Usos caseros de los posos del café

Usos caseros de los posos del café

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Los posos de café son un residuo más que habitual de nuestra vida cotidiana. Afortunadamente, es un producto muy útil en el jardín y en el huerto: contra las babosas, como fertilizante o como fuente de oligoelementos. Buenas razones para darle una segunda vida a este desperdicio que nunca debería terminar en la basura.

Características importantes

  • Fertilizante orgánico
  • Vermicompostaje
  • Siembras
  • Repelente
Ver abonos y fertilizantes para plantas

Los posos de café son un excelente fertilizante natural, ricos en nitrógeno (más del 2%) y en minerales como el potasio, el magnesio, el fósforo y el cobre. Al ser un producto orgánico, se descompone lentamente, liberando sus elementos gradualmente y asegurando un suministro de nutrientes a largo plazo. También es una importante fuente de materia orgánica.

La forma más simple de utilizarlos es esparciéndolos en la superficie del suelo, cerca de la base de las plantas. Pero también puedes poner los posos de café en tu regadera. En macetas, puedes esparcirlo en la superficie del sustrato e incorporarlo rascando ligeramente la capa superior de la tierra. Al realizar un trasplante puedes mezclar una parte con el sustrato que vayas a utilizar. En el jardín puedes enterrarlo superficialmente con ayuda de una azada.

Puedes utilizar los posos de café en un buen número de plantas: plantas de interior o de exterior, verdes o de flor cultivadas en maceta, y especialmente en plantas de tierra de brezo o acidófilas: hortensias, azaleas, rododendros, brezos, ya que es ligeramente ácido (pH 6,2). En el caso de las plantas sensibles a la acidez del suelo como las vides, melones, achilegias, coles, etc., es posible rectificar el pH añadiendo cáscaras de ostras trituradas o cáscaras de huevo chafadas finas o molidas.

Ver el catálogo de ManoMano
Maceta

Mezclando a partes iguales de posos de café y tierra de jardín, obtendrás una excelente tierra para preparar sus plantones. También puedes usarlo mezclado con sustrato universal en macetas, tinas y jardineras.

Lo mismo ocurre con plantas que ya estás cultivando: utilízalo en superficie, extendiéndolo encima de la tierra de los contenedores de plantas, y al pie de los árboles y arbustos para los balcones y terrazas.

Ver el catálogo de ManoMano
Árboles y arbustos

En primer lugar, seca bien los posos de café para evitar que se enmohezcan. Luego, mézclalo con las semillas que vas a sembrar. El color de la mezcla, que es diferente al de la tierra, te permitirá sembrar en una franja regular, visualizando perfectamente el fondo del surco de siembra. Esto permite una mejor distribución de las semillas y un patrón de siembra más uniforme.

Otra ventaja es que los posos de café repelen ciertas plagas, como por ejemplo la mosca de la zanahoria.

Ver el catálogo de ManoMano
Semillas

Según afirman algunos horticultores (y siempre según su experiencia particular), los posos de café son también un repelente contra las moscas de la zanahoria. Recomiendan mezclar las semillas con los posos de café bien secos antes de sembrarlas. Como hemos explicado antes, esto también ayuda a sembrar de manera más uniforme.

Durante el cultivo, también se esparcen posos de café secos entre las hileras de zanahorias en crecimiento.

Ver el catálogo de ManoMano
Mezclar las semillas
Ver abonos y fertilizantes para plantas

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea