¿Cómo proteger el huerto de manera ecológica?

¿Cómo proteger el huerto de manera ecológica?

Ester, hortelana autodidacta

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta

81 fichas consejo

Cultivar un huerto ecológico y proteger las plantas del mismo modo no consiste únicamente en utilizar fitosanitarios respetuosos con el medio ambiente. Hay otras técnicas y buenas prácticas que nos permitirán mantener la fertilidad del suelo y maximizar los resultados, empezando por una correcta planificación.   

Características importantes

  • Planificación de cultivos
  • Asociaciones beneficiosas entre hortalizas
  • Rotación de cultivo
  • Atrayentes de insectos beneficiosos
  • Estimulantes y fitosanitarios ecológicos
Ver lonas de protección

La planificación de los cultivos es útil para decidir no solo lo que vamos a cultivar, sino también cómo lo vamos a proteger. 

Como veremos más adelante, podemos distribuir las plantas de modo que se ayuden (y protejan) las unas a las otras. Y para ello es de vital importancia sentarse con lápiz y papel, dibujar el espacio disponible y anotar las hortalizas que queremos cultivar.

Los puntos que tendremos en cuenta para decidir su ubicación en el huerto serán:

  • Sus necesidades de sol directo;
  • las asociaciones que podemos realizar entre ellas;
  • la familia botánica a la que pertenecen; 
  • Y la posibilidad de crear un espacio de plantas atrayentes de insectos beneficiosos.
Ver el catálogo de ManoMano
Hortalizas

Algunas hortalizas ahuyentan a determinados insectos por su olor. Un buen ejemplo de ello es el de la cebolla, que repele a la mosca de la zanahoria con su olor. Por ello se suelen combinar en el huerto, ya que una actúa como protectora ante una plaga de la otra.

Otras plantas, precisan de nutrientes que no entran en conflicto con otros cultivos o bien tienen un crecimiento rápido que nos permite un mejor aprovechamiento del espacio.

Estas son las hortalizas que podemos cultivar juntas, también llamadas asociaciones beneficiosas:

Hortaliza
Asociación beneficiosa
Acelga
Apio, cebolla, col, judía, lechuga, pimiento, rábano, tomate, zanahoria
Ajo
Albahaca, berenjena, escarola, fresa, lechuga, nabo, pepino, pimiento, remolacha, tomate, zanahoria
Albahaca
Judía, pepino, pimiento, tomate
Alcachofa
Judía, lechuga, guisante, rábano
Apio
Acelga, berenjena, col, espinaca, judía, pepino, puerro, rábano, pimiento, tomate
Berenjena
Ajo, apio, borraja, cebolla, col, escarola, espinaca, judía, lechuga, patata, puerro, rábano, zanahoria
Borraja
Berenjena, espinaca, pepino
Calabacín
Albahaca, cebolla, guisante, judía, lechuga, maíz, patata
Calabaza
Albahaca, cebolla, col, guisante, judía, lechuga, maíz
Cebolla
Berenjena, calabacín, col, escarola, espinaca, fresa, lechuga, melón, pepino, perejil, puerro, remolacha, sandía, tomate, zanahoria
Col
Acelga, apio, berenjena, calabaza, cebolla, escarola, espinaca, guisante, judía, lechuga, nabo, patata, pepino, pimiento, puerro, remolacha, tomate, zanahoria
Coliflor
Apio, tomate
Escarola
Ajo, berenjena, cebolla, col, escarola, espinaca, fresa, nabo, puerro
Espárrago
Guisante, lechuga, pepino, perejil, puerro, rábano, tomate
Espinaca
Apio, berenjena, borraja, cebolla, col, escarola, fresa, guisante, haba, judía, lechuga, nabo, pimiento
Fresa
Ajo, cebolla, espinaca, lechuga, puerro
Guisante
Apio, calabacín, col, espárrago, espinaca, lechuga, maíz, melón, nabo, patata, pepino, pimiento, rábano, sandía, tomate, zanahoria
Haba
Alcachofa, apio, espinaca, lechuga, maíz, patata
Judía
Albahaca, acelga, apio, berenjena, calabacín, calabaza, col, espinaca, fresa, lechuga, maíz, nabo, patata, pepino, pimiento, rábano, tomate, zanahoria
Lechuga
Ajo, berenjena, calabacín, calabaza, cebolla, col, espinaca, fresa, guisante, haba, judía, maíz, melón, nabo, patata, pepino, pimiento, puerro, rábano, remolacha, sandía, tomate, zanahoria
Maíz
Calabaza, guisante, haba, judía, melón, patata, pepino, sandía, tomate
Melón
Cebolla, guisante, lechuga, maíz
Nabo
Col, espinaca, guisante, judía, lechuga, pepino, puerro, remolacha, tomate
Patata
Berenjena, calabacín, col, haba, judía, maíz, puerro, rábano, zanahoria
Pepino
Ajo, albahaca, apio, cebolla, col, espárrago, guisante, judía, lechuga, maíz, nabo, rábano, remolacha
Pimiento
Acelga, ajo, albahaca, col, espinaca, guisante, judía, lechuga, puerro, rábano
Puerro
Apio, berenjena, cebolla, col, escarola, espinaca, lechuga, patata, pimiento, remolacha, tomate, zanahoria
Rábano
Acelga, ajo, apio, berenjena, espinaca, guisante, judía, lechuga, patata, pepino, pimiento, tomate, zanahoria
Remolacha
Apio, ajo, cebolla, col, lechuga, nabo, pepino, puerro
Sandía
Cebolla, guisante, lechuga, maíz
Tomate
Acelga, ajo, albahaca, apio, cebolla, col, espárrago, espinaca, guisante, judía, lechuga, maíz, perejil, puerro, rábano, zanahoria
Zanahoria
Acelga, ajo, berenjena, cebolla, col, guisante, judía, lechuga, patata, puerro, rábano, tomate

Del mismo modo que existen asociaciones beneficiosas, también las hay neutras y perjudiciales. Por norma, debemos evitar cultivar juntas hortalizas de la misma familia botánica: competirán por los mismos nutrientes del suelo.

Esta práctica consiste en no repetir el cultivo de determinada hortaliza en el mismo espacio, año tras año. Las ventajas que conseguimos con ello son las siguientes:

  • Mantener la fertilidad del suelo, evitando agotar los mismos nutrientes al repetir el cultivo año tras año;
  • “despistar” a las plagas, que no encontrarán a su planta huésped en el mismo lugar donde la cultivamos el año anterior.

Para planificar las rotaciones, es conveniente conocer las familias botánicas y el orden que deberíamos seguir al efectuar el cambio de ubicación de los cultivos:

ESPACIO 1 SOLANÁCEAS (Berenjena, pimiento y tomate)
ESPACIO 2 LILIÁCEAS (Ajo, cebolla y puerro) UMBELÍFERAS (Apio, nabo y zanahoria)
ESPACIO 3 CRUCÍFERAS (Col, nabo y rábano) LEGUMINOSAS (Guisante, haba y judía)
ESPACIO 4 COMPUESTAS (Escarola, lechuga) CUCURBITÁCEAS (Calabacín, calabaza, melón, sandía y pepino) QUENOPODIÁCEAS (Acelga, espinaca y remolacha)

El segundo año de cultivo, los cultivos del espacio 1 se harían en el espacio 2, los del 2 en el 3, los del 3 en el 4 y los del 4 pasarían al espacio 1. Hasta al cabo de 5 años no volveríamos a cultivar las plantas en el mismo lugar, favoreciendo así la biodiversidad y la fertilidad de la tierra.

Si el espacio nos lo permite, puede ser muy interesante crear una franja alrededor del huerto en la que cultivar plantas atrayentes. Llamamos así a aquellas que resultan irresistibles tanto para insectos polinizadores (como por ejemplo las abejas) como para insectos predadores a los que consideramos plagas.

Algunos de los más utilizados (siempre y cuando se adapten bien a nuestra zona de cultivo), son el aliso (Alyssum maritimum), la melisa (Melissa officinalis), el hinojo (Foeniculum vulgare), la caléndula (Calendula officinalis), y los tagetes (Tagetes patula).

Todas las flores resultan interesantes para atraer a insectos, pero en el caso de las abejas es mejor optar por las llamadas plantas melíferas. Algunos frutales como los almendros, los castaños, limoneros, naranjos y mandarinos las atraen durante la floración. También algunas plantas aromáticas como el romero, el tomillo, las mentas, la lavanda, el orégano, la mejorana y el espliego. 

Nuestro consejo es que antes de arrancar una planta que crezca de manera espontánea cerca de tu huerto, intentes identificarla. Es sencillo buscar información sobre ella y decidir si la mantienes por sus beneficios o la eliminas para plantar otra que resulte más atrayente.

Ver el catálogo de ManoMano
Plantas aromáticas

Una buena manera de proteger nuestro huerto es manteniendo sanas nuestras plantas. Esto podemos conseguirlo con el uso de fertilizantes y estimulantes que favorezcan el crecimiento de las plantas y aumentan sus defensas ante las plagas.

Algunos de los más utilizados son el purín de ortigas, el de cola de caballo, el de consuelda, los fertilizantes fabricados con algas y otros preparados caseros que utilizan plantas frescas o secas en su elaboración. 

Si a pesar de todo, llegan las plagas o los hongos, existen un buen número de fitosanitarios ecológicos para tratar los cultivos. Es importante revisar las instrucciones de cada producto ya que algunos pueden utilizarse como preventivos además de como curativos cambiando la dosificación.

La mayoría de estos fitosanitarios son fotosensibles. Esto significa que se degradan de manera natural a la luz del sol, perdiendo por tanto su efectividad. Por ello se recomienda utilizarlos al amanecer o al anochecer.

También es importante repetir la aplicación según se indique en la etiqueta del producto: puede que actúe sobre adultos pero no sobre huevos o larvas, o que haya que volver a aplicarlo en caso de lluvia (que lo elimina de las plantas).

Acabamos con un apunte más: que el producto que vayamos a utilizar sea ecológico no significa que no pueda ser peligroso. El azufre, por ejemplo, es un fungicida y acaricida aceptado en agricultura ecológica que debe aplicarse utilizando mascarilla, gafas y ropa de protección. Revisa las indicaciones de seguridad de todos los productos antes de utilizarlos.

Ver el catálogo de ManoMano
Mascarilla, gafas y ropa de protección
Ver lonas de protección

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta, 81 fichas consejo

Ester, hortelana autodidacta

Autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparto talleres de huerto urbano, colaboro en medios especializados y en 2014 publiqué mi primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea