Cómo trasplantar las plantas de hortalizas

Cómo trasplantar las plantas de hortalizas

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

A mediados de primavera (o cuando no hay riesgo de heladas) se ubican definitivamente las hortalizas sembradas algunas semanas antes. Trasplantar consiste en retirar una planta joven del lugar donde ha sido sembrada y plantarla en otro lugar, ya sea en la tierra o en un recipiente (macetas, jardineras, etc.).  

Características importantes

  • Trasplante tras la siembra
  • Trasplante o repicado
  • Preparación
  • Profundidad en la tierra
  • Particularidades
  • Cuándo transplantar
Ver hortalizas

Se distinguen dos situaciones en las que el trasplante es necesario: después de la siembra y para el buen desarrollo de la planta.

Trasplante tras la siembra 

Si has sembrado tus hortalizas a cubierto, en semilleros o incluso en macetas, llegará el momento de instalar las plantas jóvenes en su emplazamiento definitivo. Esta práctica consiste en plantar los ejemplares que has preparado para tu huerto en un espacio de mayor tamaño.

Trasplante o repicado 

En ocasiones, la siembra que has efectuado genera plantas excesivamente apretadas, lo que impide su desarrollo normal. Esto sucede frecuentemente con plantas de semilla muy fina como las lechugas. Por tanto, debes arrancar algunas plantas para proporcionar espacio a las que dejarás en la tierra. Si realizas esta tarea con cuidado procurando extraerlas de raíz, podrás plantarlas otra vez, ya sea en una maceta de tamaño superior o bien en otro punto del huerto. Este trasplante previo al considerado como definitivo, les permitirá crecer con normalidad. No es posible realizar esta operación con todas las plantas, ya que algunas de ellas toleran mal el trasplante, como por ejemplo las zanahorias.

Ver el catálogo de ManoMano
Huerto

Antes de nada debes preparar la tierra en el emplazamiento que acogerá a las plantas.

Trasplante de especies de raíz desnuda 

En el caso de siembras apretadas, efectuadas en vivero o en cajoneras, extrae delicadamente las plantas sin apretarlas demasiado fuerte ni desenterrar los ejemplares vecinos. Esta operación resulta más fácil si  riegas abundante la maceta o el semillero algunas horas antes. Haz un hoyo en la tierra con un plantador e instala la planta en su emplazamiento definitivo. Apisona ligeramente el suelo alrededor de la planta y riega a continuación. También puedes verte obligado a trasplantar a otra maceta antes de colocar la planta en la tierra. Procede de la misma manera y realiza el agujero con un dedo o con un lápiz.

Trasplante de ejemplares en maceta 

Las plantas en macetas individuales (tomates, pimientos, calabazas, apios...) se extraen de la maceta procurando que el sustrato quede bien adherido a las raíces, respetando lo que los jardineros denominan el cepellón. Al revés de lo que sucede en el caso anterior, te resultará mucho más sencillo con una tierra o un sustrato más bien seco. Realiza en la tierra un agujero lo suficientemente grande para acoger el cepellón. Puedes utilizar una azada, una pala cuadrada o bien un trasplantador. Introduce la planta en el agujero y rellena el espacio vacío con tierra fina. Compacta ligeramente la tierra alrededor de la planta y riega. Si observas que las raíces están enrolladas alrededor del cepellón, desenrédalas para facilitar su dispersión y en consecuencia su desarrollo.

Ver el catálogo de ManoMano
Trasplantador

Por norma general se recomienda enterrar las plantas al mismo nivel que estaban antes de trasplantarlas. Sin embargo, algunas agradecen ser plantadas a mayor profundidad:

  • Las coles y repollos, que pueden enterrarse hasta la base de sus primeras hojas;
  • los tomates generan raíces a lo largo de la parte enterrada, lo que contribuye a nutrir mejor la planta. No dudes en enterrar las dos primeras hojas;
  • los puerros se deben enterrar profundamente.

Por su parte, otras plantas no toleran ser enterradas en exceso: es así en todas las variedades de lechugas y con las fresas.

Ver el catálogo de ManoMano
Tomates

A fin de favorecer la adaptación de las plantas después del trasplante, puedes aplicar determinadas técnicas:

  • Con los repollos y los puerros se puede utilizar un método que consiste en remojar durante algunas horas las raíces de las plantas en un abono o lodo compuesto por tierra arcillosa y estiércol de vaca, o en su defecto en tierra arcillosa solamente;
  • reducir la longitud de las raíces y de las hojas de los puerros aproximadamente a la mitad;
  • cortar la mitad superior de las hojas de las hortalizas de hoja (lechuga, escarola, achicoria, cardo...) para evitar que pierdan demasiada agua debido a la evaporación.
Ver el catálogo de ManoMano
Técnicas

Con el fin de disminuir el estrés para la planta, se recomienda trasplantar una vez que han aparecido dos o tres hojas de nuestras semillas, sin contar los cotiledones (las dos primeras hojas seminales que tienen un aspecto diferente a las demás).

Ver hortalizas

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea