Cómo preparar un huerto en primavera

Cómo preparar un huerto en primavera

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

107 fichas consejo

El jardinero siempre espera la llegada de los primeros días soleados porque anuncian el comienzo de la temporada de jardinería. Arar el suelo, desherbar, añadir compost: para sembrar y plantar adecuadamente las verduras y hortalizas debes preparar tus semillas y plántulas. ¡Sigue nuestros consejos!  

Características importantes

  • Preparar el suelo
  • Herramientas manuales y motorizadas
  • Acolchado
  • Fertilización
Elige tu huerto de primavera

El suelo de la siguiente temporada suele empezar a trabajarse en otoño o a principio de la primavera. En un huerto, la preparación del suelo es importante porque permite obtener una tierra fina y suelta. De este modo, rodeará la semilla de manera homogénea, favoreciendo su germinación y un buen enraizamiento. Nunca intervengas durante los períodos de heladas y espera a que la tierra esté en tempero, es decir, que el exceso de agua haya sido evacuado por gravedad o evaporación. Lo ideal es que la tierra tenga un cierto grado de humedad que permita trabajarla sin que se pegue a las herramientas.

Eliminar malezas

En primavera, el suelo empieza a calentarse poco a poco y su actividad biológica comienza de nuevo. Las malezas comienzan a crecer. Arráncalas antes de que crezcan demasiado. Para eliminar malezas sin productos químicos sólo existe un método efectivo: el método manual, usando un azadón y un escardador o, para los más valientes, arrancándolas a mano.

Labranza

La preparación del suelo antes de la siembra implica utilizar un cierto número de herramientas para obtener un suelo muy fino en la superficie (tanto más fino cuanto más pequeñas sean las semillas) y sin malezas. Si vas a trasplantar plantas, puedes ser menos exigente, pero el suelo suelto siempre favorece el enraizado.

Ver el catálogo de ManoMano
Escardador

El primer paso en la preparación del suelo es cavar o arar el suelo tradicionalmente. Para esto, usamos una pala o una horca. Otra herramienta se ha vuelto muy popular hoy en día: es una horca con dos mangos, también llamada horca aireadora o de doble mango, azada biológica...; tiene la ventaja de ahorrar esfuerzo y especialmente no alterar las capas del suelo. Por lo tanto, respeta mejor la microfauna subterránea.

Luego pasamos una herramienta para romper los terrones, como el cultivador o rascador, una especie de horquilla con dientes curvos; al mismo tiempo, permite eliminar viejas raíces, piedras y guijarros.Durante esta fase, puedes incorporar un fertilizante o compost que se enterrará a unos pocos centímetros de profundidad.

Finalmente, terminaremos con el rastrillo para desmenuzarlo más finamente, nivelar la superficie del suelo, eliminar las malezas restantes, los terrones demasiado grandes y apartar los guijarros.

La superficie preparada suele llamarse "lecho de siembra". Este último paso no es imprescindible para una plantación de patatas, repollos, tomates…

En grandes jardines o huertos extensos, se usan herramientas motorizadas, como el motocultor o la motoazada.

Evita utilizar la motoazada u otros dispositivos giratorios en áreas pequeñas. Las herramientas manuales resultan mucho más efectivas. La motoazada, de hecho, tiene una serie de desventajas: divide las raíces de las plantas que pueden volverse aún más invasivas, como la grama o la campanilla silvestre; altera las diferentes capas del suelo y mata a muchas lombrices de tierra.

Ver el catálogo de ManoMano
Motoazada
Elige tu huerto de primavera

Ficha escrita por:

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias, 107 fichas consejo

Juan Mari, jardinero apasionado, Asturias

De niño ya trabajaba en el jardín familiar. Quizás ahí nació mi interés por las plantas y la jardinería. Así que nada más lógico para mí que estudiar biología vegetal y agronomía.   Posteriormente, y accediendo a la solicitud de varios editores, escribí, a lo largo de 25 años, numeroso libros relacionados con las plantas, los champiñones (un tema que me preocupa), al principio básicamente guías identificativas, pero posteriormente me fui adentrando en la jardinería, retomando, de este modo la pasión de mi infancia.   Además de eso, he colaborado regularmente con varias revistas especializadas en jardinería y naturaleza. Como no hay jardinero sin jardín, cultivo desde hace 30 años el mío propio en un pequeño rincón de Asturias, poniendo en práctica los métodos de cultivo sobre los cuales os aconsejo.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea