¿Cómo elegir la ropa de cama?

¿Cómo elegir la ropa de cama?

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

95 fichas consejo

Sábana encimera, sábana bajera, funda de edredón, funda de almohada... La ropa de cama influye tanto en el descanso nocturno como en la decoración de la habitación. Entonces ¿cómo elegir las medidas? ¿Qué decoración y materiales escoger: percal, franela de algodón o lino? Respondemos a tus dudas.

Características importantes

  • Medidas de los diferentes elementos
  • Ropa de cama de algodón
  • Ropa de cama de lino
  • Ropa de cama de polialgodón
  • Colores, motivos y temas
Ver sábanas

Hay varios criterios que influyen en la elección de la ropa de cama. El primero son las medidas de la cama. La sábana bajera debe cubrir perfectamente el colchón, no sólo a lo ancho, sino también a lo alto.

La sábana encimera y la funda de edredón también deben elegirse en función de las medidas de la cama.

Por su parte, las fundas de almohada, evidentemente, deben adaptarse a las almohadas.

No hay que olvidar tampoco las fundas de almohada, de medidas idénticas si se cierran en los extremos y más largas si van a anudarse.

El material de la ropa de cama es otro criterio importante. Puedes elegir el clásico algodón, que existe en diferentes calidades de tejido. Hay que recordar que, cuanto más elevado sea el número de hilos por cm2, más resistente será la ropa de cama: del algodón 100 % de 57 hilos al satén de algodón, que es extremadamente suave, pasando por el percal de algodón, la franela de algodón, o incluso el tejido de punto de algodón, un material apreciado por la elasticidad que da a las sábanas bajeras.

No podemos olvidar el poliéster-algodón, que aúna las ventajas del poliéster y las del algodón y hace que la ropa de cama sea agradable, y el lino, apreciado por su aspecto natural y sus cualidades termo reguladoras.

Finalmente, deberás elegir los colores y los motivos de la ropa de cama en función de tus gustos, pero también de acuerdo con la decoración de la habitación.

Ver el catálogo de ManoMano
Ropa de cama

Las medidas de la ropa de cama dependen de las del colchón y las almohadas.

Sábana bajera

El tamaño de la sábana bajera depende de la anchura y la longitud del colchón:

  • Para una cama individual, la sábana bajera tendrá las siguientes medidas:

80 × 190 cm;

80 × 200 cm;

90 × 190 cm;

90 × 200 cm;

105 × 190 cm;

105 × 200 cm;

  • para una cama doble, podrás elegir entre una sábana bajera de:

135 × 190 cm;

135 × 200 cm;

150 × 200 cm;

160 × 200 cm;

180 × 200 cm;

200 × 200 cm.

Asimismo, tendrás que fijarte en la altura de las zonas elásticas, esto es, las esquinas de la sábana, que se ajustan al colchón. Generalmente, es de 27 cm, pero puede llegar a los 32 cm para adaptarse a los colchones más gruesos.

No olvides de elegir un cubre colchón con las mismas medidas para proteger y preservar el tejido del colchón.

Sábana encimera

El tamaño de la sábana encimera también depende del tamaño del colchón:

  • Para una cama individual, las medidas clásicas de la sábana encimera serán de 160 × 280 cm;
  • para una cama doble de 135 o 150 cm de ancho, elige una sábana encimera de 240 × 290 cm. A partir de 160 cm, puedes escoger una sábana encimera de 260 × 290 cm.

Funda de edredón

La funda de edredón debe ajustarse a las medidas del edredón para evitar que éste se mueva por dentro:

  • Para una cama individual, elige una funda de 140 × 200 cm, o de 200 × 200 cm si has escogido un edredón ancho para que caiga por cada lado de la cama;
  • para una cama doble, las medidas van desde 220 × 200 cm hasta 240 × 200 o 240 × 220 cm. Para una cama «king size», opta por una funda de edredón de 260 × 240 cm.

Fundas de almohada

Las medidas de las fundas de almohada deben corresponderse con la forma y las medidas de la almohada y no incluyen los posibles volantes: 70 × 70 cm para una almohada cuadrada y 50 × 70 cm para una almohada rectangular.

Una funda cerrada por los dos extremos debe ajustarse perfectamente a las medidas del almohadón. En cambio, una funda abierta por los dos extremos debe sobresalir por ambos lados.

Ver el catálogo de ManoMano
Sábana bajera

Tendrás que tener en cuenta varios criterios en la elección del material de la ropa de cama: por supuesto, tus gustos, pero también las posibles necesidades de mantenimiento o incluso el precio.

Algodón

El algodón es el tejido más utilizado del mundo tanto en la ropa de cama como en la ropa de vestir. Está disponible en diferentes calidades de tejido. Cuanto más elevado es el número de hilos por cm2, más denso es el tejido y, por lo tanto, más resistente y suave es la ropa de cama:

  • Algodón 100 % de 57 hilos: es el algodón de calidad estándar;
  • percal de algodón: el número de hilos aumenta aproximadamente a 80 hilos por cm², lo cual hace que la ropa de cama sea totalmente opaca, sedosa y tenga una excelente durabilidad;
  • satén de algodón: tiene aproximadamente 110 hilos por cm² y es muy suave. El satén de algodón también es especialmente aislante, resistente y fácil de mantener;
  • franela de algodón: este material suave, se obtiene con una tela de algodón raspada. Es perfecto para el invierno, puesto que nunca está frío al tacto;
  • tejido de punto de algodón: no es un tejido, sino punto, es decir, una forma de unir los hilos de algodón entre ellos para hacer que el tejido sea elástico. Es un material muy utilizado en las sábanas bajeras que hace que no se deformen con el uso y los lavados.

Lino

El lino es una fibra ecológica cuyo cultivo no requiere ni riego ni abono. Pero, además, la ropa de cama de lino también es un excelente termo regulador: el lino conserva el calor en invierno y se mantiene fresco en verano. Es un excelente absorbente de la humedad, pero no por ello parece mojado. También es muy resistente.

Aunque se suavice con los lavados, la ropa de cama de lino es un poco rugosa cuando está nueva. Asimismo, hay que tener en cuenta su precio, un poco más elevado que el de la ropa de cama de algodón.

Poliéster-algodón

Este material, también denominado polialgodón, combina fibras sintéticas y algodón para aunar las ventajas de ambos. Por eso, la ropa de cama de poliéster-algodón es ligera, suave y de fácil mantenimiento.

Prácticamente no se arruga (¡se acabó el suplicio de planchar!), es resistente a los lavados y se seca rápido. También es económico.

En este aspecto, todo es cuestión de gustos. Lo que es indispensable es combinar la ropa de cama con la decoración de la habitación. Así, si la habitación es muy colorida o tiene muchos motivos, es mejor optar por ropa de cama lisa que resulte discreta.

En cambio, si la decoración de la habitación es neutra, puedes escoger ropa de cama con motivos geométricos o florales o incluso temática para crear ambiente.

Si dudas, recuerda que los tonos naturales siempre están de actualidad en la ropa de cama y que se integran prácticamente en cualquier decoración, ya sea blanca, beige, gris o incluso rosa pálido.

Ver sábanas

Ficha escrita por:

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración, 95 fichas consejo

Silvia, periodista y escritora sobre bricolaje y decoración

Después de trabajar varios años en cadenas de televisión de primer orden, escogí dejar hablar a mi pluma y orientarme hacia la redacción y la edición.Soy tan apasionada de la decoración y del bricolaje, como de la historia y de la ciencia. Ecléctica tanto en mis gustos como en mis textos, escribo desde hace más de 25 años sobre esas temáticas.  En mi activo se cuentan obras didácticas, novelas y noticias, así como numerosísimos artículos de bricolaje y decoración. En ellos cuento consejos y trucos experimentados en mi vieja casa, renovada poco a poco.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea