¿Cómo recuperar el agua de lluvia?

¿Cómo recuperar el agua de lluvia?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

A pesar de las disposiciones relativas a la disminución del consumo de agua, es imprescindible regar el jardín en determinados momentos. La recolección de agua de lluvia se justifica económica, ecológica y también agronómicamente. Hay varios tipos de depósitos para recuperar el agua que cae sobre nuestros tejados.

Características importantes

  • Las ventajas de recuperar el agua de lluvia
  • Tipos de recuperadores
  • Métodos de extracción
  • Estimación de las necesidades de agua
  • Legislación sobre la extracción de aguas pluviales
Ver recuperadores de agua

Los 2 tipos de instalaciones para recuperar las aguas pluviales

Tanque exterior

El depósito de agua de lluvia con un tanque externo requiere un tiempo de instalación de sólo una hora y es adecuado para todos los presupuestos. Se instala lo más cerca posible de la tubería que baja del canalón y se conecta a ésta con un colector. La instalación está al alcance de todos. 

Este depósito de agua de lluvia se usa para regar el jardín. Existen varios tipos y formas de sistemas de recolección de agua de lluvia, desde los más básicos hasta los más estéticos. 

Tanque subterráneo

La recolección de agua de lluvia con un tanque subterráneo es una instalación más cara que requiere mayores tareas. Enterrado en el jardín, el tanque se conecta a una red de fontanería y drenaje (con desbordamiento) dedicada al uso doméstico regulado. Este recuperador de agua de lluvia se usa para regar el jardín y para abastecer ciertos puntos de agua no potable en la casa. El agua es transportada por una bomba sumergible.  

Reglamentación sobre la recuperación del agua de lluvia 

  • El riego al aire libre con agua de lluvia no tiene restricciones, así como el uso del agua de lluvia para lavar objetos (coche, muebles de jardín);
  • el uso del agua de lluvia como agua doméstica está muy regulado: se permite su uso para los inodoros y las lavadoras, pero se prohíbe su uso como agua para lavar el cuerpo o para beber.
Ver el catálogo de ManoMano
inodoros

  1. Es bueno para el planeta. El agua es un recurso natural, ciertamente renovable, pero puede llegar a ser escaso en ciertos períodos y a menudo las alcaldías decretan prohibiciones de su uso. Es necesario encontrar alternativas para ahorrar agua.
  2. es gratis. El agua de la red de distribución, es decir, el agua del grifo, es cada vez más cara. El coste de recuperar el agua de lluvia se limita a una pequeña inversión inicial y es rentable a largo plazo.
  3. es el agua de mayor calidad para las plantas. El agua del sistema de distribución se hace potable mediante diversos aditivos, entre ellos el flúor y el cloro, cuyos efectos en las plantas no se conocen bien. Casi la mitad del agua que usamos no necesita tratamiento. La única restricción para recoger agua de lluvia para el jardín es hacerlo en zonas costeras porque el agua puede tener un porcentaje elevado de sal.

Recuperador de agua de lluvia estándar

La instalación más sencilla consiste en colocar un bidón o un tanque (depósito) debajo de un canalón. Luego se le quita la parte inferior a éste o se le acopla un sistema de derivación, un adaptador de canalón. Cuidado si te decides a utilizar un tanque de segunda mano, ya que pueden haber contenido productos químicos. 

La oferta de modelos de depósitos exteriores para recuperar agua de lluvia es amplia, con capacidades que van de 200 a 10.000 litros.

Para las necesidades de un jardín o de un huerto, un modelo de unos pocos cientos de litros a 1000 litros será suficiente.

Recuperador de agua decorativo ánfora o muro de piedra

Hoy en día, hay kits de recuperación con cisternas de plástico muy decorativas, como la cisterna de ánfora o la cisterna de cerámica; otras se funden con la decoración imitando la piedra natural o la madera.

Recuperador de agua de lluvia flexible

También hay depósitos flexibles de gran capacidad que se pueden instalar bajo una terraza, un sótano o cualquier otro lugar oculto.

Recuperador de agua enterrado

La solución más discreta pero también la más cara, consiste en optar por un depósito enterrado. Puede ser ventajoso pensar en este sistema cuando se elaboran los planos de la casa o del jardín, sobre todo si se utiliza el agua con múltiples fines (lavar la ropa, el WC, el lavado de coches, la jardinería, etc.).

Kit adaptador para canalón para la recuperación de agua

Los kits listos para instalar te facilitarán la tarea; están compuestos por un colector, que conecta el tanque con el tubo que baja del canalón. 

No olvides instalar un filtro al principio de la tubería del canalón para retener diversos desechos, hojas muertas o musgo arrastrados por la lluvia. 

El filtro debe limpiarse regularmente. También puedes instalar un parahojas en la parte superior de la tubería del canalón.

Ver el catálogo de ManoMano
Parahojas

Flujo de agua por gravedad

Las cisternas o depósitos se elevan algunos centímetros del suelo utilizando un soporte o una base elevadora. Así, abriendo el grifo situado en el fondo del tanque, el agua fluye por gravedad hacia la regadera situada debajo o hacia la manguera de jardín que se ha conectado al grifo.

Extraer agua por bombeo

Una bomba eléctrica, una bomba de riego o una bomba de superficie, puede también llevar el agua del recuperador directamente a tu jardín.

Los tanques subterráneos requieren la instalación de una bomba sumergible para extraer el agua almacenada en ellos.

Ver el catálogo de ManoMano
Bomba sumergible

Es necesario cuantificar las necesidades en función del uso del agua. Para las necesidades de un jardín o un huerto, o para lavar el coche de vez en cuando, un recuperador de unos pocos cientos de litros a 1000 litros será suficiente.

Para un uso doméstico, debes prever un volumen de agua mucho más importante, de 2.500 litros a 10.000 litros. Se suele calcular un promedio de 5.000 litros de volumen necesario, que se incrementan en función del uso previsto. 

Los depósitos de estas cantidades suelen enterrarse y necesitan una instalación especial.

Si la lluvia en tu localidad está dentro del promedio general, considera que un techo proporciona un promedio de 600 litros de agua/m2 cada año. También puedes estimar con más precisión la cantidad de agua que recuperará haciendo el siguiente cálculo:

  • [(Superficie del techo en m² X Pluviometría promedio anual) X 0.9] = Litros de agua que se recuperan por año

También puedes multiplicar la superficie del techo que recogerá el agua por el promedio de las precipitaciones del año expresadas en milímetros. Para calcular las posibles pérdidas por evaporación, multiplica este resultado por 0,9 (coeficiente de pérdida). El resultado indicará la cantidad de agua que recuperarás en un año.

Por ejemplo, para una superficie de techo de 100 m2 y precipitaciones medias de 700 mm por año, se pueden recoger 63.000 litros de agua (100 x 700 x 0,9) o 63 m3 /año.

Consumo cotidiano

Consumo mensual

Consumo sobre un período determinado

Estimación del coste en euros* en el período

Consumo de agua promedio por hogar y por persona

110 l/día

3300 l/mes

40 000 l/año

140 €/año

Consumo de agua promedio para el riego de un césped

3 l/m²/día

90 l/m²/mes

270 l/m²/3 mes

1 €/m²/3 mes

Consumo de agua promedio para el riego de un huerto

6 l/m²/día

180 l/m²/mes

1080 l/m²/6 mes

3.80 € /m²/6 mes

*El precio promedio de un metro cúbico de agua, para un hogar que consume 40 m3 por año, se estima en 3,5 €.

El agua de lluvia no es apta para el consumo humano. No se puede beber, ni cocinar, ni siquiera lavar con esta agua, porque está cargada de elementos contaminantes: sulfatos, nitratos e incluso pesticidas.

Es perfectamente legal recoger el agua de lluvia de un tejado para usarla fuera de casa: lavar el coche y regar el jardín.

Sin embargo, la legislación no es la misma para el uso dentro de la casa: inodoros, lavado del suelo, lavado de ropa (siempre y cuando se la trate, lo que no recomiendan las autoridades), y la regulación dirigida a no mezclar los dos orígenes del agua (agua de lluvia y agua de la red) es muy restrictiva.

Es preferible que un profesional se encargue de la instalación. Además, se debe informar de este uso al ayuntamiento si el desagüe está conectado a un sistema de alcantarillado colectivo.

Ver recuperadores de agua

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea