Cómo elegir el acolchado para tus cultivos

Cómo elegir el acolchado para tus cultivos

Jerónimo, Electricista

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista

145 fichas consejo

El acolchado es una fantástica solución para limitar la proliferación de malas hierbas y retener la humedad. Se coloca al pie de los arbustos o los cultivos, cubriendo el suelo y puedes elegir entre versiones orgánicas, de tela y minerales. En el jardín, los más utilizados son la paja y la corteza de árbol.

Características importantes

  • Acolchado orgánico
  • Acolchado mineral
  • Malla antihierbas
Elige acolchamientos y antihierbas

El control de las malas hierbas en el jardín supone un trabajo constante. El objetivo principal del acolchado es limitar, o si es posible impedir, el desarrollo y el rebrote de plantas adventicias.

El acolchado reduce asimismo la necesidad de riego, ya que ralentiza la evapotranspiración del suelo.

Sin embargo, no es su única virtud: algunos acolchados, al descomponerse, aportan nutrientes a las plantas, mientras que otros protegen eficazmente las raíces de la planta contra las heladas.

Existe una solución de acolchado para todas las situaciones, tanto si lo necesitas para grandes superficies o para colocarlo puntualmente al pie de tus plantas. Aunque resulta una solución eficaz, requiere un cierto trabajo, así que no te librarás de utilizar la azadilla.

Ver el catálogo de ManoMano
Azadilla

Tanto si deseas cubrir un terraplén, un sendero o algunas plantas dispersas, debes elegir la solución que mejor se adapte a tus necesidades. Distinguimos tres grandes familias de acolchados: de tela, orgánicos y minerales.

Acolchados de tela

Las mallas antihierbas se fabrican en material plástico y orgánico. Son muy prácticas para cubrir grandes superficies.

En el caso concreto de los terraplenes, las telas permiten no solamente cubrir (allí donde el acceso suele ser difícil o el terreno está en pendiente), sino también limitar la erosión y los desprendimientos de tierra. Encontramos dos tipos de telas: orgánicas y plásticas.

Telas orgánicas

Las telas orgánicas (fibra de coco, lino, etc.) se descomponen después de varios años. Esto permite que las plantas seleccionadas puedan desarrollarse y cubrir toda la tela. Piénsalo con detenimiento antes de decidirte por un acolchado de este material. Si diseñas una zona con plantas de crecimiento lento, seguramente deberás volver a colocar tela antes de que hayan tenido tiempo de cubrir toda la superficie que les has destinado.

Telas de material plástico

Creadas para perdurar en el tiempo, permiten sujetar la tierra, limitar la erosión y el fenómeno de los corrimientos en terraplenes (ya que son más resistentes y puedes tensarlas al colocarlas). La parte negativa: no son demasiado estéticas (a menudo de color verde o negro).

Acolchados orgánicos

Su composición es variada, pero siempre de origen orgánico. Su principal ventaja es que son biodegradables y que, en consecuencia, durante su descomposición enriquecen el suelo con diferentes nutrientes beneficiosos para las plantas. La cruz de la moneda es que el aporte debe ser regular para garantizar las funciones primordiales del acolchado, es decir: limitar el rebrote de malas hierbas y conservar al máximo la humedad del suelo. Los acolchados orgánicos más utilizados son:

Acolchados minerales

Una buena opción con un resultado decorativo. Igual que con la tela plástica, el acolchado mineral tiene una excelente vida útil y no necesita un aporte regular de material. También permite conservar relativamente bien la humedad del suelo. Una de las ventajas del acolchado mineral es que se ofrece en varios colores, tamaños y formas; ideal para dar un toque estético a tus plantaciones. Los más habituales son:

  • los guijarros o cantos rodados: con multitud de formas, tamaños y colores diferentes, de notable eficacia;
  • la puzolana: una roca volcánica de color óxido. No se pudre y tiene una vida útil excelente;
  • la pizarra: al igual que la piedra volcánica es muy resistente en el tiempo pero de color azul o negro.
Ver el catálogo de ManoMano
Enriquece

El uso de acolchados no permite la resiembra espontánea y, en caso de registrarse lluvias intensas y continuadas, será necesario retirar el cubrimiento al pie de las plantas más sensibles para evitar que se pudran.

En cuanto a las bolsas de material, recomendamos guardarlas en un lugar seco. Ciérralas bien y, si es posible, no las dejes en el suelo sino sobre un palé.

No dudes en compostar tus residuos orgánicos. Podrás mezclar el compost obtenido con tus mantillos con el fin de portar nutrientes complementarios, o bien utilizarlo para cubrir el suelo.

La utilización de fertilizantes comporta riesgos de contaminación de los suelos y para tu salud. Si los utilizas, elige abonos de origen natural.

Ver el catálogo de ManoMano
Abonos de origen natural
Elige acolchamientos y antihierbas

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista, 145 fichas consejo

Jerónimo, Electricista

Me formé como electricista y trabajé en este sector muchos años. Después me dediqué al mundo de la construcción, en elque tuve la oportunidad de coordinar, controlar y organizar varios proyectos de obra. Actualmente llevo 4 años restaurando una casa de campo con mi mujer y mi hija. Llevamos muchas horas invertidas en esa casa, y gracias a mi experiencia profesional y ahora también personal, me encantaría dar una mano a todo aquel que tenga dudas sobre el bricolaje y aconsejarle en algunos asuntos.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea