¿Cómo elegir una engalletadora?

¿Cómo elegir una engalletadora?

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

Ficha escrita por:

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

31 fichas consejo

Si quieres ser un maestro de los montajes de carpintería, necesitas una engalletadora Esta herramienta ranura tus piezas de madera gracias a su hoja. Podrás insertar láminas pegadas para que tus piezas se unan. Ranuras, uniones... Descubre todo tu talento.

Características importantes

  • Profundidad de fresado
  • Tope de profundidad
  • Potencia
  • Placa frontal
  • Ergonomía
Ver engalletadoras

La engalletadora, también llamada fresadora de láminas, sirve para realizar ensamblajes. Un disco gira a gran velocidad y perfora las dos piezas de madera de forma simétrica. Basta con insertar las galletas de madera, impregnadas con cola en los orificios para unir las dos piezas.

A la hora de escoger, es como una fresadora de láminas, ya que las características son similares: peso, potencia, acabados, sencillez de reglaje y ajuste angular.

Entre la máquina más básica y la más profesional hay algunas diferencias. A pesar de que todas las engalletadoras hacen su trabajo, puede haber algunas diferencias interesantes:

  • Facilidad y precisión;
  • hacer ranuras;
  • hacer uniones desmontables.

Consejo: las galletas de madera que uses deben ser de haya para garantizar una unión eficaz. ¡Desconfía de las galletas de contrachapado u otra madera! ¡Utiliza siempre cola al agua para que las galletas se hinchen y hagan correctamente su trabajo!

Ver el catálogo de ManoMano
Engalletadora

La engalletadora está concebida para crear uniones con galletas de diferentes tamaños. Los más habituales son:

  • N°0, de 47 x 15 mm, para paneles entre 8 y 12 mm de espesor;
  • N°10, de 53 x 19 mm, para 12 a 15 mm;
  • N°20, de 56 x 23 mm, para más de 15 mm.

Todas las galletas tienen 4mm de grosor - como la cuchilla. Si tu engalletadora permite utilizar los tres tipos de galletas ¡Enhorabuena, has elegido un buen modelo!

También hay otras tallas de galletas menos habituales:

  • S6, de 85 x 30 mm y 4 mm de grosor, destinadas a paneles de más de 20 mm de espesor;
  • H9, de 38 x 12 mm y 3 mm de espesor, para ensamblar los marcos de los cuadros.

Hasta aquí lo básico. A grandes rasgos, casi todas las engalletadoras deben ser capaces de insertar estos tipos de galletas, salvo los modelos S6 y H9. Para ello deberás comprobar las características técnicas de tu máquina. Si lo que quieres es la S6 y la H9, la inversión será más elevada y necesitarás una máquina capaz de admitir fresas de 3 mm de diámetro (teniendo en cuenta que la medida estándar es 4 mm).

¡Si es tu caso podrás trabajar como un auténtico profesional! Podrás hacer todos los trabajos de montaje y ensamblado posibles. Además, te dan la posibilidad de instalar galletas de madera de 2 mm de espesor y láminas autoajustables.

Para una máquina de calidad, nosotros optamos por un sistema de preajuste. Eliges el tipo de galletas y la fresadora ajusta su profundidad de corte.

A medida que nos adentramos en el mundo de la alta gama descubrimos nuevas posibilidades, como crear ensamblajes desmontables gracias a galletas especiales con tornillos o sustituir las uniones por galletas de clip. Las engalletadoras de alta gama pueden utilizar galletas de madera de 3 mm a 12,2 mm.

Estos métodos son muy eficaces y permiten ganar tiempo. ¡Antes de comprar una herramienta de alta gama piensa el uso que le vas a dar!

Ver el catálogo de ManoMano
Galletas

En esta herramienta es primordial la precisión y la fiabilidad de los ajustes. Un ligero desplazamiento se nota y puedes pasar horas reparándolo.

  • La profundidad de fresado: se regula con un tornillo y permite ajustarla rápidamente a las dimensiones estándar de las galletas. Las máquinas más eficientes permiten hasta 6 preajustes. La profundidad de las máquinas habituales es de 19/ 20 mm;
  • el tope de altura: móvil o integrado en la placa frontal. Debe ser regulable de forma micrométrica para trabajar con cualquier tipo de espesor. Ciertas máquinas ofrecen la posibilidad de introducir el tope bajo la plantilla de la engalletadora, interesante si tienes que realizar un trabajo en medio de un panel o cerca de los cantos;
  • la placa frontal: es necesario que sea inclinable y regulable en grados si vas a trabajar los cortes en inglete. Los modelos sofisticados tienen reglajes rápidos a 0°, 45° et 90°. Una palanca con bloqueo de seguridad permite mantener la precisión.

Las engalletadoras están previstas para paneles de 19 mm de espesor pero es posible, en ciertos modelos, acoplar una calza en la placa frontal que permite los cortes en inglete en paneles más finos o centrados.

Ciertos modelos de engalletadoras permiten un ajuste del disco de 1/10 de mm. ¿Te es útil? te toca decidir según tus necesidades.

Última indicación: aunque la herramienta ofrezca toda una gama en ajustes, comprueba la calidad de fabricación. Si los tornillos se aflojan o alguna pieza se parte tras cinco minutos de uso, vas a tirarte de los pelos.

Ver el catálogo de ManoMano
Disco

La mayoría de engalletadoras tienen motores de entre 700 W y 1100 W. La potencia no es un factor decisivo. Las herramientas de alta gama tienen 780 W por ejemplo y su número de revoluciones por minuto (rpm) oscila entre 10.000 y 11.000.

La diferencia entre los modelos de gama baja y los modelos profesionales se basa en la precisión y en ciertos puntos a tener en cuenta:

  • La presencia de puntos de referencia, es imprescindible, sirven para centrar la máquina y no cometer errores. Lo mejor: grabados de forma visible sobre la plantilla, el tope de profundidad y sobre la placa frontal;
  • trabajos de ranurado, de más o menos calidad en función de las características de la máquina;
  • un arranque progresivo, que permite evitar un desajuste al comenzar a hacer el orificio;
  • ranuras/ patines antideslizantes;
  • peso, facilitando el manejo. 2,5 kg es un buen peso;
  • conexión de aspiración, evitas dispersar el polvo o serrín;
  • interruptor de bloqueo, perfecto para los trabajos en serie;
  • batería, para los más exigentes. Estos modelos aparecen poco a poco en el mercado y son útiles en las obras.
Ver el catálogo de ManoMano
Aspiración

A la larga, este sistema es más barato, ya que las espigas cuestan menos que las galletas y tú mismo puedes fabricarlas. De todas formas, algunos carpinteros afirman que los ensamblajes son menos resistentes.

La precisión es el requisito número 1 de una engalletadora y la elección depende de tus necesidades. Piensa en lo que vas a hacer con ella, pero también, en lo que podrías hacer.

Ahora que lo sabes todo te toca a tí elegir y perfeccionar tu técnica de ensamblaje con galletas.

Ver engalletadoras

Ficha escrita por:

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona, 31 fichas consejo

Lucas, apasionado constructor con madera, Pamplona

Después de haber trabajado algún tiempo en la construcción, en concreto en el sector de las reformas, pintura, embaldosado, carpintería, montaje de cocinas y de cuartos de baño, decidí obtener el diploma de montador-constructor de madera y creo que ha sido una buena decisión, porque no hay nada más agradable que trabajar una estructura o concebir una casa de madera. Me apasiona todo lo relacionado con el trabajo de la madera y uno de mis sueños es construir mi propia casa con este material. Además de eso, soy un auténtico incondicional de las herramientas utilizadas en la construcción: me encanta informarme acerca de las novedades, los métodos de utilización, los trucos y las prestaciones de cada herramienta nueva que sale al mercado, tanto las utilizadas para el trabajo de la madera, como todas las demás. Estaré encantado de daros consejos y de ayudaros a elegir. ¡Feliz bricolaje!