Cómo elegir una colmena

Cómo elegir una colmena

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

49 fichas consejo

Colmena Layens, Langstroth, Dadant, la elección de una colmena depende del tipo de apicultura previsto. Horizontal o vertical, con o sin marco, dimensiones de la caja… es imprescindible comparar las colmenas para elegir el modelo más adecuado para la producción de miel.

Características importantes

  • Colmena de biodiversidad
  • Colmena horizontal
  • Colmena de producción
  • Colmena pedagógica
Ver apicultura

La colmena es la vivienda de las abejas. El enjambre necesita un lugar adecuado donde desarrollar su actividad y el hombre ha creado estas construcciones artificiales donde alojarlo.

Los materiales pueden ser variados, desde la paja trenzada, el corcho, o incluso plástico o poliestireno, aunque el más extendido es la madera.

Todas las colmenas no son iguales. Su primera diferencia consiste en la movilidad, o no, de sus cuadros. Según ésto, se pueden clasificar entre:

  • Colmenas fijistas (con cuadros fijos).
  • Colmenas movilistas (con cuadros móviles). Y dentro de estas últimas, las de desarrollo horizontal y las de desarrollo vertical (con crecimiento hacia arriba).

Las primeras han sido tradicionalmente utilizadas por el hombre desde épocas remotas. Entre ellas se pueden encontrar colmenas fabricadas con troncos de árboles o corcho, hechas de barro o arcilla, o de tejidos vegetales, como fibra trenzada. Aún se utilizan en países poco desarrollados donde la colmena es un elemento más de subsistencia.

Las colmenas de cuadros móviles se inventaron en el siglo XIX y los modelos más utilizados y conocidos llevan el nombre de sus creadores. En España, las más generalizadas son:

  • Colmena Layens, de desarrollo horizontal. Es ampliamente utilizada, aunque su uso va derivando hacia los otros modelos, en especial hacia la Langstroth. Consta de entre 10 y 14 cuadros, o panales, de 30x35 cm de luz. Lo más frecuente son 12, sin separación entre ellos (sin paso de abeja). Su principal diferencia es que no se añaden alzas a la caja inicial (por ello se llama de desarrollo horizontal). Tienen como ventaja la facilidad para transportarlas. Como principales inconvenientes es el mantenimiento e higiene de la colmena, al carecer de separación entre cuadros y acumular la miel en el mismo lugar que la colonia.
  • Colmena Langstroth, también conocida como colmena perfección, es el segundo modelo más utilizado en el mundo y cada vez más utilizado en nuestro país. Ésta es una colmena de desarrollo vertical, puesto que se les pueden incorporar alzas (cajones adicionales a la colmena inicial) para mejorar la producción de miel y facilitar su recolección. Esta colmena contiene 10 cuadros, o panales, de 43x20 cm, con paso de abeja o separación. Es la más versátil, permite una mejor aplicación de tratamientos sanitarios sin que estén en contacto con la miel. Igualmente, permite la separación permanente de la cámara de cría, mediante una rejilla de separación.
  • Colmena Dadant, es también una colmena de desarrollo vertical, puesto que se le puede añadir medias alzas. Este modelo más comúnmente utilizado en Francia. Cuenta con 10 cuadros, o panales, de 42 x 27 cm e incluso 12, ofrece un volumen de 54 litros (ofrece más reservas para la temporada de invierno).

Las abejas tienen una gran capacidad de adaptación, desde este punto de vista, todos los modelos de colmena son adecuados para la producción apícola. Para poner en marcha una producción, aunque sea modesta, hay que tener en cuenta otros factores para hacer tu elección.

Para empezar la condición física del apicultor, concretamente su espalda. En efecto, cuanto más grande y mayor capacidad tiene la colmena, más pesada es y difícil de manipular. Ten en cuenta que la colmena llena de miel aumenta considerablemente su peso.

También influye el clima, el lugar y los medios apícolas, ya que es necesario un mantenimiento y es más sencillo obtener ayudar cuando se dispone del mismo material que la mayoría de los apicultores locales. En este caso es perfectamente aplicable el refrán "Donde fueres, haz lo que vieres".

Las colmenas constan de varias partes

  • Base o fondo: parte baja de la colmena, o tablero donde se apoya el cuerpo de la colmena. Dispone de un saliente, o plataforma de vuelo, que coincide con la piquera (abertura por la cual salen y entran las abejas). Puede ser maciza o enrejada, para que caigan al suelo los residuos de la colmena;
  • cámara de cría: es el cuerpo de la colmena. Un cajón donde se cuelgan los cuadros, y se sitúa la reina y las abejas en sus estados inmaduros hasta su posterior desarrollo. En ella se almacenan las existencias necesarias de miel y polen para la supervivencia de la colonia;
  • alzas: Son cajones que se colocan encima de la cámara de cría (se pueden llegar a colocar 2, e incluso un tercero), en los que se colocan cuadros o panales vacíos que las abejas rellenarán con la miel elaborada. La cámara de cría y las alzas pueden aislarse entre sí con un separador enrejado por el que no podrá pasar la reina, de modo que siempre permanezca en la cámara de cría. Hay que tener siempre en cuenta comprar las alzas adecuadas para el tipo de colmena de que dispongamos, de lo contrario, no encajarían adecuadamente.
  • entretapa y tapa: tablero que tapa el cuerpo de la colmena o el alza superior, y cubierta que cierra completamente la colmena. las tapas suelen ser metálicas para que sean más resistentes a golpes o agresiones externas de animales, por ejemplo;
  • cuadros o panales: cada uno de los bastidores dotados de un fino alambre donde las abejas estiran la cera, y crean las celdillas en las que crían y acumulan la miel. Se les suele dotar de una lámina de cera que lleva impresa la retícula hexagonal característica de los panales para que los construyan a partir de la misma.

Los núcleos son receptáculos que se utilizan para la multiplicación del colmenar. El núcleo albergará un cierto número de cuadros fuertes donde se criarán nuevas abejas, destinadas a formar un enjambre.

No se deben confundir los núcleos con colmenas en miniatura, puesto que solo servirán a efectos de la creación de nuevos enjambres.

Los núcleos de colmenas no constituyen en ningún caso un hábitat permanente para las abejas.

Reconocer este tipo de detalles forma parte del proceso de formación que todo apicultor, ya sea amateur como profesional debe seguir para iniciarse en la actividad.

Ver el catálogo de ManoMano
Colmena

Colmena de paja trenzada

La preservación de las abejas acogiéndolas en un hábitat lo más próximo posible a su habitat natural es posible con algunas de estas colmenas que se han utilizado tradicionalmente. No hay nada comparable a contribuir a su supervivencia disfrutando del maravilloso espectáculo de verlas en acción.

El modelo más extendido es la colmena fabricada en pajaSu forma recuerda la de un enjambre silvestre. Además, esta colmena es muy decorativa. Otro aspecto muy interesante a destacar es que por su acción polinizadora las abejas favorecen una fructificación óptima de los árboles frutales en un jardín.

Por sus características este tipo de colmena no está destinada a la producción sino a la protección de las abejas.

Colmena horizontal keniana

En el mismo sentido de protección de las abejas y preservación en condiciones similares a las de su hábitat natural, la colmena horizontal ofrece además la posibilidad de producir miel de forma ecológica y a menor coste.

La colmena keniana es el modelo más extendido. Inspirada en las colmenas tradicionales griegas, se utiliza en apicultura natural. Puede estar provista de una pared de cristal y representar una colmena pedagógica muy interesante.

La forma en V de esta colmena recuerda la de una racimo de abejas, que permitan optimizar el espacio. Por otra parte, no se necesitan marcos de hilos ni de cera: las abejas construyen sus propios panales colgados de los listones situados en su parte superior.

Ver el catálogo de ManoMano
Apicultura

Ver apicultura

Ficha escrita por:

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo, 49 fichas consejo

Alberto, responsable de servicio de jardinería, Toledo

Dirijo desde hace varios años un servicio de jardinería y cuento con una clientela formada por particulares y empresas. Tengo a mi cargo un equipo de jardineros y me ocupo de la creación y mantenimiento de espacios verdes. Además de eso, aporto mi experiencia y conocimientos a mis clientes en lo que se refiere a mantenimiento y mejoras de los jardines. En este sentido, poseo una formación comercial, habiendo desempeñado diversas funciones en hostelería al inicio de mi carrera profesional. Posteriormente orienté mi carrera hacia la ordenación paisajística, en el seno de una colectividad territorial, dónde adquirí sólidos conocimientos técnicos gracias a la formación interna y a las labores de seguimiento desempeñadas en importantes obras en un municipio sometido a numerosos cambios. En el plano personal, tengo que señalar que estoy orientado hacia el arte de la jardinería. En este sentido, he creado y diseñado con mi esposa un jardín que cuido con esmero, al igual que una preciosa huerta.  ¡Y no nos olvidemos del bricolaje, también se me da bastante bien! Porque para trabajar en el jardín, también hay que saber hacer algo de bricolaje: pérgolas, cabañas, suelos empedrados, vallas y muchas más cosas... ¡Siempre hay trabajo en un jardín!   Después de haber trabajado con dedicación, mi esposa y yo solemos estar muy orgullosos del resultado obtenido y encantados de poder disfrutar de un entorno agradable y acogedor. Así que nada más sencillo para nosotros que daros consejos sobre el mantenimiento y la mejora de vuestros jardines o la elección de herramientas para trabajar. Estamos a vuestra disposición.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea