¿Cómo elegir parqué flotante?

¿Cómo elegir parqué flotante?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

El parqué tarima flotante seduce por su variedad (roble, teca, merbau, wengé), su acabado (barnizada, teñida, envejecida…) y su colocación "flotante". Compuesto por un panel, un contrachapado y un revestimiento de entre 2 a 6 mm, el parqué flotante se puede instalar en todas las estancias de la casa.

Características importantes

  • Tipos de madera
  • Revestimiento
  • Acabado
  • Formato
  • Instalación
Ver los parqués flotantes

Se distinguen dos tipos de parqués o suelos de madera: el parqué macizo y el parqué flotante. Son los dos únicos productos que se pueden denominar con el término "parque". Todos los otros suelos que los imitan son revestimientos de suelos. De hecho, para ser considerado un parqué, el suelo debe tener una capa de madera noble igual o superior a 2.5 mm. Por debajo de ese espesor ¡prohibido llamarle parqué!

Algunos parqués flotantes no tienen nada que envidiar a la tarima maciza en términos de resistencia o acabado. Consiste en 3 elementos: un panel de soporte HDF (High Density Fiber o panel de fibras de alta densidad), un contrachapado y un revestimiento exterior conocido también como capa de desgaste, es decir, la capa superior de madera noble de 2.5 mm. Estos tres elementos son prensados entre sí en la fábrica.

Ver el catálogo de ManoMano
Revestimientos de suelos

Tipos de maderas

Tienes tanta variedad de maderas, como las que hay para un parqué macizo. Se usan muchas especies de madera para fabricar parqués flotantes. La madera más usada sigue siendo el roble, pero también encontrarás parqués flotantes de especies más exóticas, tales como el wengé, el merbau, la teca, etc. Es una cuestión de gusto, no olvides que algunas especies exóticas cambian de color con el tiempo. Algunos tipos de madera también son más estables que otros.

Los revestimientos

Los parquets flotantes tienen un revestimiento de 2.5 mm (mínimo) hasta 6 mm (semimaciza). El revestimiento exterior o capa de desgaste, va a dar más o menos resistencia al parqué flotante. Todo depende de la dureza de la madera elegida, pero por lo general cuanto más grueso es el revestimiento, mejor resiste la tarima flotante el desgaste y mantenimiento (acuchillado por ejemplo). Un parquet flotante con un revestimiento exterior de 3.2/3.5 mm es apropiada para todas las estancias de una casa.

Los acabados

Los parqués flotantes suelen venir acabados de fábrica y listos para colocar. Se pueden encontrar barnizados o aceitados, teñidos o naturales, cepillados, envejecidos... Todo es posible y la elección es muy importante. Las lamas de parqué pueden estar biseladas en 2 o 4 lados.

Los formatos

Los parqués pueden presentarse en piezas de de 2 o 3 lamas juntas (varias lamas del mismo largo) o en lamas individuales. La tecnología del parqué laminado permite fabricar tablas anchas pero limitando su espesor a 14/15 mm. Encontrarás parqués de gran variedad de anchos, el más pequeño de 90 mm hasta 300 mm para el más grande. El ancho más común de las lamas individuales es de 180/190 mm por 1800/2000 mm de largo.

Supone la principal diferencia con un parqué macizo. Es por su fácil colocación, que el parqué flotante saca ventaja sobre los parqués macizos. La colocación de un parqué laminado se llama "flotante", porque el parqué no está pegado al soporte. Se desenrolla una capa aislante adecuada y se coloca directamente encima la tarima laminada, encajando unas lamas en otras.

La colocación se facilita por los sistemas de montaje en "clic" que tienen la mayoría de tarimas. Aún así, sigue habiendo lamas con sistema de "ranura y lengüeta" como en las tarimas macizas. Hay que encolar la ranura para que el montaje del parqué flotante sea correcto.

Atención, la colocación parece más fácil que una tarima maciza, pero deben seguirse fielmente ciertas reglas. Se trata de un producto natural que puede moverse con el tiempo. La dilatación de la madera se manifiesta en el perímetro del suelo, en los umbrales de las puertas y no debe pasarse por alto. Las normas básicas sobre la humedad de la madera y del aire del lugar de instalación deben respetarse, para que el parqué se aclimate a la casa.

1. Estabilidad

El parqué laminado, debido a su composición, es más estable que la tarima maciza. Se mueven mucho menos aunque no hay que olvidar las normas de aclimatación del producto.

2. Apto para toda la casa

El parqué flotante puede colocarse en cualquier lugar en la casa, en la medida en que el revestimiento esté adaptado y por supuesto, si está cuidado correctamente en función de su uso. No se cuida igual la tarima de una habitación donde se anda con zapatillas que en un salón donde se recibe a gente con zapatos de la calle. Sólo debemos evitar el baño, salvo que usemos una madera exótica resistente al agua.

3. Instalación sencilla

La instalación de un parqué flotante es accesible a cualquier buen manitas, es rápida y sencilla si se cumple las normas básicas. ¡Lee bien las instrucciones del fabricante!

4. Renovación

Un parqué flotante se renueva de la misma manera que una tarima maciza. Es una ventaja innegable. Si la tarima está muy estropeada o rayada, se lija y luego se aplica el acabado deseado. (No dejar nunca una tarima en bruto). Incluso se puede considerar la posibilidad de cambiar completamente su aspecto, aplicando una nueva tonalidad, pasar de un roble natural miel a un gris antracita, por ejemplo. ¡Existen muchos productos para tratar la madera!

Cuando se lija (se acuchilla) completamente una tarima se elimina 1 mm de madera. Se considera que hay que lijar la tarima aproximadamente cada diez años. Esto significa que aunque la tarima sea laminada, ¡su esperanza de vida no es un problema!

Ver los parqués flotantes

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea