Cómo limpiar las juntas de suelos y azulejos

Cómo limpiar las juntas de suelos y azulejos

Catalina, experta en revestimiento de suelos

Ficha escrita por:

Catalina, experta en revestimiento de suelos

32 fichas consejo

Las baldosas y azulejos son revestimientos para suelo y pared que duran mucho tiempo sin sufrir alteraciones notables. Pero las juntas pueden acumular suciedad o cubrirse de moho. Limpiarlas a fondo siempre es más económico que renovarlas. Te contamos paso a paso, cómo limpiar correctamente las juntas de las baldosas.

Características importantes

  • Limpia las juntas con vinagre blanco y bicarbonato de sodio
  • Frota las juntas de las baldosas con la esponja "mágica"
  • Usa un cepillo de dientes viejo y pasta de dientes
Ver productos de limpieza

Cuando las baldosas llevan instaladas mucho tiempo, tanto en el suelo como en la pared, y se han expuesto a un uso más o menos intenso, tienden a llenarse de suciedad o a descascararse. El moho también puede desarrollarse en las juntas, especialmente en las paredes expuestas a salpicaduras de agua en habitaciones húmedas.

Por ello, antes de verse obligado a renovarlos completamente, es necesario intentar una limpieza a fondo que probablemente sea suficiente para devolverles su antiguo esplendor. Es una opción muy simple y barata que debe intentarse siempre, incluso antes de aplicar una nueva masilla o lechada para juntas.

Para evitar la obstrucción prematura, es necesario mantener los azulejos y las juntas con regularidad. Es recomendable utilizar productos de mantenimiento adecuados que protejan las juntas de los ataques del tiempo y las manchas.

El secreto para limpiar adecuadamente las juntas de los azulejos es más una cuestión de los productos utilizados que de movimientos precisos. Es muy simple pero a veces puede complicarse en función de la ubicación de ciertas juntas muy sucias. Es conveniente evitar el uso de productos de tipo ácido. Son más agresivos y peligrosos de usar y podrían dañar las baldosas fabricadas en determinados materiales.

Ver el catálogo de ManoMano
Azulejos
  • Limpia las juntas con vinagre blanco y bicarbonato de sodio;
  • frota las juntas de los azulejos con la esponja "mágica";
  • usa un cepillo de dientes viejo y pasta de dientes.

Realización

Accesible a todos mientras puedas frotar, usando los productos adecuados.

Tiempo de finalización

Todo depende de la superficie a limpiar y de lo sucias que estén las juntas de baldosas o azulejos. Calcule unos 10 minutos en promedio para una superficie de 10 m².

Número recomendado de personas

Una persona.

Herramientas y consumibles

**La lista anterior no es exhaustiva. El equipo de protección personal debe adaptarse a cada situación de trabajo.

Ver el catálogo de ManoMano
Gafas protectoras

1. Limpia las juntas con vinagre blanco y bicarbonato de sodio

El vinagre blanco y el bicarbonato de sodio son los productos naturales más simples y económicos para la limpieza y mantenimiento de nuestros hogares. Se usan para casi todo, en todo tipo de superficies, y para una amplia variedad de usos. Combinados, son formidables para limpiar las juntas de azulejos sucios o enmohecidos.

  • Equípate con guantes de limpieza;
  • en el pulverizador vacío, vierte unos 10 cl de vinagre blanco y 2 cucharas grandes de bicarbonato de sodio; agítalo bien para que se disuelva;
  • puedes añadir el zumo de un limón para mejorar su acción antigrasa;
  • pulveriza la solución en las juntas de baldosas y azulejos sucios;
  • frota con un viejo cepillo de dientes o una esponja abrasiva en pequeños movimientos circulares;
  • deja que el producto actúe durante otros 30 minutos;
  • enjuaga bien con agua tibia o caliente.

2. Frota las juntas de los azulejos con la esponja "mágica"

La esponja mágica es un gran aliado para eliminar manchas difíciles incrustadas en plástico, pintadas o rozaduras en paredes de yeso, así como para la limpieza de las juntas de baldosas y azulejos.

Gracias a su suave efecto abrasivo, actúa como un borrador y elimina todo lo que se encuentra a su paso.

  • Humedece ligeramente la esponja mágica y escúrrela bien;
  • frota las juntas sucias como si estuvieras usando una goma o un borrador;
  • repite la operación hasta que las manchas y los mohos hayan desaparecido por completo;
  • enjuaga el conjunto con agua tibia sin añadir ningún otro producto de limpieza doméstica.

La esponja se va dañando por la abrasión y pierde su tamaño: es algo normal. Es una solución ideal para superficies pequeñas y especialmente para paredes.

3.  Usar un cepillo de dientes viejo y pasta dentífrica

Puede sonar extraño, pero la pasta de dientes puede ayudar a mantener la lechada de las baldosas impecable, incluso devolviéndole su color blanco. Después de todo, si funciona para nuestros dientes, ¿por qué no sobre la lechada de las baldosas?

  • Aplica la pasta de dientes con un cepillo de dientes viejo;
  • con pequeños movimientos circulares, frota todas las juntas que necesiten una limpieza;
  • enjuaga con agua clara y tibia.

Un consejo: este método es ideal para limpiar superficies muy pequeñas: el vinagre y el bicarbonato funcionan mejor en superficies más grandes.

El mantenimiento rutinario de las juntas de azulejos y baldosas es muy importante para evitar la necesidad de una limpieza a fondo. El blanqueador es un producto muy común y efectivo para las juntas de baldosas, tanto en suelos como en paredes.

Si mantienes rutinariamente las juntas de azulejos con lejía y agua caliente, nunca acabarán de ensuciarse en profundidad. Evitarás una posterior operación de limpieza intensiva, que es ciertamente efectiva pero más exigente en esfuerzo y tiempo.

Advertencia: como con todos los productos de limpieza, el uso de lejía, incluso diluida en agua, requiere el uso de guantes domésticos y gafas de seguridad para evitar salpicaduras.

Ver el catálogo de ManoMano
Productos de limpieza
Ver productos de limpieza

Ficha escrita por:

Catalina, experta en revestimiento de suelos, 32 fichas consejo

Catalina, experta en revestimiento de suelos

En el mundo de los revestimientos de suelo desde hace muchos años, conozco técnicamente todos los productos, desde el suelo estratificado al parqué, pasando por la moqueta o la cerámica. Mis temas diarios pasan por cómo se fabrican, de qué están compuestos, que cualidades tienen, cómo deben colocarse y mantenerse los diferentes tipos de suelo. He podido ver muchos errores en las obras por falta de información e incomprensión del producto. Como los productos evolucionan, no siempre es fácil seguir esa evolución, y los industriales son demasiado técnicos, he querido transmitir lo que yo sé, de manera clara y lúdica, para el común de los mortales. Deseo, ante todo, explicar sin prejuicios, lo que es cada producto y qué es lo que ofrece.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea