Cómo reciclar los residuos de la vivienda

Cómo reciclar los residuos de la vivienda

Jennifer

Ficha escrita por:

Jennifer

3 fichas consejo

El reciclaje es un gesto ecológico. Los españoles producen muchos residuos. Es hora de reducir su producción y así reciclar las materias primas. ¿Pero cómo podemos hacer ésto? Comprender, clasificar, reutilizar, hacer abono... Aquí hay algunos buenos consejos para poner en práctica.

Características importantes

  • Residuos reciclables
  • Productos contaminantes
  • Clasificación selectiva
Ver cubos de basura

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), en España se generan 22 mil toneladas de residuos urbanos por año y se recoge, aproximadamente, media tonelada de residuos por habitante y año. Estos residuos comprenden:

  • La basura clásica (restos de alimentos, embalajes, residuos orgánicos…);
  • ropa y zapatos depositados en puntos de recogida
  • electrodomésticos, muebles y otros enseres
  • escombros procedentes de obras
  • objetos depositados en los centros de recogida de residuos;
  • residuos de tiendas, escuelas, servicios públicos u hospitales.

Casi el 35% de los residuos urbanos son reciclados. Se utilizan para abastecer a las industrias del papel, el acero, el vidrio y el plástico. 

Consumir menos, evitando los excesos

Para consumir menos, es necesario saber organizarse. Hazlo tu mismo es una de las palabras clave. Por ejemplo, los productos que se venden en los supermercados son prácticos pero también perjudiciales para la salud y/o el medio ambiente. La fabricación de productos domésticos y cosméticos limita considerablemente la cantidad de basura que se produce. De hecho, los envases de estos productos son reutilizados y reutilizables.

Para reducir la producción de residuos, también puedes:

  • Reparar tus electrodomésticos en lugar de tirarlos a la basura;
  • regalar la ropa que ya no usas;
  • regalar o revender muebles que ya no sirven para nada.

La compra a granel es la solución ideal para limitar el exceso de embalajes

Los embalajes están en todas partes, ¡incluso en la sección de frutas y verduras! Y la única solución para reducir estos residuos es no utilizarlos. Hay numerosas marcas que ya proponen la venta a granel. Se pueden encontrar principalmente frutos secos, legumbres (lentejas, guisantes, quinoa, pasta, arroz…) y también los cereales.

Basta con llevar un recipiente y llenarlo a tu gusto. Se evita el desperdicio y el consumo excesivo. También puedes llevar tus propios recipientes a la charcutería o a la carnicería.

En España la compra a granel es una práctica de consumo que cuenta cada vez con más adeptos, sin embargo no todos los establecimiento la facilitan a los consumidores. 

Abandonar el uso de productos no reutilizables

Hace mucho que nos hemos acostumbrado a los productos de usar y tirar. Los bastoncillos de algodón, las pajitas, los cubiertos de plástico, el film de plástico, las toallitas húmedas… Los usamos un momento y acaban en la papelera. Y más de lo aceptable, en el WC. 

Está previsto que muchos de estos productos, así como los embalajes alimentarios de poliestireno expandido se prohiban en julio de 2021. Las bolsas de plástico ya se han eliminado en 2017, así que ya es hora de adoptar nuevos hábitos, como los siguientes:

  • Pajitas de metal, bambú, silicona o vidrio son una buena solución para reemplazar las de plástico. Se pueden limpiar con un cepillito especial;
  • bee wrap. El film de cocina fabricado a base de tejido recubierto con cera de abeja es la alternativa al rollo de plástico o de aluminio. Incluso lo podrías fabricar tu mismo;
  • utilizar botellas de cristal o metal para guardar el agua, en lugar de botellas de plástico.
  • pilas recargables evita la compra sistemática de pilas de recambio para nuestros aparatos domésticos;
  • las bombillas LED, de larga duración y alto rendimiento;
  • bastoncillos de bambú. El “oriculi” es más ecológico y evita la formación de tapones.
Ver el catálogo de ManoMano
Bombillas LED

El reciclaje selectivo tiene un impacto positivo en el medio ambiente. Hay que clasificar correctamente los residuos para facilitar el reciclaje. Se ahorra en recursos naturales necesarios para fabricar nuevos productos. 

Para hacerlo correctamente en casa, utiliza cubos de basura especiales para reciclaje con varios compartimentos.

El plástico

Existen, no obstante, plásticos reciclables. Para diferenciarlos, basta con fijarse en un logo con forma triangular con 3 flechas. Junto a él encontramos una cifra que designa el tipo de plástico de que se trata. Existen 7 tipos, de plástico pero solo 3 de ellos son reciclables. Entonces ¿qué cifras debemos recordar?

Dígito

Tipo de plástico

¿Cómo se identifica?

Productos afectados

1

PET o PETE (conocido como tereftalato de polietileno, politereftalato de etileno, polietilentereftalato o polietileno tereftalato)

Flexible, ligero y transparente

Botellas de agua, aceite,...

2

PEHD (polietileno de alta densidad)

Opaco, resistente e impermeable

Envases de detergente, botellas de leche, frascos de gel de ducha o champú...

5

PP (polipropileno)

Rígido, resistente al calor

Menaje de cocina reutilizable, paragolpes, alfombras y alfombrillas...

Qué hay que tirar en el contenedor amarillo

En el contenedor amarillo se depositan los residuos plásticos y metálicos reciclables:

  • Botellas de plástico ;
  • frascos y botes de detergentes, suavizantes, champús;
  • tetra bricks de leche, zumo, etc.
  • envases metálicos: latas de bebidas, latas de conserva.

Atención: no tirar aerosoles, que deberán depositarse en un punto limpio, ni residuos de reformas en la vivienda (salvo plásticos). Tampoco papel o cartón.

El vidrio, al contenedor verde 

El vidrio se puede reciclar hasta el infinito. Todos los envases de vidrio se tiran en el contenedor verde, si existe en la comunidad, o bien en los contenedores colocados en la calle, junto a los de papel y cartón. En ellos se tiran las botellas de vino o de otras bebidas, frascos de conservas o de cosméticos y perfumes (sin tapa o tapón de corcho).

El cristal, espejos rotos  o las bombillas debe depositarse en los contenedores del punto limpio destinados a ese fin y no junto a la basura diaria.

El papel y el cartón al contenedor azul

Todos los embalajes de papel o cartón se depositan en el contenedor azul, por ejemplo los siguientes:

  • Cajas de cartón de compras online;
  • papel de periódicos o revistas;
  • restos de papel de oficina, que no deba ser destruído por contener datos sensibles protegidos por la ley
  • bolsas de papel entregadas con las compras.

El contenedor de basura clásico

En éste cubo o contenedor se depositan todos los residuos de la vivienda que no se pueden reciclar, por ejemplo:

  • Embalajes con restos de comida;
  • pañales y compresas;
  • toallitas húmedas;
  • colillas, polvo;
  • excrementos de animales, arena de gato;
  • pelo.

Contenedor para basura orgánica con tapa marrón

En muchas ciudades ya se ha empezado a separar de la basura normal todos los restos orgánicos que se pueden transformar en recursos que reviertan en la ciudad, además de reducir gases tóxicos. Algunos de estos restos orgánicos pueden ser:

  • Restos de fruta y verdura;
  • restos de carne y pescado;
  • cáscaras de huevo, conchas de marisco y cáscaras de frutos secos;
  • posos del café o de infusiones;
  • tapones de corcho cerillas y serrín;
  • papel de cocina y servilletas impregnadas de comida;
  • restos de jardinería de la vivienda.
Ver el catálogo de ManoMano
Cubos de basura especiales para reciclaje

Los residuos orgánicos que acabamos de mencionar se pueden compostar con la ayuda de un compostador. Éste se coloca en el exterior, resguardado del sol, la lluvia o el viento, por lo que hay que prever un lugar adecuado que cumpla esas condiciones. 

El compost producido se utiliza como fertilizante verde para la tierra. Ayuda al crecimiento de las plantas, árboles y arbustos o rosales, así como de un pequeño huerto.

Un buen compost es de color oscuro, textura homogénea y estará suelto. Debería oler a tierra y a bosque. Para conseguir un resultado así, hay que mezclarlo y revolverlo  una vez al mes para airearlo, diversificar los desechos que se compostan y humedecerlo en períodos de sequía.

Qué poner en el compostador

No todos los alimentos ni todos los residuos del jardín pueden ir a parar al compostador. Hay que tener en cuenta que para producir un buen compost hace falta un 60% de materias nitrogenadas (frescas) y un 40% de materias carbónicas (secas).

Restos de comida

En general se pueden poner todos los restos indicados más arriba que irían al contenedor de basura orgánica:

  • Frutas y verduras cortadas en trozos;
  • mondas de las frutas, excepto las peladuras de cítricos.
  • trozos de pan aplastado;
  • restos de pasta o arroz sin salsas;
  • cáscaras de huevo o de frutos secos y conchas de marisco;
  • posos del café y de infusiones, que pueden estar en bolsita pero sin grapas.

Residuos verdes

  • Hierba cortada;
    • restos del desbroce, ramas cortadas;
    • malas hierbas sin semillas (secar antes);
    • hojas de árboles y arbustos;
    • flores secas.

    Existen otros residuos domésticos que no se pueden tirar en los cubos de basura corriente. Deben seguir tratamientos de reciclaje particulares porque contienen componentes que pueden presentar riesgo o son, directamente, peligrosos. 

    • Las pilas, baterías y bombillas pueden depositarse en contenedores específicos presentes en los supermercados y grandes superficies;
    • los cartuchos de tinta para impresora de pueden reciclar o retornar al fabricante o distribuidor;
    • los electrodomésticos de cualquier tamaño de deben llevar al punto limpio. Los comercios dedicados a la venta de estos aparatos los suelen retirar en el momento de reemplazarlos por uno nuevo;
    • los aceites de motor u otras grasas por principio no deberían vaciarse en un domicilio. En todo caso, si por ejemplo se vacía el aceite de un cortacésped hay que llevarlo a un taller o punto autorizado donde lo recogerá una empresa especializada en el tratamiento de este tipo de residuos;
    • los medicamentos caducados se depositan en las farmacias en un contenedor dedicado a ese fin;
    • Las radiografías se llevan a la farmacia o a un centro hospitalario.

    Ver cubos de basura

    Ficha escrita por:

    Jennifer, 3 fichas consejo

    Jennifer

    Redactora especializada en temáticas de construcción jardín y ecología. Escribo para decenas de revistas web, blogs y en medios especializados en bricolaje y jardín desde hace 12 años.Apasionada de las palabras y de todo lo que se puede hacer con las manos, me encanta la agricultura orgánica. Estoy siempre buscando alternativas ecológicas y baratas, que mezclen ingenio y recuperación. Me gusta encontrar soluciones con impacto positivo en el medio ambiente y que no dejen un agujero en el bolsillo.Cultivo mi jardín y hago mis propias conservas, o el jabón. Tengo un proyecto un poco loco para restaurar una casa de pueblo con materiales ecológicos y técnicas tradicionales. Espero compartir mis experiencias y conocimiento con naturalidad y gran placer.

    El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

    • Millones de productos

      Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

    • Entrega a domicilio o en punto de recogida

      Tú eliges

    • Cientos de expertos en línea

      Como tener a muchos Macgyver pero en línea