Qué hortalizas sembrar o plantar en septiembre

Qué hortalizas sembrar o plantar en septiembre

Ester, hortelana autodidacta

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta

81 fichas consejo

Septiembre suele ser el mes en el que el huerto vuelve a transformarse. Los cultivos de verano encaran su recta final y ya dispondremos de bastante espacio libre en el que plantar. Iremos retirando poco a poco aquellas plantas enfermas o que han dejado de producir para iniciar los cultivos de otoño e invierno.

Características importantes

  • Siembra directa
  • Siembra en semilleros
  • Trasplantes
Elige tus hortalizas para sembrar o plantar en septiembre

Hay un buen número de plantas que debemos sembrar directamente en la tierra del huerto. Aunque podríamos preparar semilleros y germinarían sin problemas, el momento del trasplante podría ser fatal para ellas.

Vamos a ahorrarles ese paso arando bien la tierra, añadiendo abono y dejándola lista para sembrar.

En este momento del año podemos sembrar acelgas, espinacas, rábanos y rabanitos, zanahorias, canónigos, chirivías, rúcula y nabos. Los sobres de semillas nos indicarán la profundidad a la que debemos sembrar (que siempre es muy superficial) y el marco de plantación.

Qué es el marco de plantación

El marco de plantación nos indica el espacio que necesita cada planta para crecer. Por ejemplo, en la siembra de acelgas se suele indicar un marco de 35x50 cms. La primera cifra nos indica la distancia que debemos dejar entre plantas, y la segunda, la distancia entre líneas (del mismo tipo de planta o de otro).

Al sembrar directamente en el huerto utilizaremos tres o cuatro semillas “por golpe”. Esto significa que pondremos varias semillas juntas, a la distancia que se nos indique. Cuando germinen, ya las “aclararemos”. Es decir: arrancaremos todas las que hayan podido germinar para dejar una sola. Elige siempre la más fuerte y bien desarrollada, eliminando el resto.

Ver el catálogo de ManoMano
Sobres de semillas

Durante el mes de septiembre podemos preparar semilleros de una amplia variedad de hortalizas de otoño e invierno: cebollas, puerros, apio, perejil, lechuga, escarola, brócoli, col y coliflor. Con las buenas temperaturas que suele hacer durante este mes, estarán listos para trasplantar al cabo de mes y medio o dos meses. 

En zonas más frías, todo este plantel debería haberse preparado a finales de julio o durante el mes de agosto. Afortunadamente siempre existe la opción del plantón ya germinado, que se comercializa con un tamaño apropiado para ser trasplantado directamente al huerto.

Cuidados de los semilleros durante el mes de septiembre

Normalmente preparamos los semilleros en bandejas de alvéolos. Son una bandejas de plástico o porexpan ("corcho blanco") reutilizables con unos huecos que nos sirven para sembrar. Llenaremos los alvéolos con sustrato para semilleros, que es mucho más fino y esponjoso que el sustrato universal. Ideal para que las semillas germinen sin dificultad.

Las bandejas de alveolos se comercializan en distintos tamaños de alvéolos o celdas. Y en esta época del año, que aún suele ser calurosa, podría ser conveniente decantarse por un tamaño de alvéolo mayor. La planta dispondrá de más espacio donde crecer, y además nos evitará tener que regar continuamente. 

Una humedad constante del sustrato durante los días inmediatamente posteriores a la siembra, nos garantiza la germinación. Podemos extender una fina capa de vermiculita sobre las bandejas recién sembradas para mantener la humedad y regar con un pulverizador de mano hasta la germinación de las plantas. 

Cuando veamos que aparecen los primeros brotes, podemos reducir el riego, que hasta ahora habrá sido casi diario para mantener el sustrato húmedo, pero no encharcado.

Ver el catálogo de ManoMano
Pulverizador de mano

En septiembre podemos trasplantar un buen número de hortalizas: espinacas, acelgas, puerros,  lechugas y escarolas.

Brócolis, coles y coliflores agradecerán las temperaturas cálidas de este mes para crecer antes de la llegada de los primeros fríos. Su marco de plantación es de 50x80, y es necesario respetarlo. El plantel de estas hortalizas es de un tamaño relativamente pequeño, que nos puede llevar a pensar que necesitan menos espacio, olvidando que tienen que crecer.

Agradecen una ubicación soleada, riegos regulares (especialmente durante los primeros meses) y una tierra rica en nutrientes.

Si cultivas en macetas, jardineras o en mesas de cultivo, deberás añadir abono una vez al mes o cada 3 semanas. El agua de riego (y de la lluvia) arrastra los nutrientes, que se pierden por el agujero de drenaje. 

El cultivo de col Kale

Si eres un apasionado de la alimentación sana, te gustará saber que la Kale es una variedad de col muy fácil de cultivar. Al contrario de las coles o repollos de hoja verde que acaban formando una pella, la Kale simplemente crece en vertical, formando hojas que puedes ir arrancando conforme las necesites.

Puedes sembrarla o trasplantarla, ya que se comercializa en los dos formatos. Trasplántala a un marco de plantación de 30x50. Si la vas a plantar en una maceta, elige una que sea profunda, de 35-40 cm como mínimo. Su raíz se desarrolla en profundidad y afecta a su crecimiento si la cultivamos en una mesa de cultivo o en una jardinera.

Ver el catálogo de ManoMano
Añadir abono

Septiembre es un mes perfecto para sembrar borrajas o trasplantarlas. Esta hortaliza, muy apreciada en la cuenca del Ebro suele consumirse hervida, acompañando patatas o guisos con legumbres. 

Encontrarás semillas de borraja de flor blanca y de flor azul. 

El marco de plantación es de 20x40 cm. Crecen mejor en suelos mullidos y bien labrados, aunque no son muy exigentes en nutrientes. Soportan bien las bajas temperaturas, que según dicen, les da mejor sabor.

No precisan de mucho riego excepto en primavera, que es cuando se desarrollan más rápidamente para prepararse para la floración. En ese momento el sabor cambia totalmente, por lo que sería el momento indicado para arrancarlas y convertirlas en compost. Los tallos florales en formación son perfectamente comestibles.

De la borraja se consumen los tallos o pencas y las hojas pequeñas, que tienen unos pequeños pinchos. Al cosechar los tallos podéis eliminar las hojas más grandes con un cuchillo. Si son pequeñas, podéis añadirlas a un guiso. No es necesario eliminar sus pinchos ya que suelen desprenderse al hervir.

Las flores crudas tienen un sabor que recuerda al pepino. Pueden utilizarse con fines medicinales, para decorar una ensalada o para crear coloridos cubitos de hielo.

Ver el catálogo de ManoMano
Semillas de borraja
Elige tus hortalizas para sembrar o plantar en septiembre

Ficha escrita por:

Ester, hortelana autodidacta, 81 fichas consejo

Ester, hortelana autodidacta

Autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparto talleres de huerto urbano, colaboro en medios especializados y en 2014 publiqué mi primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea