¿Cómo podar un olivo?

¿Cómo podar un olivo?

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

Un olivo se debe podar regularmente para favorecer su producción o para mantener su forma y porte ornamental. Para conseguir más aceitunas se debe eliminar los chupones, las ramas secundarias y cruzadas, cortándolas desde la base. Las ramas más pequeñas se podan para ventilar la copa y contener su crecimiento.

Características importantes

  • Eliminación de chupones
  • Aireación de la copa del árbol
  • Poda de ramas
  • Tratamientos fitosanitarios y fertilización
Ver árboles frutales

Se suele diferenciar entre tres tipos de poda, en función de la necesidades de cada tipo de olivo:

  1. La poda ornamental, cuya finalidad es puramente estética.
  2. La poda de formación, sobre ejemplares de menos de 4 años.
  3. La poda de producción, que se realiza cada año o cada dos años sobre árboles productivos.

En esta guía, te indicaremos cómo realizar esta última. 

Ver el catálogo de ManoMano
Olivo

En un olivo mal podado, crecen muchas hojas pero pocos frutos. El árbol debe estar bien aireado para recibir mucha luz, requisito indispensable para que se formen sus flores.

La mejor época para podar los olivos es al finalizar la cosecha, lo que varía en función de la utilidad que se le dan a sus frutos: si son para aceitunas de mesa, los meses más apropiados son noviembre y diciembre). Los olivos que se cosechan para fabricar aceite se podan entre febrero y abril.

  1. Eliminación de todos los chupones de la base del árbol
  2. Eliminación de ramas no deseadas en la copa del árbol
  3. Corte de ramas en la periferia de la copa
  4. Tratamiento y fertilización del árbol

Conocimientos

Para podar un olivo no necesitas conocimientos previos sobre los árboles, al contrario de lo que ocurre al realizar la poda de los árboles frutales. Pero lo que sí es útil es saber diferenciar las ramas que tienen un año de vida del resto. La utilización de tijeras de poda o de una sierra no suele generar problemas.

Tiempo de realización

De 30 m a 1 h por árbol, en función de su desarrollo.

Número de personas

Una persona.

Herramientas y consumibles

Ver el catálogo de ManoMano
Sierra de podar

Hemos seleccionado para ti el siguiente video:

1. Eliminación de los chupones en la base del árbol

Antes de iniciar la poda, es muy importante esterilizar con alcohol las hojas de las herramientas que se van a utilizar, y repetir la operación cada vez que se pasa a un nuevo árbol para evitar la transmisión de enfermedades entre ejemplares.

Eliminar los chupones o ramas que hayan aparecido en la base del tronco o a lo largo del mismo. Estas ramas reciben el nombre de chupones porque desvían gran parte de la savia, en detrimento de las flores y los frutos, debilitando la producción del árbol. Aunque también debemos destacar que la aparición de los chupones puede ser la respuesta natural del árbol a una poda muy severa realizada con anterioridad. 

Los chupones suelen aparecer durante el verano. Si los detectas durante esta época, puedes eliminarlos antes de la llegada del otoño. Las ramas que parecen emerger del suelo, deben ser eliminadas retirando parte de la tierra para poder cortarlas al ras, lo más cerca posible del tronco del árbol.

2. Eliminación de ramas no deseadas en la copa del árbol

La finalidad de la poda de ramas en esta zona no es otra que la de airear la copa del árbol para que reciba más sol

  • Corta todas las ramas situadas en la base de la copa y que crezcan hacia el suelo. Todas estas ramas, que recibirían muy poca luz, no serían productivas;
  • elimina los chupones que hayan aparecido sobre las ramas principales, cortándolos por la base, lo más cerca posible del tronco. Estos chupones se distinguen de otras ramas porque crecen verticalmente y tienen la corteza lisa, llegando a superar un metro de longitud. Si se dejan crecer, darán sombra al resto del árbol, dificultando la aparición de flores;
  • corta todas las ramas que crezcan hacia el centro del árbol ya que esta zona debe quedar bien despejada;
  • debes evitar todas las ramas que se cruzan. Si encuentras varias, elimina las más débiles o las peor situadas;
  • elimina todas las ramas muertas o débiles.

3. Poda de las ramas de la periferia de la copa

Si lo dejamos hacer, un olivo crecerá siempre en altura, y esto, no nos interesa. El dilema que genera la poda, es que las aceitunas aparecen siempre en las ramas del año anterior y por tanto, al recortar la punta de estas ramas, eliminamos una potencial floración. Por tanto, la poda está siempre a medio camino entre la eliminación de ramas viejas y la preservación de las nuevas.

Recuerda siempre que un olivo debe podarse con moderaciónno cortando nunca más de un tercio de su copa.

La poda ideal es la que elimina las ramas que ya han dado fruto cortando siempre por delante de una rama nueva, reconocible por su madera de color verde claro, y que será la que dará fruto el próximo año.

4. Tratamientos y fertilización del árbol

Al finalizar la poda, retira toda la madera cortada y no la dejes debajo del árbol: así evitaremos que las enfermedades o los parásitos continúen provocando daños. La mejor opción es quemarlas, o añadirlas al compostador.

Una vez finalizada la poda, aplica un fungicida en el árbol, insistiendo especialmente en la zona donde haya cortes o heridas.

Fertiliza la tierra alrededor del árbol utilizando un abono natural como por ejemplo estiércol compostado, a razón de 10 kg por árbol y repartiendo bien el abono en la zona donde están las raíces.

Ver el catálogo de ManoMano
Abono natural

Una de las podas más habituales que se realiza sobre los olivos es la llamada poda de vaso. Esta poda compensa en anchura lo que el árbol pierde cuando lo podamos para evitar que crezca en altura. 

Se recortan también las ramas con flor que emergen de las principales, con lo que se obtiene aceitunas más grandes. Este tipo de poda permite también un trabajo más cómodo al pulverizar tratamientos fitosanitarios, al cosechar y al volver a podar.

Ver el catálogo de ManoMano
Pulverizar tratamientos fitosanitarios
Ver árboles frutales

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea