¿Cómo elegir una cama infantil?

¿Cómo elegir una cama infantil?

Paula, Amante del bricolaje

Ficha escrita por:

Paula, Amante del bricolaje

84 fichas consejo

Alrededor de los dos años de edad, hay que sustituir la cuna por una cama infantil. Pero entre la cama infantil clásica, la cama júnior, la cama alta, la cama cabaña o la cama elevada ¡es difícil aclararse! Ya sea una compra temporal o duradera, de estilo sobrio o con decoración, te aconsejamos para que elijas bien.

Características importantes

  • Tamaño estándar
  • Protecciones laterales
  • Formas
  • Material
  • Sin tratamientos químicos
Ver camas para niños

Medidas y protección de una cama infantil

La cama infantil, también llamada cama de transición, marca el paso de la cuna a la cama de mayor. Este tipo de cama es adecuada para niños de 2 a 6 años

La cama recomendada inmediatamente después de la cuna es la cama infantil de 70 × 140 cm. Está específicamente diseñada para niños a partir de los 18-24 meses de edad. Es, principalmente, el tamaño que encontramos en las cunas extensibles una vez que se llega a la superficie de cuna más grande, con autonomía de paso.

Además del tamaño, la cama infantil dispone de barreras laterales en el cabecero y en el pie de la cama, lo cual permite colocar la cama del niño en cualquier lugar de la habitación. Según el modelo de cama infantil, estas protecciones pueden ser desmontables para permitir pasar progresivamente a una cama de acceso libre.

¿Cuál es la ventaja de la cama infantil intermedia? Es especialmente baja, por lo que permite a los niños subir y bajar limitando el riesgo de accidente.

Existe otro tamaño intermedio: la cama júnior de 70 × 160 cm. Tiene la ventaja de que es adecuada a las medidas de los niños y ofrece protección, como la cuna, a la vez que proporciona más espacio. No obstante, puedes renunciar a ella y optar por una cama individual de tamaño definitivo.

Conviene saber que, en el caso de que tengas más de un hijo, el segundo y el tercero podrán utilizar las camas del más mayor, lo cual permite rentabilizar la compra.

Lo mejor para una cama infantil sigue siendo la madera en bruto. Sin embargo, el HDF (tablero de fibra de alta densidad) está considerado un material de buena calidad siempre y cuando no haya sido sometido a tratamientos químicos.

Como siempre en las compras para niños, hay que tener cuidado con los COV (compuestos orgánicos volátiles). Basta con mirar la etiqueta del producto y fijarse en su puntuación. Si no, consulta la información sobre la pintura, que, idealmente, debe ser pintura de base acuosa, sin barniz ni otros productos químicos. 

Más que por un somier macizo con agujeros, opta por un modelo de cama para niño pequeño con un somier de láminas. Esta opción permite que el colchón se ventile mejor. 

Cabe señalar que hay que airear bien la habitación durante al menos 15 minutos cada mañana.

Recapitulación de criterios de elección de una cama infantil

Criterios

Características de la cama infantil

Medidas 

70 × 140 cm o 70 × 160 cm

Material 

Madera o HDF

Pintura 

De base acuosa 

Protección 

Paredes sólidas 

Barreras desmontables

Barrera lateral con paso 

Comodidad 

Somier de láminas 

Colchón 

Buena densidad

De 10 a 13 cm de grosor 

Fibras naturales 

Sin tratamientos biocidas 

Ver el catálogo de ManoMano
Colchón

Cama infantil básica 70 × 140 

Ayuda al niño a desarrollar autonomía a la vez que garantiza su seguridad (es baja y tiene protecciones laterales).

La cama de transición posee bordes y un paso que le permite al niño entrar y salir de la cama solo.

Para ahorrar espacio, hay un cajón en la parte inferior para almacenar sábanas, el edredón de verano o de invierno y otras cosas. Existen modelos que se adaptan a algunas camas infantiles.

Cama cabaña 

La cama cabaña (o cama casita) está muy de moda y conquista a muchos niños y niñas. Existe en diferentes tamaños, especialmente en el más pequeño (70 × 140 cm). Normalmente tiene una estructura de pino visible en el modelo con armazón pequeño. 

La cama cabaña tiene una estructura superior fina que permite colgar telas transparentes, cortinas o bien elementos decorativos (guirnaldas).

Proporciona un lugar de descanso, juegos y escondites y es muy popular entre los niños. 

Existen diferentes formas, entre las cuales se encuentran: 

  • La cabaña con estructura hueca;
  • la cabaña con techo completo;
  • el castillo de princesa;
  • el coche.

Cama barco 

La cama barco tiene bordes elevados a la altura del cabecero y el pie de la cama. Su estructura robusta, normalmente de madera maciza, envuelve al niño e impide que se caiga gracias a los pequeños rebordes de los laterales. La cama barco infantil combina una buena seguridad y una decoración de estilo «vintage» o marinero.

Deberás elegir el tamaño que más se adapte a tu hijo en función de su edad y del espacio disponible en su habitación.

Cama alta o cama elevada 

La cama alta tiene una escalerita para acceder a la zona de dormir. Puede ser más o menos alta. Es un símbolo de autonomía para el niño y puede tener un pequeño escritorio, cajones o casilleros o una librería.

La cama elevada debe reservarse para los niños mayores de 6 años debido a su altura.

Ver el catálogo de ManoMano
Cama

Los modelos de camas infantiles con barandillas, barreras o paredes no necesitan más protecciones. 

Generalmente, la cama infantil mide 50 cm de altura frente a los 90 cm de la cama individual. Por eso, no es necesario un escalón, ya que podría hacer que el pequeño se cayera.

Al pasar de la cama con barrotes a la cama infantil de gran tamaño (cama individual sin pared), muchos padres tienen miedo de que su hijo se caiga. En realidad, esto es algo extremadamente inusual. Sin embargo, para tranquilizar a los que lo necesiten, colocar la cama contra una pared y añadir una barrera anti caídas desmontable es la solución por excelencia. La «barrera» de tejido o nylon se desliza por debajo del colchón con ayuda de un brazo plano metálico sin crear relieve y garantiza una seguridad óptima.

Finalmente, un sillón bajo sin reposabrazos extendido por el lado de la apertura de la cama acabará de tranquilizarte.

Ver el catálogo de ManoMano
Sillón

¿Qué señales indican que es hora de retirar la primera cama de tu hijo y pasar a otra más grande? 

  • Tu bebé, que ya es mayor, trepa por la cama con barrotes; 
  • tu hijo quiere hacer más cosas por sí mismo;
  • no duerme bien por falta de espacio;
  • le cuesta irse a dormir.

No obstante, algunos padres no quieren comprar varias camas y eligen directamente una cama grande de 90 × 180 cm (o 90 × 200 cm). Es perfectamente posible tomando algunas de las siguientes precauciones: 

  • Arropar al niño;
  • utilizar una funda de edredón con cremallera;
  • poner barreras desmontables;
  • poner cojines en el suelo al principio;
  • pedirle al niño que te llame antes de bajar mientras se acostumbra. 

Ya está, tu bebé se ha hecho mayor, ¡solo te falta encontrar la cama infantil que más se adapte a él!

Ver el catálogo de ManoMano
Cama

Ver camas para niños

Ficha escrita por:

Paula, Amante del bricolaje, 84 fichas consejo

Paula, Amante del bricolaje

Crecí viendo a mi padre haciendo bricolaje todo el día. Gracias a él he aprendrido los conceptos básicos para poder personalizar y reinventar los muebles. Para mí el reciclaje es un modo de vida, así que me encanta dar una segunda a vida a todo lo que sea posible. Mis actividades preferidas son transformar muebles y decorar mi casa. ¡Espero que mis consejos sean de ayuda!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea