¿Cómo escarificar el césped?

¿Cómo escarificar el césped?

Ester, hortelana autodidacta

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta

81 fichas consejo

El escarificado del césped es una tarea imprescindible para mantener su belleza y salud. Al escarificar, se afloja y se airea la tierra en superficie, mejorando la penetración del aire, del agua y de los nutrientes, abonos o enmiendas que se aportan regularmente. Además, es la mejor manera para eliminar el musgo y el fieltro que se acumula entre la hierba y en su superficie.

Características importantes

  • Porqué es importante escarificar el césped
  • Períodos recomendados para la escarificación
  • Tipos de escarificadores
  • Cómo escarificar
Ver escarificadores

Los restos de siega y sobre todo las raíces y hojas secas del propio césped, forman un fieltro espeso que impide la aireación del suelo, especialmente si este es muy compacto y de naturaleza ácida, sobre el que pueden aparecer hongos y enfermedades.

La escarificación consiste en eliminar esta masa de raíces muertas o superficiales así como del fieltro para facilitar la entrada del aire y el sol en la tierra. Además, permite eliminar el musgo que se forma habitualmente durante el período invernal en zonas sombrías y húmedas del césped, como por ejemplo bajo los árboles, o en zonas con exposiciones al norte a lo largo de un muro… Si se realiza una escarificación sobre un césped que lleva muchos años plantado, se consigue una regeneración total del mismo.

Ver el catálogo de ManoMano
Árboles

Es recomendable pasar el escarificador a principios de la primavera, de marzo a abril, o en otoño, entre finales de septiembre y octubre.

Realizad la tarea cuando el suelo esté ligeramente húmedo. Los jardineros más experimentados realizan 2 escarificados anuales, uno en primavera y otro en otoño. Pero si se prefiere pasar el escarificador una única vez al año, elegid la primavera para realizar esta tarea.

No es recomendable escarificar un césped joven, sembrado hace menos de 3 años, ya que es un proceso traumático que puede influir negativamente en su implantación. Es preferible dejar que la hierba crezca y se desarrolle lentamente durante los primeros años.

Ver el catálogo de ManoMano
Escarificador

Habitualmente se elige entre 3 tipos de escarificadores en función de la superficie de césped a cuidar.

  • Un escarificador manual es más que suficiente para trabajar unos pocos metros cuadrados de césped. Se asemeja a un rastrillo con dientes planos ligeramente dentados;
  • un escarificador eléctrico es más apropiado para extensiones medianas, de hasta 500 m². Esta herramienta, provista de un buen número de dientes que giran alrededor de un eje, es regulable en profundidad. Se asemeja a un cortacésped, y puede estar provista de un saco de recogida de recortes;
  • un escarificador térmico es la solución más apropiada para superficies de césped más grandes, de un tamaño superior a los 500 m². En esencia, funciona del mismo modo que un cortacésped térmico.

Debido a su precio de compra (algunos cientos de euros en los modelos térmicos) y a que su utilización es limitada (una o dos veces al año), puede ser recomendable alquilar un escarificador en vez de comprarlo.

Ver el catálogo de ManoMano
Cortacésped térmico

Empieza cortando el césped muy bajo ( a un máximo de 2  cm), y recoge los recortes.

Regula la profundidad de trabajo del escarificador en función de tu tierra y del estado del césped, entre 2 y 4 cm

Las hojas del escarificador, al girar dentro del suelo, cortan el fieltro, arrancan las malas hierbas y levantan el musgo. En períodos secos, y si el suelo está muy duro, es recomendable regar el césped el día anterior a la utilización del escarificador.

Si utilizas un escarificador manual, realiza un movimiento de vaivén repetidamente y en espacios pequeños para que los dientes no se hundan demasiado.

Para obtener mejores resultados, realiza varios pases cruzados. Al finalizar, el césped presenta un aspecto removido, pero la hierba crecerá rápidamente y mucho más sana.

Para acabar, si tu escarificador no dispone de bolsa de recogida de recortes, utiliza un cepillo o escoba para césped, para retirar todos los restos de raíces y de musgo, que pueden añadirse a la pila de compost. Otra opción consiste en pasar de nuevo el cortacésped si este dispone de la función de aspirado y recogida de recortes de hierba.

Si el césped está muy dañado o presenta calvas, aprovecha el escarificado para conseguir que luzca de nuevo. Aprovecha el estado de la tierra para resembrar y pasar el rulo. Con ello conseguirás además alisar los montones de tierra levantados por el escarificador

Si la previsión no anuncia lluvias inminentes, riega suavemente a continuación. Evita caminar sobre el césped y espera algunas semanas a que crezca y se regenere antes de empezar a cortarlo.

Es recomendable aprovechar el estado en que queda el suelo tras el escarificado para aportar nutrientes con abono, compost, cenizas de madera (un puñado por m²), o cal si el suelo es muy ácido. En suelos arcillosos, puedes mejorar su permeabilidad añadiendo superficialmente una capa de arena o recebo para césped.   

Ver el catálogo de ManoMano
Arena o recebo para césped
Ver escarificadores

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta, 81 fichas consejo

Ester, hortelana autodidacta

Autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparto talleres de huerto urbano, colaboro en medios especializados y en 2014 publiqué mi primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea