Cómo elegir una cuna

Cómo elegir una cuna

Paula, Amante del bricolaje

Ficha escrita por:

Paula, Amante del bricolaje

84 fichas consejo

La cuna, que empieza a usarse cuando nace el bebé o después de utilizar un capazo o un moisés, no debe elegirse a la ligera. Más allá de su aspecto (color, material, decoración), hay normas que respetar y consideraciones prácticas. Cuna con barrotes, evolutiva o modular: te aconsejamos para que elijas la más adecuada.

Características importantes

  • No alergénica
  • Fija, evolutiva o combinada
  • Firmeza del colchón
  • 2 o 3 alturas de somier
  • Norma UNE-EN 716-1
Ver cunas

La cuna, que no debe confundirse con un capazo o un moisés, puede utilizarse desde el nacimiento del bebé. Existen protectores de cuna reductores que ayudan a los recién nacidos a adaptarse a la transición del vientre materno a la cuna.

La OMS recomienda que los bebés duerman en la habitación de los padres hasta los 6 meses para evitar el riesgo de muerte por asfixia y favorecer su buen desarrollo emocional. Igualmente, desaconseja compartir la cama de matrimonio con el bebé por las mismas razones y utilizar una cama separada adecuada para el recién nacido.  

La cuna con barrotes es un buen ejemplo. Puede estar completamente rodeada de barrotes o tener extremos macizos. La distancia entre los barrotes que está en vigor actualmente está diseñada para limitar los riesgos de accidente. 

Cuna clásica con barrotes 

La cuna está ensamblada de tal manera que no se puede mover ni abrirse por ningún lado. Es la versión de cuna más antigua. Existen modelos regulables con dos, tres e incluso cuatro alturas de somier. Sin embargo, en la práctica es suficiente con dos posiciones de somier

La cuna con una barrera lateral corredera es una excelente opción para proteger la espalda de los padres. De hecho, basta con desbloquear un sistema de cierre situado en los extremos de la barrera para bajarla y sacar al bebé sin tener que levantarlo.  

¿Necesitas una cuna con cajón? Algunos fabricantes ofrecen cajones adaptables a varios modelos de cuna, una buena solución intermedia cuando un modelo de cuna nos gusta más que otro.

Cuna evolutiva

También existen las cunas evolutivas, que puede utilizar el bebé desde su nacimiento hasta los 3 años de edad. Son modelos a los que se les pueden quitar las dos partes laterales más largas. Así, queda una cuna compuesta por:

  • El somier;
  • el cabecero;
  • el pie de la cuna;
  • un cajón (opcional).

La cuna evolutiva es muy interesante porque se adapta al crecimiento de los niños, transformándose en una pequeña cama. Una vez que se llega a la última etapa (60 cm × 120 cm), la cuna evolutiva permite que el niño se acostumbre a una cuna más grande antes de pasar a la cama definitiva (90 cm × 180 cm).

La versión de cuna evolutiva con barrotes modulares es aún más ventajosa. Tiene una función de protección que impide que el pequeño se caiga a la vez que le ofrece una mayor autonomía.

Ventajas de las cunas transformables

Existen cunas combinadas que integran un espacio de cuna, una mesa cambiador y armarios o cajones. Según la edad del bebé, podrás desplazar estos elementos en función de tus necesidades

En general, estas cunas corresponden a tres fases del desarrollo: 

  • 1ª etapa: moisés o minicuna con mesa cambiador incorporada (de 0 a 4-6 meses);
  • 2ª etapa: cuna con barrotes de 60 cm × 120 cm (o 140 cm);
  • 3ª etapa: cuna sin barreras laterales y con somier bajo, a partir de 2 años.

La cuna modular puede estar compuesta por los siguientes elementos: 

  • Cuna ajustable en longitud;
  • cajón;
  • armario;
  • mesa cambiador.

Las principales ventajas de la cuna modular son:

  • Ahorro de espacio;
  • un solo mueble multifuncional;
  • espacio para dormir limitado para los niños pequeños.

No obstante, algunos padres consideran que una vez retirados, los elementos son inútiles y no reutilizables, salvo en los modelos que se transforman en escritorio escolar. Además, la parte de mesa cambiador suele ser estrecha, lo cual no resulta práctico a la hora de usarla, ya que hay que tener a mano todo lo necesario para los cuidados del bebé y el cambio del pañal. 

Suelen ser más caras (de 300 a 1000 euros) y su popularidad se debe, sobre todo, al ahorro de espacio que suponen, pero hay que informarse bien de las medidas de la parte que sirve de cambiador.

Ver el catálogo de ManoMano
Escritorio escolar

Las cunas con barrotes fijos son de madera maciza o de MDF («medium density fiberboard», tablero de fibra de densidad media en inglés). El último criterio que hay que tener en cuenta es si el modelo elegido está protegido con barniz o pintura. La madera y los materiales aglomerados pintados se estropean al recibir pequeños golpes (como la caída de un juguete o móvil musical) si la calidad de la pintura es media.

Cada vez más fabricantes, preocupados por la ecología y comprometidos con la prevención de enfermedades infantiles, prefieren utilizar ceras naturales sin alérgenos en la fabricación de cunas

En cuanto al colchón y los accesorios (protector de colchón, cubre colchón y ropa de cama en general), si la calidad de los materiales utilizados es muy importante para ti, tendrás que centrar la búsqueda en los tejidos con el sello OEKO-TEX 100, clase 1, que corresponde a los productos especialmente diseñados para bebés. Sin embargo, es mejor priorizar el uso de fibras y materiales ecológicos.  

Con respecto a las cunas plegables o de viaje, son de tela o, más frecuentemente, de nailon. Algunas marcas han optado por el tejido de malla, una tela que deja pasar el aire, para evitar el riesgo de asfixia. Es recomendable tomar esta precaución durante los 6 primeros meses para evitar el síndrome de muerte súbita del bebé.

Cabe destacar que es importante montar la cuna nueva y ventilar la habitación al menos dos semanas (o mejor aún, un mes) antes de la llegada del recién nacido. Esta acción tiene como objetivo eliminar los COV (compuestos orgánicos volátiles). Te aconsejamos hacer lo mismo si decides pintar los muebles o la habitación del bebé tú mismo.

Ver el catálogo de ManoMano
Pintar

Analizamos las cuestiones que hay que plantearse antes de comprar una cuna. 

Estilo de la cuna con barrotes

La elección de la cuna es, ante todo, una cuestión de estilo. Preparar la habitación del bebé o decidir integrar la cuna en la habitación de los padres al principio también es una cuestión de decoración

En función del ambiente que desees crear puedes optar por: 

  • Una cuna de madera natural;
  • una cuna pintada de colores;
  • una cuna con barrotes;
  • una cuna con paredes decoradas.

Sin embargo, es posible que otros criterios determinen la elección de un estilo o un modelo en concreto. 

Altura del somier

A menudo, las cunas están disponibles con dos o tres alturas de somier regulables. En general, en cuanto el bebé aprende a sentarse, es indispensable poner el somier en la posición más baja. Antes de comprar una cuna, es útil informarse sobre la dificultad del cambio de una altura a otra: ¿basta con desmontar el somier o hay que desmontar la cuna entera? 

Normas obligatorias

Todas las cunas disponibles en el mercado cumplen la norma UNE-EN 716-1. Esta norma certifica la buena calidad y la solidez de los materiales utilizados.

Todos los tableros deben medir al menos 60 cm, pero pueden ser más grandes en función del diseño.

En cuanto a la separación de los barrotes de la cuna, debe ser de entre 4,5 y 6,5 cm.

Colchón para cuna

Las cunas para recién nacidos se venden sin colchón para bebé en la mayoría de los casos. Te recomendamos un colchón firme para evitar el riesgo de asfixia. El colchón debe tener exactamente las mismas medidas que la cuna, es decir, 60 cm × 120 cm o 140 cm. Asimismo, debe haber recibido un tratamiento de protección contra el fuego. 

Dado que se trata de una compra ineludible, plantéate comprar dos protectores de colchón (preferiblemente, de algodón ecológico) si el colchón no dispone de funda extraíble.

Ver el catálogo de ManoMano
Colchón para bebé
Ver cunas

Ficha escrita por:

Paula, Amante del bricolaje, 84 fichas consejo

Paula, Amante del bricolaje

Crecí viendo a mi padre haciendo bricolaje todo el día. Gracias a él he aprendrido los conceptos básicos para poder personalizar y reinventar los muebles. Para mí el reciclaje es un modo de vida, así que me encanta dar una segunda a vida a todo lo que sea posible. Mis actividades preferidas son transformar muebles y decorar mi casa. ¡Espero que mis consejos sean de ayuda!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea