¿Cómo elegir una lámpara de escritorio o flexo?

¿Cómo elegir una lámpara de escritorio o flexo?

Tess, Asesora de decoración y pintura

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura

30 fichas consejo

El flexo o lámpara de escritorio es un dispositivo de iluminación muy práctico que alumbra el lugar de trabajo de forma agradable y eficaz. Puede controlarse mediante un interruptor, un sistema táctil o por USB. De tipo fijo, orientable o de pinza, con LED integrados o con bombilla. Te aconsejamos para elegir el más adecuado.

Características importantes

  • Sistema de fijación
  • Tipo de encendido
  • Dispositivo de orientación
  • Iluminación
Ver lámparas de oficina

Hay algunos criterios importantes para elegir un flexo. En efecto, las necesidades de iluminación pueden variar según el trabajo que lleves a cabo. Es importante y preferible seleccionar un modelo con brazo articulado para orientar la iluminación lo mejor posible. Las características técnicas de un flexo deben responder a tus necesidades. Éstas son las principales:

  • Sistema de fijación: de sobremesa, de pinza, con tornillos;
  • sistema de iluminación: interruptor, táctil, USB;
  • sistema de orientación: brazo articulado, muelle, varios brazos;
  • iluminación: bombilla, LED integrados.

En función del escritorio y el espacio del que dispongas, no debes descuidar la elección del sistema de fijación. Ciertamente, para hacer un uso óptimo de un escritorio, es importante colocar bien la lámpara. Existen tres tipos de flexos según su dispositivo de fijación:

  1. Flexo de sobremesa: ideal para poder desplazarlo como quieras, es el modelo de flexo más común.
  2. Flexo de pinza: se engancha en el borde del escritorio o directamente en el ordenador, y proporciona una iluminación auxiliar que puede cambiarse de sitio muy fácilmente.
  3. Flexo con tornillos: se fija a un escritorio mediante un mecanismo de tornillos situado a ambos lados del pie y no ocupa espacio en el escritorio.

Es muy importante elegir el sistema de encendido adecuado para el flexo. En efecto, si prefieres no tener que buscar el interruptor cada vez, opta por un flexo táctil. Basta con tocar suavemente el pie de la lámpara.

Si trabajas principalmente con el ordenador, un flexo con conexión USB puede ser una opción muy interesante. Se conecta directamente al ordenador, lo cual supone una ventaja por motivos económicos y prácticos.

Si no, el sistema de interruptor clásico también funciona bien, ya sea pulsador o conmutador. Es el sistema más común en la actualidad.

Ver el catálogo de ManoMano
Flexo

Escoge siempre un flexo orientable antes que un flexo fijo. Este tipo de lámpara te permite orientar la iluminación como quieras.

Las lámparas orientables disponen de diferentes dispositivos de orientación:

  • Brazo articulado: compuesto por varios segmentos atornillados los unos a los otros, permite orientar la lámpara de forma eficaz. Así podrás iluminar todo el escritorio. Cuanto más largo es el brazo, más amplio es el radio para orientar;
  • brazo con muelle: sin tornillos, todo el pie de la lámpara está formada por un muelle de gran tamaño que gira para darle la dirección deseada;
  • brazos múltiples: el pie de esta lámpara es ideal para iluminar varios puntos de trabajo, está equipado con dos o tres brazos articulados o con resorte, lo que te permite iluminar a la vez el ordenador y el espacio de trabajo. Resulta práctico, ya que no es necesario que muevas la lámpara cada vez.
Ver el catálogo de ManoMano
Lámpara

Criterios para elegir un flexo con bombilla clásica  

Si optas por un modelo con bombilla, estos son los dos principales criterios de elección que deberás tener en cuenta:

  1. La intensidad: una iluminación de 20 vatios es suficiente para trabajar delante del ordenador. Si realizas un trabajo minucioso, escoge una iluminación más fuerte pero que no llegue a deslumbrarte.
  2. La temperatura de la luz: para un trabajo preciso y meticuloso, inclínate por una luz blanca, es decir, de aproximadamente 4000 K (grados Kelvin). Para una luz de ambiente o para trabajar con el ordenador, basta con una luz cálida y más bien amarilla, es decir, de menos de 4000 K.

 Ventajas e inconvenientes de las bombillas clásicas y los LED

Fuente luminosa

Ventajas

Inconvenientes

Bombilla halógena

Iluminación cálida o fría.

Transparente o mate.

Buena reproducción cromática.

Escasa vida útil.

Consume lo que emite.

Caliente al tacto.

Bombilla fluorescente compacta

Bajo consumo eléctrico.

Emite muy poco calor.

Iluminación cálida o fría.

Se enciende de forma progresiva.

Bombilla LED

Se enciende instantáneamente.

Consume muy poco.

No emite calor.

Vida útil muy larga.

Precio más elevado.

Flexo de escritorio y LED integrados

Este es el sistema moderno y actual, los LED están integrados en el sistema de la lámpara. Suele disponer de varias temperaturas de color (blanco o amarillo) para poder adaptarlo al trabajo que estés realizando.

Este tipo de lámpara tiene una vida útil muy larga y consume muy poco. Sin embargo, cuando los LED ya no funcionan, es imposible cambiarlos y hay que reemplazar la lámpara.

Ver lámparas de oficina

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura, 30 fichas consejo

Tess, Asesora de decoración y pintura

Soy Tess, de 27 años, y llevo 7 en el mundo del bricolaje, en concreto en el de la pintura y decoración. ¡He encontrado cómo unir lo util y lo agradable a través de mi pasión por la escritura! Lanzarme a la redacción y poder aconsejar sobre decoración a los principiantes (o incluso a personas más experimentadas) es un verdadero placer para mi. Me encanta compartir mi saber hacer y mi experiencia y darte los mejores consejos para tus momentos de bricolaje.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea