¿Cómo elegir tu árbol de Navidad artificial?

¿Cómo elegir tu árbol de Navidad artificial?

Tess, Asesora de decoración y pintura

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura

30 fichas consejo

Hay árboles de Navidad para todos los gustos: económicos, árboles sobre los que cae la nieve, decorados, con piñas o guirnaldas de luces incorporadas. Con más o menos decoración o similares a un abeto natural, aquí están nuestros consejos para elegir el árbol de Navidad artificial perfecto para el estilo de tu hogar.

Características importantes

  • Tamaño
  • Calidad de las ramas y agujas
  • Ventajas
Ver árboles de Navidad artificiales

Un árbol de Navidad artificial es el mejor aliado para las personas que buscan soluciones de decoración navideña rápidas y estéticas. Estos modelos constan de una base que sostiene un armazón metálico cubierto de ramas y agujas de PVC. Sin embargo, es importante elegir siempre un árbol en función de tus deseos, del espacio que se le ha reservado y del ambiente que se espera conseguir con él.

Árbol verde artificial: el estándar básico

Es el más parecido a un abeto natural Nordmann o a las piceas comunes que se encuentran en el bosque. Es ideal para una decoración con los colores tradicionales de la Navidad.

Si se adorna con rojos, verdes, y dorados, nos transporta inmediatamente a la infancia.

Árbol de Navidad nevado: el abeto con copos de nieve

Al igual que el abeto de plástico verde, permite utilizar decoraciones con los colores básicos de la Navidad, con el efecto de la nieve sobre las puntas de las ramas. También se comercializan abetos con efecto helado, que imita el aspecto del rocío congelado sobre las ramas, consiguiendo efectos muy reales para vuestro salón.

Abetos de colores: los árboles de Navidad modernos

Estos abetos se fabrican en color negro, rojo, azul o rosa. Se alejan por tanto del aspecto clásico de un árbol de Navidad tradicional, encajando a la perfección con el estilo de una casa con decoración moderna. Es habitual utilizar decoraciones doradas y plateadas en este tipo de abeto moderno pero en realidad se puede combinar con distintos colores. La verdad es que el resultado final es muy chic, pero el espíritu de la fiesta ¡está garantizado!

Abeto decorado

Es muy práctico para personas con movilidad reducida o para aquellas a las que les da miedo subirse a una escalera para colocar la estrella en la punta. El abeto decorado está, tal y como indica su nombre, totalmente decorado al desembalar.

Está disponible en distintos tamaños, colores y con decoraciones variadas, por lo que solo hay que desplegarlo y ¡listo! Además, la instalación de guirnaldas de luces y bolas de Navidad puede realizarse rápidamente, lo que se traduce en un importante ahorro de tiempo.

Ver el catálogo de ManoMano
Bolas de Navidad

Abeto artificial con led y guirnaldas integradas

A medio camino entre el tradicional abeto verde artificial y el abeto de Navidad decorado, el abeto con luces intermitentes led integradas o abeto de fibra óptica es una opción más para elegir un árbol que gustará a toda la familia. Las guirnaldas clásicas y las bolas tradicionales completarán la decoración.

Abeto artificial con nieve que cae

Este árbol de Navidad en el que nieva incluye guirnaldas luminosas y adornos brillantes, por lo que se convierte en una auténtica atracción para los más pequeños de la casa. 

Un soplador incorporado en la punta del árbol hace volar pequeños copos de nieve (bolas de poliestireno) que se recuperan en la base, gracias a un receptáculo que recuerda a un paraguas boca abajo. Aunque el efecto es muy bonito, debemos advertir que las bolas de poliestireno pueden atraer a los bebés, que podrían introducirlas en su boca, y que por su poco peso es probable que algunas acaben en la otra punta del salón.

Abeto artificial con piñas

Esta mezcla de árbol de Navidad artificial decorado y abeto artificial clásico, incluye las tradicionales piñas situadas en las puntas de las ramas. Plateadas, doradas, o ribeteadas de rojo navideño sobre el fondo verde o blanco nevado de las ramas, a menudo olvidamos que la magia de la Navidad se esconde en los detalles más pequeños.

Árbol de Navidad de diseño

Algo más alejados del aspecto de los abetos tradicionales de Navidad, encontramos una gama de árboles diseñados con materiales menos convencionales. Las nuevas tendencias nos traen abetos de madera flotante, de PVC con iluminación interior, árboles de Navidad de metal o de hierro forjado, así como en ratán, bambú, mimbre, cartón... 

Ver el catálogo de ManoMano
Árbol de Navidad en el que nieva

Un árbol artificial de 60 cm a 3 m de altura, suele adaptarse a cualquier tipo de habitación.

  • De 60 a 100 cm: estos mini árboles artificiales pueden colocarse sobre un mueble, una mesa o para decorar un espacio de trabajo. Suelen diseñarse para ocupar espacios pequeños o como decoración puntual;
  • de 100 a 180 cm: es el tamaño estándar de la mayoría de árboles de Navidad que se colocan en el suelo del salón o de la sala de estar. La altura habitual de las habitaciones es de 2,50 m;
  • más de 180 cm: para habitaciones con alturas superiores a los 2,50 m, como por ejemplo en centros comerciales, salas de recepción... los auténticos árboles de Navidad XXL.
Ver el catálogo de ManoMano
Como decoración puntual.

Árboles artificiales para todos los bolsillos

La compra de un árbol de Navidad artificial no es baladí, ya que al adquirirlo esperamos que nos dure mucho tiempo y se pueda utilizar un año tras otro.  

Por ello es importante no solo buscar el mejor precio, sino también la mejor relación calidad-precio en función del tiempo que esperamos poder utilizar nuestro árbol. Sin olvidar, claro está, que elegir el modelo nos guste o se asemeje más a un árbol auténtico.

Los 6 puntos claves a tener en cuenta antes de comprar un árbol de Navidad artificial

  1. El árbol no debe perder las agujas.
  2. El árbol artificial debe tener ramas que imiten el aspecto de un abeto natural.
  3. La cantidad de agujas en las ramas debe ser importante porque un árbol raquítico pierde todo su encanto.
  4. La base debe ser sólida para evitar caídas accidentales y para sostener el peso de los adornos. A nadie le gusta tener un árbol que se cae o que parece la torre de Pisa en el salón.
  5. Todas las ramas y las agujas deben ser robustas para que no se doblen al colocar la primera guirnalda.
  6. El árbol de plástico debe presentar un aspecto denso, alineado y armonioso.

Debemos destacar que en un mismo rango de precios, se puede adquirir un árbol artificial de gama alta pero de pequeño tamaño.

Ver el catálogo de ManoMano
Adornos

Lo sabemos, un árbol artificial nunca tendrá el mismo encanto que un abeto natural, pero posee otras ventajas.

  1. Nunca pierden sus agujas, evitando tener que limpiar el suelo a menudo.
  2. Se guarda fácilmente en el embalaje original, simplemente doblando las ramas hacia arriba.
  3. Es barato, ya que solo hay que comprarlo una vez.
  4. Se fabrica en distintos tamaños y modelos que se adaptan a todo tipo de decoración.
  5. Es fácil de montar y desmontar.

Para conseguir un mayor realismo, prueba a utilizar ambientadores con aroma a abeto o a bosque además de elegir una maceta lo suficientemente grande como para albergar la base, que puedes cubrir con tierra.

Árboles de Navidad para exterior

Si buscas un árbol que pueda utilizarse en el exterior, elige un modelo con protección hidrófuga que le permitirá resistir la humedad. Otros son ignífugos para poder colocarlos cerca de una fuente de calor. Los modelos con iluminación led te permitirán crear espectaculares decoraciones navideñas en el exterior de tu hogar.

No nos engañemos: los árboles de Navidad baratos suelen tener un aspecto horrible. Si estás buscando un árbol artificial que se parezca a uno natural, deberás gastar algo más de 15 euros.

Por ese precio, no encontrarás más que una pálida imitación de un abeto de verdad, un montón de plástico verde parecido a una escobilla del váter y más triste que un Papá Noël con alopecia.

Y a la pregunta: “¿Cómo elegir un bonito árbol de Navidad artificial?”, lo más sincero es responder: “Gastando algo de dinero.” Como ocurre con otros artículos, un árbol de Navidad artificial de buena calidad no es barato.

Aunque la verdad es que si comparas el precio de los árboles artificiales con el de los naturales (a partir de unos 15 euros por una pícea cortada de 1.50 m), te darás cuenta rápidamente de que un árbol de Navidad artificial se amortiza en pocos años.

Ver árboles de Navidad artificiales

Ficha escrita por:

Tess, Asesora de decoración y pintura, 30 fichas consejo

Tess, Asesora de decoración y pintura

Soy Tess, de 27 años, y llevo 7 en el mundo del bricolaje, en concreto en el de la pintura y decoración. ¡He encontrado cómo unir lo util y lo agradable a través de mi pasión por la escritura! Lanzarme a la redacción y poder aconsejar sobre decoración a los principiantes (o incluso a personas más experimentadas) es un verdadero placer para mi. Me encanta compartir mi saber hacer y mi experiencia y darte los mejores consejos para tus momentos de bricolaje.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea