¿Cómo elegir un cemento?

¿Cómo elegir un cemento?

Miguel, Soldador profesional

Ficha escrita por:

Miguel, Soldador profesional

91 fichas consejo

El cemento, imprescindible en la albañilería, se utiliza en forma de mortero mezclado con arena y agua, o de hormigón, si se le añade grava. Hay diferentes tipos de cemento disponibles: cemento rápido o de fraguado rápido, cemento fundido, resistente al calor, o cemento blanco, de uso decorativo.

Características importantes

  • Tipos de cemento
  • Usos
  • Conservación
Ver cementos

El cemento es el principal aglutinante hidráulico del que está hecho todo hormigón o mortero. Este polvo mineral, fino y casi volátil, es un material imprescindible, fruto de la creatividad que se utiliza en todas las construcciones a base de hormigón o mortero.

Los romanos fueron los primeros en utilizar esta mezcla de cal y piedra volcánica para hacer edificios y construcciones que aún se mantienen en pie en la actualidad. Cocida a 1450 °C en un horno rotativo, la mezcla, que se compone principalmente de piedra caliza, arcilla y aditivos químicos, se tritura para obtener el Clinker. Las diferentes proporciones se obtienen mediante complejos cálculos con el fin de mejorar o adaptar la resistencia del cemento a las múltiples aplicaciones de las construcciones.

Los diferentes tipos de cementos

Según su propósito y su uso, los cementos se clasifican en diferentes categorías y con distintas denominaciones que se ajustan a la norma en vigor para estos materiales, la UNE-EN 197-1.

  • Cemento Portland o CEM1, el que se utiliza más habitualmente (hormigón armado o pretensado);
  • cemento Portland compuesto o CEM II A o B para obras de gran volumen;
  • cemento de altos hornos o CEM III A o B;
  • cemento de altos hornos o CEM III C;
  • cemento puzolánico o CEM IV A o B, antes CPZ;
  • cemento compuesto o CEM V A o B.

Estos cementos grises se emplean para usos muy concretos.

  • Cemento gris se utiliza en todas las obras comunes, es multiuso;
  • cemento blanco es para uso decorativo principalmente;
  • cemento fundido se recomienda para pilares, enlosados y sellados;
  • cemento rápido fragua rápidamente;
  • cemento de látex o P5 se utiliza para restaurar balcones, pilares y vigas;
  • mortero refractario resiste las temperaturas muy elevadas.

El cemento gris, para todo tipo de obras, se caracteriza por una excelente resistencia mecánica. Es polivalente y está destinado a hormigones, morteros para juntas, para sellado, para un enlucido o incluso para realizar una solera. Al aplicar este material, hay que tomar en consideración su gran retracción.

Dosificación

  • Pasta pura: 1 volumen de agua, 3 volúmenes de cemento gris;
  • mortero: 1 volumen de agua, 2 volúmenes de cemento, 8 volúmenes de arena;
  • hormigón: 1 volumen de agua, 2 volúmenes de cemento, 2,5 volúmenes de arena y 4 volúmenes de grava.

Ver el catálogo de ManoMano
Hormigones

El cemento blanco es un cemento fino a base de materias primas muy puras (piedra caliza y caolín). Es adecuado para obras comunes en interiores y exteriores como enlucidos o revoques decorativos, juntas de mortero o para hacer hormigón blanco.

Dosificación

  • Pasta pura: 1 volumen de agua por 3 volúmenes de cemento;
  • mortero: 1 volumen de agua, 7 volúmenes de arena blanca y 3 volúmenes de cemento;
  • lechada: 1 volumen de agua por 2 volúmenes de cemento.
Ver el catálogo de ManoMano
Cemento

El cemento fundido o cemento aluminoso se utiliza para pavimentos, pilares y juntas y es un material que se endurece rápidamente: tarda de 6 a 24 horas. Es capaz de resistir las altas temperaturas (1250 °C). Es apropiado para chimeneas y barbacoas fijas.

Dosificación

  • Mortero: 1 volumen de agua por 2,5 volúmenes de cemento fundido y 4 volúmenes de arena;
  • hormigón: 1 volumen de agua por 2,5 volúmenes de cemento fundido, 2,5 volúmenes de arena y 5 volúmenes de grava.

Como su nombre indica, el cemento rápido o de fraguado rápido se caracteriza por su fraguado ultrarrápido. Se utiliza en la albañilería y mampostería, es apropiado para obras comunes en interiores y exteriores. Su uso exige que las labores de preparación se planifiquen de manera adecuada para evitar problemas en la aplicación.

Dosificación

  • Pasta pura: 1 volumen de agua por 2 volúmenes de cemento rápido;
  • mortero: 1 volumen de agua por 1 volumen de cemento y 1 volumen de arena.

El cemento de látex o P5 debe añadirse a los morteros y hormigones para restaurar pilares, vigas, balcones de hormigón, vertidos de hormigón o para pastas niveladoras flexibles. Se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores.

Dosificación

  • Lechada de fijación: 1 volumen de agua por 1,5 volúmenes de cemento de látex y 3 volúmenes de cemento;
  • mortero: 2 volúmenes de agua por 1,5 volúmenes de cemento de látex, 5 volúmenes de cemento y 10 volúmenes de arena.

El cemento o mortero refractario a base de aluminato de calcio (bauxita + arcilla blanca) resiste temperaturas de 1800 °C. Es ideal para montaje y rejuntado de  chimeneas y barbacoas fijas. Se puede decir que el fraguado es normal; se seca 6 horas después de la aplicación y se puede utilizar tras 3 semanas (resistencia óptima).

El cemento viene envasado en sacos adecuados para su conservación. Se aconseja conservarlo en su embalaje original, en un lugar seco, evitar que penetre el aire y que entre en contacto con el suelo.

Las diferentes fases de envejecimiento del cemento

Antes de usar un cemento almacenado, comprueba su estado echándole un vistazo.

Producto

Aspecto

Nivel de calidad

Cemento recién fabricado

Grano muy fino, volátil

Cualidades óptimas

Cemento almacenado

Harina fina

Buena calidad, endurecimiento regular

Cemento almacenado durante un tiempo

Grumos muy blandos, que se deshacen

Puede seguir utilizándose con una ligera pérdida de resistencia (menos del 20 %)

Cemento almacenado durante mucho tiempo

Presencia de cortezas duras

Para tamizar y usar únicamente en obras secundarias que no requieran una gran resistencia

Cemento dudoso

Bloque duro en el saco

Para desechar

Seguridad y consejos de uso

El cemento es un producto agresivo. Es necesario utilizar protecciones adecuadas mientras se usa. Aunque cada vez sea de mejor calidad, para aplicar este material es preciso protegerse.

Ropa de trabajo, casco, botas o calzado de seguridad, mascarilla antipolvo y gafas de protección son la base imprescindible para trabajar el cemento. En caso de uso frecuente y prolongado, es imprescindible proteger la piel para evitar contraer enfermedades como el eccema del cemento, muy conocido entre los obreros de la construcción. Por suerte aún no hemos llegado a ese punto, pero en este caso concreto, más vale prevenir que curar.

Ver cementos

Ficha escrita por:

Miguel, Soldador profesional, 91 fichas consejo

Miguel, Soldador profesional

Soy ingeniero de proyectos para la instalación de calderas. Actualmente estoy retirado, y aprovecho mi tiempo libre para crear esculturas de metal en mi taller: un espacio para dar rienda suelta a mi creativididad. Me encanta la jardinería, la decoración y la pintura. Y me encanta utilizar nuevas herramientas tecnologicas para hacer bricolaje o cualquier cosa que tenga que ver con la casa. Es un placer poder aconsejaros desde mi experiencia adquirida con los años.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea