¿Cómo elegir las patatas para sembrar?

¿Cómo elegir las patatas para sembrar?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Existen más de 100 variedades de patatas y todas ellas tienen distintas características: precocidad, uso culinario, rendimiento, sabor, forma y color de los tubérculos, resistencia a las plagas, etc. Aquí te ofrecemos algunos criterios a tener en cuenta para elegir bien tus patatas antes de plantarlas.

Características importantes

  • Duración del cultivo
  • Conservación
  • Uso
  • Resistencia
  • Rendimiento
  • Variedad
Ver mantillos

6 criterios para elegir las patatas para sembrar

Existen tres criterios para distinguir las variedades de patatas entre sí:

  1. La duración del cultivo entre la siembra y la cosecha o "precocidad".
  2. La capacidad de conservación.
  3. El uso en la cocina.

Existen tres características intrínsecas de una variedad de patata que afectan su cultivo:

  1. La resistencia a las enfermedades, incluido el mildiu.
  2. El rendimiento.
  3. El color

4 familias de patatas para más de 100 variedades

Las patatas tempranas

Las patatas tempranas se cosechan antes de que los tubérculos alcancen la madurez completa 2 meses después de la siembra, es decir, a partir de finales de mayo en la mayoría de las regiones.

Las variedades tempranas o muy tempranas son las mejores: Jaerla, Amandine, Adora, Luciole...

Para apreciar al máximo sus cualidades, debes consumirlas rápidamente después de la cosecha. Estas variedades tempranas no se conservan muy bien y por ello reciben el nombre de patatas para consumo en fresco.Planifica bien tus plantaciones y siembra diferentes variedades de patatas precoces para poder cosecharlas temprano, pero de manera escalonada.

Las patatas de conservación para el invierno

Se trata de variedades de patatas para siembra tardía, o también patatas semi-tardías o tardías porque se recogen en plena madurez cuando las hojas se marchitan a partir de septiembre u octubre (según la zona). 

Este cultivo de patatas tiene una duración de 110 a 150 días. Se mantienen muy bien durante todo el invierno, en un lugar fresco y seco y protegido de la luz: Agata, Artemis, Daisy, Desiree, Monalisa, Samba, Spunta, etc. 

Por regla general, una variedad de patatas se conserva mejor cuanto más tardía es.

Las patatas de carne firme 

Tienen una carne fina y responden muy bien a distintos tipos de cocción. Se trata de patatas para comer con piel, al vapor, en ensaladas, salteadas, o para hacer patatas fritas. Las variedades más habituales son Amandine, Agria, Darling, Nicola, Kennebec, Ratte, Spunta etc.

Las patatas de consumo 

Se trata de tubérculos de carne más seca, más harinosa, de menor resistencia a la cocción pero que resultan ideales para distintos tipos de preparación, dependiendo de la variedad. Se pueden dividir en dos grupos:

  • Variedades con carne tierna para gratinados, guisos, horneados (variedades Rosabelle, Samba, Monalisa, Alienor, etc.);
  • variedades de carne harinosa, que se deshace cuando se cocina. Se utilizan para preparar purés, sopas y para freír y se conocen bajo los nombres 'Melody', 'Red Pontiac', 'Désirée', 'Vitelotte'... 
Ver el catálogo de ManoMano
Patatas

Aunque es cierto que las patatas florecen, y que sus flores pueden dar semillas, lo más habitual es sembrar las patatas a partir de otra patata que actuará como semilla. Para obtener una cosecha de calidad, se utilizan patatas para siembra, seleccionadas especialmente para este uso.

Todas las patatas de siembra deben llevar un certificado. Se obtiene siguiendo una estricta normativa para ofrecer al agricultor la garantía de un cultivo libre de enfermedades. La elección dependerá del tamaño de los tubérculos, de su etapa de germinación y de nuestras preferencias culinarias o de consumo.

También podemos adquirir semilla certificada de variedades autóctonas, o de patata ecológica. 

Las patatas germinadas

Las patatas de siembra se suelen vender en cajas con brotes ya germinados y listas para plantar. Deben tener brotes cortos, de 1 a 2 cm de largo, ser robustas, tener un buen color y garantizar un crecimiento rápido y constante.

Patatas sin germinar

Se comercializan en bolsas de malla, sacos o cajas de cartón. Este tipo de patatas de siembra se almacena a baja temperatura para evitar su germinación. Corresponde al usuario final, es decir, al jardinero, provocar su germinación, exponiéndolas a la luz y a una temperatura moderada (entre 5 y 8 ° C) durante 1 mes antes de la siembra. De este modo se provoca la aparición de brotes.

El tamaño de los tubérculos 

Los tubérculos de siembra están disponibles de acuerdo a su calibre, que puede variar de 25 mm a 50 mm. En general, los de tamaño pequeño acaban dando pocos brotes, produciendo patatas más grandes. Sin embargo, las plantas de un tamaño mayor darán un mayor número de tubérculos, pero de menor tamaño

Para la producción de patata temprana, se suele elegir precisamente estos últimos. Ten en cuenta que el calibre varía en función de la variedad.

Ver el catálogo de ManoMano
Patatas de siembra

Las patatas son plantas de la familia de las solanáceas, igual que los pimientos, las berenjenas y el tomate. Para sembrar semillas de patata, es necesario labrar la tierra en profundidad y aporcar regularmente. En el momento de la siembra, las necesidades de riego son nulas, y deberemos esperar a que asomen las primeras hojas para aportar agua al cultivo. 

Las semillas de patata pueden asociarse con berenjena, calabacín, col, haba, judía, maíz, puerro, rábano y zanahorias. En cambio, no es recomendable cultivarlas cerca de apio, calabazas, pepino, pimiento o tomate.

Las patatas empezarán a formarse en el momento en que se salen las flores y para cosechar debemos esperar a que se marchiten y la planta se empiece a secar.

Las plagas más habituales son el pulgón y el escarabajo de la patata. Te recomendamos utilizar los fitosanitarios más apropiados para evitar su proliferación.

Ver el catálogo de ManoMano
Fitosanitarios
Ver mantillos

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea