Cómo elegir el material de apicultura: madurador, extractor y tamiz

Cómo elegir el material de apicultura: madurador, extractor y tamiz

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

49 fichas consejo

Desoperculador, extractor radial o tangencial, mezclador, refractómetro, bomba de miel, tamiz, madurador de acero inoxidable o de plástico… El apicultor necesita diversos equipos para trabajar en la colmena y, sobre todo, recoger la miel. Hablamos sobre la apicultura y los equipos indispensables para producir el rico manjar que es la miel.

Características importantes

  • Naturaleza
  • Número de cuadros
  • Cantidad de miel
  • Madurador
  • Desoperculador
  • Extractor
  • Tamiz
  • Cuba de mezclado
Ver extractores de miel

La extracción de miel es una época particularmente importante para la apicultor, sobre todo cuando comienza en esta actividad. Es el momento en que todos sus esfuerzos son finalmente recompensados. Para que ésta sea eficaz, es necesario seguir los pasos necesarios para tener éxito. En este momento, el apicultor coloca los cuadros llenos de miel en una sala aislada. Para llevar a cabo su trabajo, el apicultor debe disponer de un cierto equipamiento.

El equipo indispensable del apicultor

Cuchillo o peine desoperculador

Utilizado para levantar la capa de cera que tapa las celdillas y despejarlas de restos para facilitar la extracción.

Recipiente para desopercular

Es necesario para recuperar la cera y ciertos residuos producidos en esta operación, como restos de insectos y material desprendido de los cuadros.

Extractor

El extractor es la máquina imprescindible para la extracción de la miel de los panales. En él se introducen varios cuadros a la vez, con lo que se ahorra tiempo y esfuerzo.

Está compuesto con un tambor, o bidón, dotado con unas rejillas en las que se introducen los cuadros, una vez desoperculados. Este bastidor se acciona mediante un eje central que lo hace girar y, por efecto del centrifugado, la miel caerá al fondo del recipiente.

En el momento de la extracción (generalmente en verano) la miel se encontrará a buena temperatura y por tanto tendrá una consistencia muy fluida, con lo que caerá con facilidad en el fondo del bidón. No obstante, si se recoge miel en primavera o en zonas donde las temperaturas son más bajas, se pueden utilizar varios dispositivos para atemperarla y facilitar la tarea.

El extractor tiene una salida cerrada con una trampilla por la que podrá extraerse poco a poco la miel recogida, ayudándonos con un cubo, para pasarla después al madurador.

El extractor puede ser:

  • Manual, dotado de una manivela que debe ser accionado con la fuerza de la persona que lo manipula. Esta opción es ideal para 3 o máximo 4 cuadros cada vez, porque si no sería demasiado pesado. También es la opción preferente cuando se tienen muy pocas colmenas o para empezar.
  • Con motor, accionado con un motor eléctrico. El motor hará todo el trabajo para girar el enrejado que contiene los cuadros, con lo cual la tarea es mucho menos cansada. Este tipo de extractor es el adecuado cuando ya se tiene un número considerable de colmenas, ya que puede albergar a partir de 4 cuadros hasta, incluso, 28, generalmente.

Hay que tener en cuenta que existen extractores con diferentes disposiciones de los cuadros:

  • radial respecto del eje, o
  • tangencial respecto del eje, más o menos paralelos a la pared del bidón.

Igualmente es muy importante tener en cuenta que puedes elegir un extractor con rejilla universal, donde puede alojarse todo tipo de cuadros, o bien un extractor con rejillas que solo admiten cuadros de determinado tipo de colmena. Puedes encontrar información en la ficha Cómo elegir una colmena

Cubo

Sirve para recuperar la miel del extractor. Después, su contenido se vuelca sobre un filtro situado sobre el madurador.

Madurador

Es una cuba o bidón de dimensiones variables en función de la capacidad de producción: los hay de 50, 100, 150 o 200 KG

, de plástico o de acero inoxidable, destinada para decantar la miel.

Tamiz o filtro

Es un filtro que se pone sobre el madurador de modo que los restos más gruesos procedentes de la cera o algunos insectos (abejas u otros) que hayan podido quedarse entre la cera.

Puede ser simple o doble y también estar compuesto de un bastidor al que se pueden adaptar telas de diferentes grosores para que el filtrado sea más o menos fino.

Existen también adaptados a diferentes recipientes puesto que puede trabajarse con más de uno distinto.

Filtro calefactable

Este filtro se coloca, igualmente, sobre el madurador para filtrar la miel. Usado para controlar la temperatura de la miel. Es ideal para mieles de consistencia más espesa o para la miel ya decantada.

Calefactor

Es un aparato eléctrico para licuar la miel, ciertos modelos están provistos de una sonda con el fin de evitar sobrecalentar la miel y para limitar el consumo eléctrico.

Refractómetro

Es un instrumento que sirve para controlar la tasa de humedad de la miel, que debe situarse siempre por debajo del 20 %, según la legislación vigente.

Bomba de miel

Esta máquina está reservada a las grandes explotaciones apícolas. Permite trasvasar rápidamente grandes cantidades de miel limitando las pérdidas.

Mezclador

Se usa para mezclar la miel o mezclarla varias mieles distintas. Puede motorizarse o acoplarse a un taladro.

Cuba mezcladora

Está destinada a los apicultores profesionales. Permite mezclar mieles líquidas, recuperar la miel cristalizada u obtener una consistencia particular.

El proceso de obtención de la miel puede resumirse en algunas etapas clave. Cada una de ellas implica la utilización de equipos similares pero de características diferentes. Antes de elegir cada uno de ellos hay que tener en cuenta varios factores.

Número de colmenas

El número de colmenas va a determinar la cantidad de cuadros a tratar, es decir, la cantidad de miel que se va a extraer. En efecto, cuando la producción es pequeña, resulta inútil equiparse con equipos caros. Bastan los instrumentos más básicos para empezar en la apicultura:

  • Desoperculador;
  • recipiente para desopercular;
  • extractor;
  • filtro y madurador;
  • y, por supuesto, frascos para envasar la miel una vez madurada.
No olvides que cualquier recipiente que utilices para la miel debe ser específico para la mielería y, en todo caso, apto para uso alimentario.

Cantidad de miel cosechada

La cantidad de miel cosechada, se ha de tomar en cuenta para elegir el tamaño del madurador. Hay que saber que si el volumen del madurador es modesto, la maduración de la miel es más rápida.

Las explotaciones de tamaño medio y grande exigen un nivel de mecanización mayor, por lo tanto, requieren una mayor inversión. Existen equipos potentes que permiten obtener grandes beneficios en términos de eficacia.

Tipo de miel y momento y lugar de recolección

La humedad de la miel determina su fluidez. La humedad media se encuentra alrededor del 17,5%, aunque ésta no puede superar el 20%. El momento en que se recoja, lógicamente también influye, puesto que en primavera hay más humedad que en verano, aunque en esta estación la temperatura también va a influir en la fluidez.

Por otro lado las zonas donde se encuentran las colmenas, el norte húmedo o el centro y el sur cálidos, obviamente influyen en la fluidez de la miel.

Por eso pueden ser necesarios los útiles para atemperar la miel y hacerla más fluida para facilitar su recolección.

Ver extractores de miel

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo, 49 fichas consejo

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Dirijo desde hace varios años un servicio de jardinería y cuento con una clientela formada por particulares y empresas. Tengo a mi cargo un equipo de jardineros y me ocupo de la creación y mantenimiento de espacios verdes. Además de eso, aporto mi experiencia y conocimientos a mis clientes en lo que se refiere a mantenimiento y mejoras de los jardines. En este sentido, poseo una formación comercial, habiendo desempeñado diversas funciones en hostelería al inicio de mi carrera profesional. Posteriormente orienté mi carrera hacia la ordenación paisajística, en el seno de una colectividad territorial, dónde adquirí sólidos conocimientos técnicos gracias a la formación interna y a las labores de seguimiento desempeñadas en importantes obras en un municipio sometido a numerosos cambios. En el plano personal, tengo que señalar que estoy orientado hacia el arte de la jardinería. En este sentido, he creado y diseñado con mi esposa un jardín que cuido con esmero, al igual que una preciosa huerta.  ¡Y no nos olvidemos del bricolaje, también se me da bastante bien! Porque para trabajar en el jardín, también hay que saber hacer algo de bricolaje: pérgolas, cabañas, suelos empedrados, vallas y muchas más cosas... ¡Siempre hay trabajo en un jardín!   Después de haber trabajado con dedicación, mi esposa y yo solemos estar muy orgullosos del resultado obtenido y encantados de poder disfrutar de un entorno agradable y acogedor. Así que nada más sencillo para nosotros que daros consejos sobre el mantenimiento y la mejora de vuestros jardines o la elección de herramientas para trabajar. Estamos a vuestra disposición.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea