¿Cómo clasificar, reciclar y deshacerse de los residuos de una obra?

¿Cómo clasificar, reciclar y deshacerse de los residuos de una obra?

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

233 fichas consejo

Los residuos de obra se separan, recogen, reciclan y revalorizan para darles una segunda vida útil. Aunque todavía quedan demasiados vertidos incontrolados en el país, cada vez más particulares y profesionales de la construcción participan en la economía circular y comparten una auténtica conciencia ecológica.

Características importantes

  • Las cifras clave
  • Las categorías de residuos
  • Normativa y aspectos legales
  • Soluciones de recogida
  • Reciclaje de residuos
Ver bolsas de basura

El quid de la conciencia medioambiental 

En lo que se refiere a residuos de construcción y demolición (RCD), por cada ciudadano de la EU se generan alrededor de una tonelada de escombros por año. En España los residuos de obras y demoliciones suponen un 40% del total de residuos.

Toneladas de escombros acaban en vertederos ilegales en toda España, y solo un 25% de los residuos de obra llegan a las plantas de reciclaje. ¿Esto quiere decir que no hay suficientes vertederos? ¿Cómo se pueden explicar tales comportamientos? 

Los vertidos incontrolados se producen por muchas razones

Coste del tratamiento de los residuos

La principal razón por la que se multiplican los vertidos incontrolados es, sin duda alguna, querer ahorrarse el coste del depósito y tratamiento de ciertos residuos.

Si bien es cierto que no hace falta explicar lo importante que es llevar los residuos a centros especializados, todavía hay "contaminadores" que, con la excusa de que el vertedero de la esquina está cerrado, dejan sus residuos en el campo... o los llevan a vertederos ilegales, que cobran por descargar residuos que no se tratan.

Cuantías de las multas

La nueva Ley Ley 22/2011 de Residuos contempla que el abandono de basura en espacios naturales se castigará con multas de entre 1.000 y 1.750.000 de euros, o sanciones de inhabilitación profesional o clausura de instalaciones, en función de la gravedad. Si son residuos peligrosos, la sanción económica puede oscilar entre los 350.000 y los 2.000.000 de euros.

Ver el catálogo de ManoMano
Demolición

Según datos de 2017, en España se generaron 35 millones de toneladas de residuos minerales originados por la Construcción. De estos, el 53.9% terminaron en el vertedero, 38,9% se reciclaron, 3.7% se utilizó en operaciones de relleno y el 3,5% se incineró. Estos datos están aún lejos de las cifras de la UE, donde según Eurostat (2016), la tasa de reciclaje en residuos de construcción y demolición alcanzó alrededor del 89%. 

Ante estas cifras tan colosales, gestionar los desechos se ha convertido en una necesidad, de tal manera que su almacenamiento, transporte, eliminación y reciclaje están sometidos a directivas en constante evolución

Situación del sector de la construcción

Del material reciclado, se aprovecha alrededor de un 90%: hormigón, cerámica y asfalto son residuos que se pueden reciclar por completo. La clave está en el cambio de hábitos separando residuos de obra, así como las demoliciones deben ser selectivas. 

Desde el Real Decreto de 2008, se deben tratar todos los desperdicios de obra por gestores autorizados, y recurrir a vertederos sólo como última alternativa. Si bien en España se cumple para residuos en general, en la construcción solo una cuarta parte se recicla eficazmente.

Separación y reciclaje: un recurso para la industria

Los residuos de construcción y demolición se pueden separar en obra o bien, enviar directamente a una planta de clasificación. Los que son previamente clasificados, se envían a una planta de reciclado.

El reciclaje se encuentra en el centro de la economía circular. Al ser recursos de materiales que se pueden revalorizar, es esencial reciclar los residuos para reducir la extracción de materias naturales. La Subdirección General de Residuos del Ministerio de Transición Ecológica trabaja en medidas que impulsen el consumo de áridos reciclados. Otro de los numerosos beneficios medioambientales que aporta el reciclaje es que dicha fuente de materiales es fundamental para la industria del país y aumenta su competitividad.

Por si no lo sabías, las empresas sociales con actividades orientadas a la reutilización crean en promedio 70 puestos de trabajo por cada 1.000 toneladas de material recogido. 

¿Quieres más información? Dirígete al sitio web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Ver el catálogo de ManoMano
Reciclar

El marco legal establece el régimen jurídico de la producción y gestión de residuos de construcción y demolición (RCD) para fomentar la prevención, reutilización, reciclaje y adecuado tratamiento para su eliminación. Se aplica tanto Normativa y Directivas Comunitarias, como Leyes de ámbito estatal o autonómico.

En la gestión de residuos de construcción y demolición se distingue entre el productor y poseedor de los residuos.

Productor de residuos

Se considera productor de residuos a la persona física o jurídica cuya actividad produzca residuos, excluidos los derivados de consumo doméstico, y está obligado a incluir en el Proyecto de Construcción un Estudio de gestión de los residuos de construcción y demolición que se producirán en la obra proyectada. Estimando la cantidad de residuos generados, así como su valoración y coste previsto para su gestión.

Si se trata de un profesional, un autónomo, quien con su trabajo ha originado los residuos, él mismo es el responsable de su eliminación. Este último debe dirigir los residuos a las instalaciones adecuadas, en particular respetando la normativa ICPE (Instalación Clasificada para la Protección del Medio Ambiente).

Poseedor de los residuos

Se trata de la persona física o jurídica que tenga en su poder los residuos, y está obligado a presentar un Plan de gestión de los residuos de construcción y demolición en que concrete cómo se aplicará la gestión. También sufragará el coste de la gestión. La responsabilidad recaerá sobre la empresa constructora responsable del Proyecto de construcción.

Por otro lado, si eres tú el autor, la responsabilidad es tuya y debes depositar los residuos inertes y los residuos no inertes y no peligrosos en un centro de reciclaje, o contactar con una empresa especializada en recogida de residuos.

Gestor de residuos

Será la persona o entidad pública o privada, que realice las operaciones de gestión de los residuos, sea o no, el productor de éstos.

En el caso de los residuos peligrosos, como el amianto o el plomo, lo más sensato es ponerte en contacto con una empresa especializada, para que se encargue de la eliminación y la descontaminación. 

Ver el catálogo de ManoMano
Plomo

Es decir, que no nos pille el toro... Ya sabemos que los residuos de las obras son voluminosos y dependiendo de la categoría en la que se incluyan, se tratarán o almacenarán de una forma diferente. Adopta esta metodología antes de comenzar tus obras, para eliminar los residuos que vayas a generar:

  • Estima el volumen de residuos de construcción e identifica su categoría;
  • localiza el centro de gestión o tratamiento de residuos para organizar la entrega o recogida de residuos de cada categoría;
  • hazte con big bags, sacos para escombros, un remolque, o incluso un contenedor, dependiendo de la cantidad de residuos que se vayan a eliminar;
  • separa los residuos de construcción por categorías durante las obras;
  • entrega u organiza la recogida de los residuos por parte del gestor de tratamiento elegido.

Ponte en contacto con un profesional especializado para el tratamiento de residuos peligrosos, como el amianto o el plomo.

Ver el catálogo de ManoMano
Sacos para escombros

Los residuos de construcción se dividen en distintas categorías, en función de su naturaleza a efectos de su valorización o su reciclaje. Estas son las diferentes categorías de residuos de construcción: 

  • Residuos inertes (escombros, hormigón, etc.);
  • residuos no peligrosos no inertes (moqueta, cajas, etc.);
  • residuos tóxicos y peligrosos (pintura al disolvente, etc.).

Residuos inertes (RI)

Los residuos inertes representan el 72 % de los residuos de construcción, no suponen ningún peligro e incluyen tierra, materiales de demolición y movimiento de tierras, piedras naturales, baldosas, hormigones, bloques, ladrillos, pizarra, vidrio, azulejos, etc, es lo que conocemos como "escombros".

Los residuos inertes no se queman, no se descomponen y no son biodegradables. No sufren modificaciones químicas, físicas ni biológicas importantes durante su almacenamiento, y no afectan negativamente a otros materiales con los que están en contacto.

No suponen un peligro para la contaminación de aguas o la salud humana.  

Almacenamiento de residuos inertes

Los RI se pueden utilizar para rellenar canteras (se entendería como una valorización de material).

Residuos no peligrosos (RNP)  

Los residuos no peligrosos, que representan el 26 % de los residuos de construcción, son los residuos de obras no tóxicos, no corrosivos, que no suponen ningún peligro en sí mismos, pero que pueden sufrir o producir en otras sustancias modificaciones físicas, químicas o biológicas, que den lugar a sustancias perjudiciales para el ser humano o contaminantes.

Incluyen metales, artículos de ferretería, madera no tratada, embalajes, cajas, escayola, yesopoliestireno, moqueta, tejidos, etc. 

Almacenamiento de residuos no peligrosos

La duración del almacenamiento de los residuos no peligrosos, según el art. 18 y 20 de la Ley 22/2011, de 28 de julio, será inferior a dos años cuando se destinen a valorización y a un año cuando se destinen a eliminación.

Tanto los residuos inertes como los no peligrosos se pueden tratar en obra.

Residuos tóxicos y peligrosos (RP)

Los residuos peligrosos, que representan el 2 % de los residuos de construcción, incluyen amianto, plomo, maderas tratadas con óxidos de metales pesados, pinturas y disolventes (incluidos los envases), hidrocarburos, lámparas fluorescentes, fibrocemento (causante de cáncer o asbestosis), etc.

Los residuos peligrosos presentan un riesgo probado para el medio ambiente y el ser humano y precisan de un tratamiento adaptado.

Almacenamiento de residuos peligrosos

La duración máxima de almacenaje será de seis meses; en supuestos excepcionales, se podrá modificar este plazo por el órgano competente de las Comunidades Autónomas donde se lleve a cabo dicho almacenamiento, por causas debidamente justificadas y siempre que se garantice la protección de la salud humana y el medio ambiente.

Su gestión y transporte se hará por profesionales debidamente acreditados.

Ver el catálogo de ManoMano
Escayola, yeso

Saber dónde hay que tirar los residuos de las obras puede no ser tan fácil en función de si vivimos en un entorno rural, semirural o urbano. Afortunadamente, es tan sencillo como consultar la sección de gestores de residuos en Internet.

Hay dos opciones para tirar los escombros: contenedores especiales o en un punto limpio.

Contenedores de obra

Se colocan en la vía pública para su reciclaje. Se pueden alquilar y cualquier persona física o empresa con licencia de obras puede solicitar su instalación para que, una vez tirados los escombros, sean recogidos. Una vez llenos, se comunica su retirada o sustitución según corresponda a una empresa homologada y especializada.

Las empresas que alquilan los contenedores son las mismas que recogen los escombros y los llevan a las plantas de reciclaje. 

Reciclaje en el punto limpio

Dependiendo del punto limpio y si el origen de los escombros es doméstico, se pueden depositar en el punto de recogida. Como norma general, la cantidad máxima de escombros de obra (azulejos, restos de cerámica, etc) que puede depositar un particular no puede superar los 60 kilos.

Los centros de recogida, almacenamiento y eliminación de residuos suelen rechazar los residuos que llegan mezclados y en el caso de que los acepten, podrían aplicar tarifas muy altas.

Así, separar los residuos en una obra no es obligatorio, pero sí muy recomendable, para reducir el coste de su eliminación.

Concretamente, lo que hay que hacer es organizar y etiquetar los residuos por categorías y poner varios sacos o contenedores de reciclaje, para residuos de escombros o residuos peligrosos, dependiendo del volumen de las obras. Con atención a si se pueden mezclar los residuos de embalajes con otros residuos, ya que la recogida se hace en las mismas instalaciones de valorización. 

Ver el catálogo de ManoMano
Embalajes

En la actualidad, los profesionales del tratamiento de residuos ofrecen soluciones todo en uno que incluye la recogida de los residuos directamente in situ

Estas empresas especializadas en la recogida, transporte y reciclaje permiten organizar la separación y recogida de residuos de obras desde la entrega de los sacos hasta su recogida en la fecha de tu elección. Posteriormente, se llevan los residuos a los puntos de recogida o reciclaje especializados autorizados.

Ver el catálogo de ManoMano
Sacos

Los residuos de obras peligrosos se tienen que embalar y etiquetar obligatoriamente para después, entregarlos a profesionales capacitados y autorizados. Posteriormente, los residuos peligrosos se estabilizan, bien solidificándose o vitrificándose, antes de enviarse a un punto de almacenamiento dedicado.

Entre los residuos peligrosos, podemos encontrar:

  • Residuos explosivos, comburentes e inflamables;
  • residuos irritantes, susceptibles de provocar inflamaciones en la piel o las mucosas;
  • residuos de construcción nocivos, tóxicos, infecciosos, mutágenos y corrosivos;
  • residuos cancerígenos;
  • residuos sensibilizantes y ecotóxicos;
  • residuos que contienen sustancias que, al eliminarse el residuo, pueden generar otros materiales nocivos enumerados arriba.
Ver el catálogo de ManoMano
Inflamables

El amianto es un material peligroso que fue muy utilizado en España en la construcción de edificios. Por ejemplo la "uralita", también conocido como "asbesto o fibrocemento". Aunque su presencia no es peligrosa en sí misma, sus fibras microscópicas pueden llegar a nuestros pulmones o riego sanguíneo, por lo que debe ser manipulado por una empresa especializada y con autorización para su transporte y gestión.

Los operarios especializados y debidamente protegidos con trajes especiales, deben ser los encargados de quitarlo. Una vez retirados los residuos, deberán llevarse a un vertedero autorizado para su depósito y tratamiento, y no pueden depositarse en un punto limpio.

En Internet encontrarás listados de transportistas y gestores de residuos registrados por Comunidad Autónoma.

Reciclaje y valorización de los RI

Residuo

Valorización o reciclaje

Escombros

La mayor parte de los RI se valorizan. Se pueden tratar (trituración, cribado, depuración, etc.) con el objetivo de reutilizarlos en obras viales (movimiento de tierras, saneamientos, terraplenes, etc.).

Materiales para movimiento de tierras

Estos residuos se pueden utilizar en terraplenes de zanjas si se valorizan con cal.

Reciclaje y valorización de residuos no peligrosos (RNP) 

Residuo

Valorización o reciclaje

Metales

- Metales ferrosos: refundidos o reciclados, reutilizados después en metalurgia o siderurgia. - Metales no ferrosos: refundidos en empresas de refino.

Maderas no tratadas (clases A y B)

- Valorización de material: creación de listones de conglomerados, pasta de papel, madera aglomerada, etc.

- Valorización energética: Calderas industriales con sistema de tratamiento de humos

Papel cartón

- Fabricación de papeles y cajas de embalaje

Embalajes

- Reciclaje de acero: refundición, reutilización. Valorización energética: residuos de embalajes mezclados. 

- Revalorización en la creación de productos secundarios.

Poliestireno

x

Plásticos

- La mayoría se pueden revalorizar por reciclaje de material. También se pueden integrar en la composición de productos finos (bolsas de basura, tubos, bidones, etc.) o transformarse, por reciclaje químico, en monómeros/productos petroquímicos de base.

- Los plásticos termoendurecidos no se pueden reciclar, sino que se incineran.

PVC rígido

- Los residuos de PVC rígidos no contaminados (conectores, tubos, etc, excepto el PVC negro) son valorizables; pueden formar parte de la composición de nuevos productos de PVC.

Yeso

- Si el yeso tiene una pureza del 95 %, se puede reciclar.

Reciclaje y valorización de residuos peligrosos (RP)

Residuo

Valorización o reciclaje

Maderas tratadas, barnizadas, pintadas, con tratamiento autoclave, etc. (Clase C)

Las maderas de clase C llevan muchos añadidos y hay pocos procedimientos de valorización para ellas. Estas maderas deben acabar en las instalaciones de almacenamiento pertinentes. No se suele contemplar la incineración industrial.

Pinturas

x

Aceites 

Valorización energética o refinado.

Bombillas y neones

Se reciclan en plantas especializadas, recuperando vidrio y metales.

Residuos eléctricos y electrónicos (REE)

- Si no se pueden reacondicionar y reutilizar los aparatos, los REE se pueden reutilizar una vez que se les devuelve a un estado óptimo, o se pueden revalorizar componente por componente después del desmantelamiento.

- También se utiliza la valoración de material y el reciclaje en el caso de los materiales plásticos y metálicos. 

Otros tratamientos de los residuos peligrosos

- Reciclaje o almacenamiento.

- Incineración o coincineración o evapoincineración con recuperación de energía.

- Tratamiento físico-químico.  

Se puede consultar en Internet la web de CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) para conocer qué aplicaciones tienen los residuos de construcción y demolición reciclados.

Ver el catálogo de ManoMano
Madera
Ver bolsas de basura

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 233 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea