Cómo elegir lubricantes, grasas y aceites

Cómo elegir lubricantes, grasas y aceites

Jerónimo, Electricista

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista

145 fichas consejo

Engrasar la cadena de una bici, lubricar una cerradura o aceitar la cadena de una motosierra son expresiones comunes en mecánica. Aceite, grasa y lubricante se usan en motores, rodamientos y desmontaje de tornillos gripados. Imprescindibles en el taller y en la caja de herramientas.

Características importantes

  • Composición
  • Pulverizador o spray
  • Líquido
  • Doble acción
  • Uso
Elige tus lubricantes, grasas y aceites

Un sistema mecánico, sea o no complejo, necesita lubricación constante para funcionar perfectamente y estar protegido. Esta lubricación puede estar asegurada por varios tipos de productos, según el  mecanismo en cuestión, y garantiza el correcto funcionamiento, reduce el riesgo de avería y bloqueo y prolonga su durabilidad

Además de las características mecánicas (como proteger la madera, el caucho, etc.), las sustancias grasas tienen la propiedad de proteger la superficie sobre la cual están presentes. Cada tipo de protección, de fuerza y de conexión mecánica requiere una lubricación específica. Por ello, hay tres grandes tipos de lubricación: los lubricantes, las grasas y los aceites.

Lubricante 

El lubricante sirve principalmente para preservar las superficies y evitar el envejecimiento prematuro de un material. Bajo ningún concepto un lubricante puede soportar tensión, ya sea de presión o de calor. 

También se puede utilizar por ejemplo de forma puntual, para ayudar al montaje o al ensamblaje de piezas. Además, el lubricante puede resultar muy útil en caso de desmontaje cuando los elementos están bloqueados. 

Aparte de todo lo puramente mecánico, el lubricante también sirve para proteger las juntas, las gomas y todos los materiales plásticos de la desecación y cuarteado, principalmente.

Grasa

La grasa resulta muy útil e indispensable para garantizar el funcionamiento de las piezas en movimiento, para proteger contra el óxido o incluso para proporcionar la disipación del calor y reducir el desgaste. La grasa es perfecta para engrasar elementos sometidos a mucho uso, como los rodamientos, los cojinetes, etc., ya que es muy resistente a las temperaturas. No obstante, debido a su espesor, también es perfecta para conservar los mecanismos simples como las bisagras, los goznes de la puerta, las cerraduras, etc. 

En menor medida, al ser conductora de la electricidad (dieléctrica), la grasa sirve de ayuda en el montaje del cableado eléctrico,  ya que protege las partes metálicas (bornes de batería).

Aceite

El aceite se divide en una gran variedad de tipos en función de las diferentes características técnicas. 

  • El aceite mecánico (similar al de tu coche), permite el correcto funcionamiento del motor en movimiento, evitando la avería o desgaste. 
  • El aceite de corte o el aceite de perforación limita el calentamiento y el desgaste de tus herramientas. 
  • El aceite para madera hidrata y protege los revestimientos o mobiliarios. También hay aceites de protección de colores. 

Así pues, el aceite es el lubricante por excelencia y sus aplicaciones y variedades técnicas son numerosas.

Ver el catálogo de ManoMano
Aceite para madera

Lubricante de silicona

El lubricante de silicona tiene una potente lubricación hidrófoba, es decir, que repele el agua. Este tipo de lubricante, ya sea en spray o en gel, preserva también los soportes del óxido.

La ventaja de la silicona, además de su poder de lubricación, es que no se adhieren ni los residuos, ni las partículas de polvo, ni las esquirlas.

La silicona protege también a los plásticos de la desecación, al igual que sucede con las juntas.

Lubricante de grafito  

También conocido como aceite de grafito, es ideal para desatascar cualquier tipo de ensamblaje mecánico, como tuercas, tornillos, pernos o clavijas, gracias a su alto índice de penetración.

Lubricante de teflón o lubricante seco 

¡Es el lubricante universal que sirve tanto para desatascar o desbloquear una estructura, como para lubricar una cadena de bici o mantener las juntas de puerta!. El teflón tiene la ventaja de dejar una fina capa que protege de la humedad y del óxido y suaviza las gomas. No obstante, es menos eficaz que un lubricante específico dependiendo de lo que quieras hacer.

Ver el catálogo de ManoMano
Lubricante

Grasa de grafito

Es la grasa para todo. Es menos técnica que la grasa de grafito, pero protege correctamente a casi cualquier producto mecanizado, como rodamientos, piñones, bisagras, etc. Su efecto hidrófobo es correcto, así como su protección contra el óxido. Su resistencia a la temperatura también es aceptable, y puede usarse tanto en el interior como en exterior. No obstante, según las condiciones, su capacidad de lubricación se reduce rápidamente con el paso del tiempo.

Grasa de cobre 

El cobre, que es relativamente específico, se suele utilizar para el ensamblaje y la protección de elementos sometidos a temperaturas muy altas. También es dieléctrico e hidrófobo, lo que lo hace perfecto para proteger los sistemas de conexión y los bornes con corriente.

Grasa para neumáticos 

Grasa específica para el montaje y el desmontaje de neumáticos. Facilita los trabajos al suavizar las gomas.

Aceite mecánico

Aceite para motores, es imprescindible para todas las herramientas mecánicas ya sean térmicas o eléctricas, (motosierras, cortacésped, etc), ya que lubrica la cadena y el motor y lo protege de una avería prematura. También facilita acoplar la cadena en la guía. En menor medida, el aceite de corte también limita el calentamiento.

Aceite de corte y perforación

Al resistir a altas presiones y a temperaturas elevadas, este tipo de aceite sirve para proteger brocas, taladros o hojas de sierra para trabajar con el metal. Para aumentar la eficacia, procura escoger un aceite de corte que tenga un alto índice de adherencia y sea altamente refrigerante.

Aceite para madera 

También llamado aceite de impregnación, protege la madera, ya sea la tarima, los muebles o el revestimiento. El aceite para madera reduce la desecación, protege contra la humedad y, en el caso de los aceites de exterior, reduce la decoloración por rayos UV. En cuanto a la parte decorativa, además de la protección, se puede encontrar en el mercado aceites para maderas en distintos colores o tonos.

Ver el catálogo de ManoMano
Aceite para madera

Un antigripante es un producto especialmente diseñado para evitar que gripen o agarroten las brocas o los cilindros. El desgripante tiene, sin duda, una acción lubricante y también protege contra la corrosión, ya que, al aplicarlo, se libera una ligera capa sobre la pieza metálica sobre la que se proyecta.  

Hay distintos formatos, y hay productos provistos de una pajita para facilitar su aplicación, tienen un alto índice de penetración, repelen la humedad y restablecen los contactos eléctricos.

Los antigripantes eliminan los chirridos y los ruidos indeseables, ya que tienen una doble acción: antigripante y lubricante. 

Sean cuales sean tus necesidades en cuanto a lubricación, procura escoger un producto específicamente adaptado. Es preferible decantarse por el lubricante que ofrezca la mejor protección, ya sea contra el óxido, las partículas de polvo, la humedad, etc.

Los sprays son muy prácticos para el mantenimiento y la mecánica pequeña. Suelen estar provisto de una pajita, que permite propulsar el lubricante donde se desee. Para el mantenimiento habitual de mecanismos más importantes, se recomienda equiparse con una bomba de grasa, cuyos cartuchos son universales. Ganarás mucho tiempo.

En cuanto a la madera, antes de atacar la tarima de tu suelo, la encimera de la cocina o incluso el revestimiento de la casa, haz primero una prueba en un sitio que no sea vea mucho. Así, evitarás una decepción si el tinte o el acabado no te gusta o si el producto no es compatible con el tratamiento existente. 

Finalmente, sea cual sea el producto que vayas a utilizar, hazte con unos guantes y, dependiendo del caso, con unas gafas de protección.

Elige tus lubricantes, grasas y aceites

Ficha escrita por:

Jerónimo, Electricista, 145 fichas consejo

Jerónimo, Electricista

Me formé como electricista y trabajé en este sector muchos años. Después me dediqué al mundo de la construcción, en elque tuve la oportunidad de coordinar, controlar y organizar varios proyectos de obra. Actualmente llevo 4 años restaurando una casa de campo con mi mujer y mi hija. Llevamos muchas horas invertidas en esa casa, y gracias a mi experiencia profesional y ahora también personal, me encantaría dar una mano a todo aquel que tenga dudas sobre el bricolaje y aconsejarle en algunos asuntos.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea