desestabiliza bajo su peso, dejarán de intentar trepar por ella.

Ver el catálogo de ManoMano
Rascador
Ver protectores para plantas

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea