Cómo hacer purín de plantas

Cómo hacer purín de plantas

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Los purines son preparados a base de plantas y una excelente alternativa a los productos fitosanitarios químicos. Los purines de ortiga, consuelda y cola de caballo son los más populares. Son fáciles de preparar y de usar, y se elaboran con diversas plantas que ofrecen distintos efectos preventivos e insecticidas. 

Características importantes

  • Uso de extractos de plantas
  • Consejos de preparación
  • Etapas de elaboración
  • Principales purines
  • Propiedades de los purines
Ver el cuidado de las plantas

Los preparados a base de plantas, denominados extractos de plantas, sirven como abono, fungicida o insecticida. También repelen las plagas debido a su olor y refuerzan la resistencia de las plantas contra todo tipo de agresiones (enfermedades, insectos, ácaros). 

Estos preparados se obtienen a partir de plantas que se pueden encontrar fácilmente en el jardín o en el medio natural, pero puedes encontrar purines listos para usar en centros de jardinería o comprarlos en diversos distribuidores.

Existen varios procedimientos para extraer los principios activos de las plantas y hacer preparados ecológicos para el jardín:

  • Maceraciones;
  • infusiones;
  • decocciones;
  • purines.

En realidad, los purines son extractos fermentados que se obtienen macerando plantas en agua durante varios días.

Este es el método general de elaboración de purines (receta para obtener 10 litros de producto).

  1. Recolecta aproximadamente 1 kg de plantas frescas (tallos y hojas de ortiga, consuelda...).
  2. Corta las plantas en trozos grandes.
  3. Introdúcelas en un recipiente grande de plástico que contenga 10 litros de agua de lluvia. Las plantas deben estar completamente sumergidas.
  4. Tápalo, pero no de forma hermética, puesto que es necesario que haya oxígeno para que se produzca la fermentación. Coloca el recipiente en un lugar resguardado del sol.
  5. Déjalo fermentar y remueve el líquido todos los días. Cuando dejen de formarse burbujas en la superficie del líquido al removerlo, habrá terminado la fermentación. Esto puede prolongarse de 8 a 15 días según la especie de planta y la temperatura exterior.
  6. Filtra el líquido y el purín estará listo para ser usado.

Si no puedes usar el purín de inmediato, almacénalo en recipientes herméticos (botellas, bidones, etc.) en un lugar fresco y resguardado de la luz. Puede conservarse así durante varios meses.

No uses el purín puro. Dilúyelo al 20 % si lo utilizas como estimulante mediante riego en la base de las plantas y al 10 % para pulverizarlo en las hojas.

  • Utiliza agua de lluvia en todos los preparados, especialmente si van a someterse a una fermentación. Además, el agua de lluvia no tiene cal. A menos que se indique lo contrario, utiliza agua de pozo o agua de manantial;
  • si tienes que emplear agua de suministro, deja que se airee durante 2 días para que desaparezca el cloro;
  • para evitar fenómenos de oxidación, no prepares la receta en un recipiente de metal (salvo si es de acero inoxidable). Tampoco uses uno de madera, ya que puede alterar el preparado. Utiliza plástico o tinajas de terracota;
  • fíltralo en 2 o 3 pasos: primero, haz un filtrado grueso para eliminar los residuos más grandes (en un tamiz con arena, por ejemplo) y luego, uno o dos filtrados más finos, por ejemplo, con una antigua red o malla antiinsectos o unos pantis;
  • el purín puede almacenarse durante mucho tiempo (hasta 1 año) a condición de que se conserve en recipientes opacos cerrados herméticamente (botellas o bidones) en un lugar fresco. Para que se conserve de forma óptima, llena los recipientes hasta el cuello con el fin de evitar la oxidación causada por el aire;
  • no mezcles varias especies de plantas en la elaboración del purín. Esto podría alterar el proceso y hacer que no fermentara correctamente. En cambio, es perfectamente viable mezclar diferentes extractos elaborados por separado.

Purín de ortiga

Es el purín más conocido con diferencia. El purín de ortiga es rico en nitrógeno y sales minerales. Estimula el crecimiento de las plantas, las hace más resistentes a las agresiones externas (enfermedades, plagas, sequía...) y mejora la calidad de los frutos. Se suministra a la tierra mediante riego o pulverizado sobre las plantas y sirve como estimulante tras un trasplante, una helada o una granizada.

La ortiga también es un activador de compost, y favorece la transformación de las materias orgánicas en humus. No dudes en añadirla al montón de compost, incluso los restos de ortiga con el que has elaborado el purín.

Purín de consuelda

El purín de consuelda es uno de los productos más utilizados por los jardineros ecológicos. Es un formidable abono natural, rico en potasio, fósforo y boro, que estimula el crecimiento y la floración. Su acción es especialmente útil para favorecer la formación y el crecimiento de los frutos, incluidas las hortalizas de fruto (tomates, calabazas, etc.).

Asimismo, se usa como insecticida. Generalmente se usa al inicio de la vegetación, y luego cada 2 semanas durante todo el período de crecimiento de la planta.

Purín de cola de caballo

El purín de cola de caballo es un estimulante que hace que las plantas sean más resistentes a los ataques de hongos o parásitos. Contiene sílice, potasio, calcio y diversas sales minerales.

Diluido al 10 %, actúa previniendo enfermedades causadas por hongos, especialmente el oídio.

Planta

Propiedades y uso

Ajenjo (hojas y flores)

Insecticida contra orugas y pulgones; pulverizado, diluido al 20 %.

Consuelda (hojas y flores)

Abono y estimulante; diluido al 20 % en el agua de riego.

Helecho común (hojas)

Insecticida contra pulgones; pulverizado, diluido al 5 %.

Abono; diluido al 10 % en el agua de riego.

Lavanda (tallos con flores)

Repelente de insectos; pulverizado, diluido al 10 %.

Ortiga (hojas y tallos)

Fertilizante y estimulante; pulverizado, diluido al 10 % o diluido al 20 % en el agua de riego.

Cola de caballo (hojas y tallos)

Estimulante de plantas jóvenes; pulverizado, diluido al 5 %.

Fungicida preventivo; pulverizado, diluido al 10 %.

Tanaceto (hojas y flores)

Repelente de insectos; pulverizado, diluido al 10 %.

Ver el cuidado de las plantas

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea