¿Cómo elegir la estufa de una sauna?

¿Cómo elegir la estufa de una sauna?

Tess, Asesora de decoración y pintura

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura

30 fichas consejo

La estufa de una sauna suele ser eléctrica y de acero inoxidable, cuenta con una o varias resistencias que calientan piedras volcánicas para difundir calor y crear vapor. Tiene una potencia de 3 a 15 kW/h aproximadamente, que es proporcional al volumen de la sauna. Estos son nuestros consejos para elegirla.

Características importantes

  • Alimentación de la estufa de sauna
  • Características técnicas: potencia y capacidad
  • Sistemas de instalación
  • Sistemas de mando
  • Accesorios indispensables
Ver estufas de sauna

La estufa difunde calor en la sauna y permite calentar las piedras volcánicas colocadas encima o en frente para que éstas emitan vapor cuando se rocían con agua. Cabe destacar que la estufa eléctrica es la estufa de sauna más habitual. Por eso, esta guía se centra prioritariamente en esa tecnología.

Aspectos esenciales de las estufas de sauna

3 características principales permiten elegir una estufa de sauna:

  1. Potencia en kW y la capacidad de carga de piedras en kg: la potencia va en función del volumen de la sauna (aprox. 1,3 kW/m³) y la capacidad es proporcional a la potencia.
  2. La configuración de instalación: en la pared o autoportante según la instalación en la sauna.
  3. Sistema de mando: en el interior o en el exterior de la sauna.

A la estufa se añaden estos accesorios principales:

  • Elementos de protección para evitar accidentes;
  • cubo, cucharón y sonda;
  • soporte para piedras y humidificador.

La estufa es de acero inoxidable. La alimentación eléctrica es monofásica o trifásica según la potencia, el disyuntor del cuadro debe ser proporcional a la potencia. Por lo general, las piedras no vienen incluidas con la estufa de sauna.

Ver el catálogo de ManoMano
Cubo, cucharón

Al elegir una estufa eléctrica de sauna, deben determinarse dos características principales: la potencia y la capacidad de llenado de piedras.

Potencia en kW/h

La potencia, estimada en kW/h (kilovatios por hora, es decir, 1000 vatios/hora), define la capacidad de la estufa de calentar un determinado volumen. Cuanto mayor es la potencia, más puedes calentar una sauna de gran volumen. En cuanto a las dimensiones de la estufa, por lo general se calculan aproximadamente 1,3 kW/m³ para una buena difusión del calor. En los datos técnicos de los fabricantes se observan las ratios o proporciones siguientes:

Potencia de la estufa eléctrica de sauna en kilovatios por hora

Volumen indicativo de la sauna en metros cúbicos

3,5 kW/h

De 2 a 4 m³

4,5 kW/h

De 3 a 6 m³

6 kW/h

De 8 a 11 m³

9 kW/h

De 8 a 14 m³

12 kW/h

De 15 a 20 m³

15 kW/h

De 21 a 25 m³

Recuerda que el volumen de la cabina se calcula multiplicando el producto de la longitud y la anchura por la altura.

Ver el catálogo de ManoMano
Piedras

La capacidad de contenido, expresado en kg, determina la capacidad de la estufa de sauna de contener piedras de lava. Cuanto mayor es la capacidad, más puedes cargar la estufa de piedras volcánicas y mejor es la difusión. Las piedras volcánicas, gracias a su inercia natural, permiten difundir y conservar el calor transmitido por la resistencia. Cabe destacar que la potencia y la capacidad están relacionadas.

Ver el catálogo de ManoMano
Piedras volcánicas

Número de personas

Volumen de la sauna en metros cúbicos

Potencia en kilovatios por hora

Capacidad para piedras en kilos

Precio indicativo

2 personas.

De 2 a 4 m³

3,5 kW

12 kg

De 200 a 300 €

De 3 a 5 pers.

De 8 a 11 m³

6 kW

De 18 a 22 kg

De 300 a 400 €

De 3 a 6 pers.

De 8 a 14 m³

9 kW

De 18 a 25 kg

De 400 a 500 €

De 6 a 8 pers.

De 15 a 20 m³

12 kW

De 25 a 30 kg

Desde 500 €

De 8 a 10 pers.

De 21 a 25 m³

15 kW

30 kg mini

Desde 1000 €

Muchas estufas se fabrican en Finlandia, cuna de la sauna.

Para ajustar el tiempo y la temperatura en las estufas de sauna eléctricas, puedes disponer de un mando interno (en el interior de la sauna) o bien de un mando externo.

Dispositivo de mando interior

El dispositivo del interior de la sauna puede resultar muy práctico, puesto que permite regular la estufa sin tener que salir de la cabina y así, evitar las pérdidas de calor.

Dispositivo de mando exterior

La caja externa no posee más ventajas, pero cuenta con una pantalla digital de diseño. Para poder controlarla desde el exterior, la estufa de sauna eléctrica debe estar conectada a los controles exteriores. 

Algunas estufas de sauna eléctricas pueden tener una programación en diferido que permite organizar las sesiones más fácilmente.

Ver el catálogo de ManoMano
Sauna

Una estufa de sauna puede instalarse de diferentes maneras según el modelo:

  • En el suelo: con o sin patas, la más común;
  • con ruedas: para facilitar los desplazamientos;
  • fijada en la pared: permite ganar espacio.

Hay varios accesorios disponibles para aumentar la comodidad de uso y también la seguridad de los usuarios:

  • Rejilla de protección: existen elementos de protección que se instalan alrededor de la estufa, se colocan en el suelo o se fijan en la pared para evitar quemaduras;
  • cubo y cucharón: estos accesorios son de madera y muy prácticos para regar las piedras volcánicas;
  • sonda o termómetro: esenciales para estufas de madera, para comprobar la temperatura del interior de la sauna;
  • humidificador: es posible instalar humidificadores especiales para sauna para que haya aún más humedad en la cabina;
  • soporte regulable para piedras volcánicas: algunos soportes son regulables para que puedas apartarlos de la fuente de calor si ves que éste es demasiado intenso;
  • kit para colgar: es ideal para disfrutar de los beneficios de la aromaterapia. Se trata de un cuenco colgante que se instala encima de las piedras y en el que se ponen hierbas aromáticas. Así, su perfume se difunde por toda la cabina.

Para un uso particular, la estufa eléctrica es la más popular y común. No obstante, también hay versiones de gas y madera en el mercado. En lo que respecta a las saunas tradicionales, existen varios tipos de alimentación.

Estufa eléctrica para sauna

La estufa de sauna eléctrica es el modelo más utilizado, puesto que es el más práctico, el que menos espacio ocupa y no necesita mantenimiento. Por lo general dispone de dos mandos, uno para regular la temperatura y otro para ajustar la duración de uso. Según su consumo eléctrico, su conexión puede ser monofásica o trifásica. Las menos potentes consumen 3 kW/h, las más comunes  8 kW/h de media y las estufas reservadas para las saunas más grandes rondan los 15 kW/h. El soporte de las piedras puede estar situado en la parte superior o bien en la parte delantera. 

Estufa de madera para sauna

Este tipo de estufa posee un inserto en el que se consume la madera para calentar las piedras volcánicas que se encuentran en la parte superior. Es un sistema de calefacción poco común hoy en día, puesto que consume mucha energía y necesita mantenimiento. En efecto, es imprescindible recargar leña en la estufa muy regularmente para mantener el calor. Además, es mucho más difícil regular la temperatura y el tiempo de uso. La estufa desprende humo como una chimenea y hay que limpiar las cenizas en cada uso. La estética es bastante básica. Es posible dejar las piedras de lava a la vista usando un revestimiento de rejillas reforzadas, o bien un revestimiento de acero inoxidable o hierro fundido. Es la estufa de mayor tamaño.

Estufa de gas para sauna

La estufa de gas, muy poco utilizada aunque más económica que la estufa de madera, es bastante incómoda. El motivo es que primero se necesita una botella de gas y luego, una segunda para sustituirla, además que en el caso del gas, es necesaria una mayor vigilancia durante el uso y el mantenimiento. Las estufas de gas están disponibles en muchos modelos de más o menos diseño.

Ver estufas de sauna

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura, 30 fichas consejo

Tess, Asesora de decoración y pintura

Soy Tess, de 27 años, y llevo 7 en el mundo del bricolaje, en concreto en el de la pintura y decoración. ¡He encontrado cómo unir lo util y lo agradable a través de mi pasión por la escritura! Lanzarme a la redacción y poder aconsejar sobre decoración a los principiantes (o incluso a personas más experimentadas) es un verdadero placer para mi. Me encanta compartir mi saber hacer y mi experiencia y darte los mejores consejos para tus momentos de bricolaje.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea