¿Cómo elegir un cerrojo eléctrico?

¿Cómo elegir un cerrojo eléctrico?

Antonio, formador de ferretería y apasionado de la madera

Ficha escrita por:

Antonio, formador de ferretería y apasionado de la madera

4 fichas consejo

Un cerrojo eléctrico es un sistema electromecánico que desbloquea la apertura de una puerta, y que se instala en superficie o encastrado. Funciona según diferentes principios técnicos. Así, puede ser de impulso, contacto fijo o interrupción de corriente. Sigue esta guía para elegir bien tu cerrojo eléctrico.

Características importantes

  • Funcionamiento
  • Usos
  • Tipo de instalación
  • Tipos de cerrojos eléctricos
Ver frontales y accesorios para cerraduras eléctricas

El funcionamiento de un cerrojo eléctrico se puede resumir en tres fases:

  1. Un impulso eléctrico desbloquea el tope pivotante (o pestillo pivotante) del cerrojo, lo que hace que se libere la puerta.
  2. La puerta se abre simplemente empujando.
  3. Al cerrar la puerta o soltar el botón eléctrico, el tope se encaja y vuelve a bloquear la apertura.
Ver el catálogo de ManoMano
Pestillo

Los cerrojos eléctricos se utilizan para controlar el acceso de una vivienda o un local. Su ventaja es que se controlan a distancia para la apertura de una puerta o un portón, bien mediante el uso de un telefonillo o intercomunicador, un simple pulsador, un lector de identificaciones o un teclado numérico.

Los cerrojos eléctricos no son dispositivos de seguridad, son simplemente de control de acceso. No ofrecen ningún tipo de garantía contra el robo. Siempre habrá que bloquear mecánicamente la puerta con el pestillo paletón de la cerradura. Si queremos tener una resistencia al robo y un control a distancia del acceso, tendrás que elegir una cerradura eléctrica que cuente con uno o dos cerrojos motorizados.

Los cerrojos eléctricos se pueden instalar de diferentes formas:

  • En superficie;
  • encastrados.

Se utilizan otras denominaciones técnicas para diferenciar sus formas de funcionamiento:

  • Impulso;
  • contacto fijo;
  • desbloqueo manual;
  • funcionamiento invertido.

Hay dos tipos de cerrojos eléctricos en función de su forma de instalación:

  • cerrojos en superficie sobre el marco de la puerta o portón;
  • cerrojos que se encastran en el marco de la hoja.

Los dos tipos de cerrojos eléctricos funcionan con voltaje de 12 o 24 voltios. De manera excepcional, se pueden encontrar también en 48 voltios.

Cerrojos eléctricos instalados en superficie

Los cerrojos eléctricos en superficie están compuestos por una sola pieza y no se necesita ningún otro accesorio para su instalación, más allá de los tornillos de fijación y la conexión eléctrica.

Sin embargo, estos cerrojos tienen un sentido de apertura, y se abren hacia un lado u otro (derecha o izquierda) en función del lado en el que se instale la cerradura.

El cerrojo se tendrá que adaptar al tipo de cerradura -horizontal o vertical- y su forma de apertura -tirando o empujando-.

Cerrojos eléctricos encastrados

Los cerrojos eléctricos encastrados no tienen un sentido de apertura concreto. Son reversibles, al contrario que los cerrojos en superficie, que abren hacia la derecha o hacia la izquierda.

Para los cerrojos eléctricos encastrados, hay que utilizar también un frontal, una placa metálica que sirve de soporte al cerrojo, y permite encontrar las especificaciones asociadas a los cerrojos clásicos de cerradura de empotrar:

  • Perforación o ausencia de perforación para el pestillo paletón;
  • compatible o no con puertas de madera, PVC o aluminio;
  • presencia o ausencia de refuerzo en ángulo o de esquina.

Los cerrojos eléctricos, tanto si son de superficie como si son encastrados, cuentan con ciertas denominaciones técnicas que indican su forma de funcionamiento. Este es un dato determinante a la hora de elegir el modelo. Vamos a distinguir las opciones propuestas, dependiendo de su forma de funcionamiento:

De impulso o funcionamiento automático

Con un cerrojo eléctrico de impulso o emisión, la puerta se puede abrir mientras se mantiene pulsado el botón eléctrico que acciona la apertura.

Estos cerrojos suelen estar asociados a un temporizador que limita la acción de apertura a un breve espacio de tiempo. Es común en la puerta de entrada a un bloque de vivienda de vecinos, accionado por un interruptor.

De impulso con desbloqueo manual

Los cerrojos eléctricos de impulso con desbloqueo manual funcionan exactamente igual que el modelo anterior. Sin embargo, se puede desactivar el cerrojo manualmente accionando una pequeña palanca incorporada en el cerrojo, algo que resulta muy útil a la hora de realizar operaciones de mantenimiento o una mudanza, situaciones en las que la puerta debe permanecer abierta todo el tiempo.

De contacto fijo

Este es el tipo de cerrojo más corriente. Al igual que ocurre con el cerrojo de impulso o emisión, se desbloquea con un impulso eléctrico. Excepto que, en el caso de los modelos de contacto fijo, se puede soltar el pulsador: el cerrojo únicamente se volverá a activar al cerrar la puerta.

Con este tipo de cerrojo, la hoja de la puerta debe estar equipada con un cierrapuertas.

De contacto fijo con desbloqueo manual

En este tipo de cerrojo eléctrico, el contacto fijo está acompañado de un desbloqueo manual. Esta opción permite desactivar el cerrojo manualmente, accionando una pequeña palanca incorporada en el cerrojo, lo cual resulta muy útil en situaciones en las que la puerta debe permanecer abierta todo el tiempo.

De funcionamiento invertido

Los cerrojos de funcionamiento "fail safe" o de interrupción de corriente se desactivan cuando dejan de recibir corriente eléctrica. Este tipo de cerrojos se suelen utilizar en sistemas de protección de personas como, por ejemplo, salidas de emergencias. En caso de corte de electricidad, la puerta permanece abierta y permite franquearla.

Algunos cerrojos específicos

A menudo, en las denominaciones se indica "cerrojo de emisión y contacto fijo" o "de interrupción de corriente y contacto fijo". Estos cerrojos se pueden instalar de las dos formas, en función de las especificaciones técnicas de los aparatos utilizados antes o después que el cerrojo.

El de conmutación lleva incorporado un activador que indica si la puerta está abierta o cerrada, y permite múltiples aplicaciones como alarmas, control de accesos, etc.

Ver el catálogo de ManoMano
Cerrojo
Ver frontales y accesorios para cerraduras eléctricas

Ficha escrita por:

Antonio, formador de ferretería y apasionado de la madera, 4 fichas consejo

Antonio, formador de ferretería y apasionado de la madera

Durante muchos años, trabajé en almacenes de ferretería. Con el tiempo, cambié a la formación técnica para los vendedores de las tiendas.Además de apasionarme mi trabajo, soy un amante de la madera y de todos sus campos de aplicación. Me encanta trabajar tanto en construcción, como en la creación de mobiliario.Con pasión, sigo respondiendo dudas redactando fichas técnicas, realizando infografías y ayudando online. Sintetizar los conocimientos que recojo de mis experiencias y poder compartirlos, tanto por escrito, como oralmente, es muy importante para mí. Espero poder responder a la mayor cantidad posible de dudas para que muchos puedan beneficiarse.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea