Parqué sobre sistema de calefacción por suelo radiante

Parqué sobre sistema de calefacción por suelo radiante

Catalina, experta en revestimiento de suelos

Ficha escrita por:

Catalina, experta en revestimiento de suelos

32 fichas consejo

Antes de instalar un parqué sobre un suelo radiante hay que asegurarse de que ambos son compatibles. Para ello, hay que tener en cuenta la temperatura del suelo, la resistencia térmica del parqué, la humedad del soporte e, incluso, la garantía del fabricante. Hay una serie de normas que se deben respetar para la instalación.

Características importantes

  • Tipos de calefacción por suelo radiante
  • Parqués compatibles
  • Normas de instalación
  • Procedimiento de instalación
Ver suelos radiantes

Los sistemas de calefacción por suelo radiante, que se utilizan desde hace bastante tiempo, permiten mantener el confort térmico sin necesidad de instalar radiadores en las paredes que, en ocasiones, no son demasiado estéticos. Se integran en un forjado y, sobre este soporte, se colocan los revestimientos de suelo.

El parqué suele ser compatible con la mayoría de suelos radiantes (en función de las condiciones, que se deben conocer) y cuenta con una buena conductividad térmica. No obstante, hay que evitar la humedad y los contrastes térmicos importantes para que el parqué no se deforme.

La instalación con este tipo de configuración debe realizarse respetando una serie de estrictas normas, ya que, en caso contrario, la deformación del parqué sería inevitable.

Calefacción por suelo radiante de "alta temperatura"

Los primeros sistemas de calefacción por suelo radiante —de "antigua generación" o "alta temperatura"— no son compatibles con el parqué macizo ni con el parqué contrachapado. Únicamente se pueden utilizar con parqués en damero.

Estos sistemas de calefacción incluyen todas las instalaciones anteriores a 1990. Ningún fabricante garantiza la instalación de parqués sobre estos sistemas, ya que alcanzan temperaturas demasiado elevadas, cercanas a los 40 ºC, que pueden producir una desestabilización importante del parqué.

Sistemas de calefacción por suelo radiante por agua "de baja temperatura"

Los sistemas de calefacción por suelo radiante por agua instalados a partir de 1990 son sistemas "de baja temperatura", que alcanzan un máximo de 28 ºC. Estos sistemas constan de varios tubos instalados sobre la losa y recubiertos por un forjado, sobre el que se coloca el parqué. Se suelen utilizar solados de anhidrido que, por su gran conductividad, resultan óptimos para la eficacia del sistema de calefacción por suelo radiante.

Sin embargo, esta solera presenta una limitación importante con el parqué, ya que es demasiado líquida y, por lo tanto, tarda mucho en secarse. De esta forma, la humedad restante se puede transferir al parqué, que se dilata al contacto con el agua.

Sistemas de calefacción por suelo radiante eléctrico

Los suelos radiantes eléctricos (SRE) están excluidos de las garantías del fabricante para la instalación de parqués macizos o contrachapados. El fabricante del suelo radiante eléctrico es quien se encarga de incluir o la instalación de este tipo de parqué sobre su sistema de calefacción.

Sistemas de suelo radiante "refrigerante"

En la actualidad, los sistemas más habituales son los suelos radiantes por agua que, gracias a su doble función calefactora y refrigerante, permiten reducir unos grados la temperatura de cualquier habitación en verano. Estos sistemas no admiten la instalación de cualquier tipo de parqué. No se pueden utilizar con parqués macizos, a no ser que se coloque un solado especial.

El parqué contrachapado puede estar incluido en las garantías dependiendo de su composición (soporte de abedul, por ejemplo). Es más estable y, si se respetan las normas de instalación, no sufrirá ningún desperfecto. Puesto que la garantía procede del fabricante del parqué, tendrás que indicarle desde el principio que cuentas con este tipo de equipamiento.

Ver el catálogo de ManoMano
Ver el catálogo ManoManoSuelos radiantes eléctricos

Para que un parqué sea compatible con un sistema de calefacción por suelo radiante por agua debe presentar una resistencia térmica máxima de 0,015 m² K/W. Este dato aparece indicado en la ficha técnica de los productos.

Parqués macizos

Los parqués macizos compatibles con los sistemas de calefacción por suelo radiante tienen un espesor no superior a 15 mm. La anchura suele estar limitada a 140 mm, ya que, por encima de esta cifra, aumenta el riesgo de deformación. Los parqués de roble se adaptan bien a estos sistemas de calefacción.

Algunas especies de madera exóticas son mucho más sensibles, por lo que deberán evitarse. En cualquier caso, los fabricantes indican siempre si el parqué es compatible con el uso de sistemas de calefacción por suelo radiante. En caso contrario, infórmate bien y no te arriesgues sin contar con una confirmación formal por escrito de que ambos son compatibles.

Parqués contrachapados

Los parqués contrachapados presentan la gran ventaja de ser más estables, por lo que suelen ser compatibles con los sistemas de calefacción por suelo radiante. Al igual que ocurre con los parqués macizos, su espesor no debe ser mayor que 15 o 16 mm. Sin embargo, sí que pueden pueden ser más anchos que los anteriores y alcanzar hasta 240 mm e, incluso, más dependiendo del fabricante.

Por razones de conductividad térmica, la mayoría de los fabricantes de parqués prevén una instalación a espátula o a pistola. Deberá evitarse la instalación flotante para poder lograr una eficacia óptima del sistema de calefacción.

A la hora de realizar una instalación sobre un sistema de calefacción por suelo radiante por agua de baja temperatura, es necesario tener en cuenta una serie de estrictas normas que son de obligado cumplimiento. En caso contrario, el parqué se podría deformar y levantar y, al no poder repararse, habría que rehacerlo completamente, incluido el soporte.

Prueba de humedad del soporte

Antes de instalar el parqué, hay que realizar una prueba de humedad en el soporte para asegurarse de que está seco. Los tiempos de secado teóricos no son aplicables en estos casos. En el caso de utilizar un soporte tradicional con calefacción por suelo radiante (hormigón, cemento), este debe presentar una humedad inferior al 2 %. Si se trata de un solado de anhidrido, el nivel de humedad del soporte debe ser inferior al 0,5 %.

La mayor parte de las reclamaciones relacionadas con el parqué (85 %), se deben a la presencia de humedad en el soporte. Este problema se acentúa al utilizar un sistema de calefacción por suelo radiante ya que, a menudo, una vez que se pone en marcha la calefacción, la humedad sale del soporte y se transfiere al parqué, que se deforma rápidamente.

Dilatación

La dilatación perimetral del parqué cobra mayor importancia cuando se instala sobre un suelo radiante. Por tanto, tendrás que colocar una junta de dilatación perimetral lo más ancha posible, de 10 a 12 mm, para que el parqué se pueda mover sin que se produzcan desperfectos.

Procedimiento de instalación

Para instalar un parqué sobre un suelo radiante es necesario seguir un procedimiento muy preciso y estricto. Hay que encender el sistema de calefacción por suelo radiante de 3 a 4 semanas antes de instalar el parqué. Este requisito no admite excepciones y es aplicable a cualquier estación del año. Esta operación permite que el soporte se estabilice correctamente y que se evacue la humedad que queda en él.

La calefacción deberá apagarse 48 horas antes de la instalación del parqué y permanecer apagada durante todo el proceso de instalación. Es necesario volver a encenderla 4 o 5 días después de la instalación, por tramos de 4 °C o 5 °C hasta alcanzar la temperatura máxima de 28 °C.

El parqué podría sufrir daños irreparables si no se respeta esta norma, que es aplicable a todos los revestimientos de suelo instalados sobre un sistema de calefacción por suelo radiante.

Ver suelos radiantes

Ficha escrita por:

Catalina, experta en revestimiento de suelos, 32 fichas consejo

Catalina, experta en revestimiento de suelos

En el mundo de los revestimientos de suelo desde hace muchos años, conozco técnicamente todos los productos, desde el suelo estratificado al parqué, pasando por la moqueta o la cerámica. Mis temas diarios pasan por cómo se fabrican, de qué están compuestos, que cualidades tienen, cómo deben colocarse y mantenerse los diferentes tipos de suelo. He podido ver muchos errores en las obras por falta de información e incomprensión del producto. Como los productos evolucionan, no siempre es fácil seguir esa evolución, y los industriales son demasiado técnicos, he querido transmitir lo que yo sé, de manera clara y lúdica, para el común de los mortales. Deseo, ante todo, explicar sin prejuicios, lo que es cada producto y qué es lo que ofrece.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea