Prevenir accidentes haciendo bricolaje

Prevenir accidentes haciendo bricolaje

Sebastián, Manitas autodidacta

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta

233 fichas consejo

Los accidentes de bricolaje son numerosos y son las caídas las que ocupan el primer lugar. Para prevenir accidentes, es necesario trabajar, no solo con equipos de protección individual, sino además con herramientas de buena calidad, con responsabilidad, y siguiendo las recomendaciones de uso.

Características importantes

  • Usar los equipos de protección individual (EPI)
  • Seguir las recomendaciones de uso
  • Protegerse y proteger a los demás
  • Evaluar y anticipar riesgos
Ver el catálogo ManoMano

El bricolaje interesa a los españoles y se puede considerar una de las actividades favoritas de muchos. Una parte de ellos apenas se inicia en el bricolaje, un buen porcentaje se dice manitas, y un numero cada vez mayor se considera experto en la materia.

Las tareas de carpintería son de las más populares, seguidas por las de decoración y de fontanería. Sin olvidarnos de la jardinería. Lamentablemente, la actividad de bricolaje a veces produce ciertos accidentes, con un número importante de personas en los servicios de urgencia por este motivo.

Cuando estás tanto tiempo en casa hace falta limpiar y ordenar más, y también se aprovecha para hacer bricolaje. No es extraño que muchos inicien proyectos de renovación o hagan el mantenimiento de su jardín.

Esas iniciativas están muy bien, pero hay que tratar de no terminar en urgencias con la cabeza bajo el brazo, o un dedo dentro de una bolsa de congelar.

Todos lo sabemos: al principio nos emocionamos y muchas veces terminamos, por impacientes y precipitados, cometiendo un error descomunal. Entonces, sin pretender sermonear a nadie, si te preparas para arrancar por primera vez una motosierra, si tienes dos manos izquierdas, o si te sientes tan a gusto con una sierra eléctrica como un claustrófobo en un ascensor, ¡olvídalo!

Tampoco es la mejor ocasión para subir al tejado, trepar a los arboles para podarlos, ni para lanzarte en una carrera de carretillas con los niños. Las urgencias de los hospitales están saturadas y el personal médico ocupado con la pandemia del coronavirus, así que es mejor que dejes para más adelante las actividades que implican un riesgo, sobre todo, si no las dominas. Aunque hay muchas otras que podrás realizar.

Cada obra conlleva sus propios riesgos

Una obra importante implicará, obviamente, riesgos importantes:

  • Pintar toda la casa implica exponerse a compuestos orgánicos volátiles (COV), al riesgo de caer si no trabajamos sobre una buena escalera, o de lastimarnos la mano si abrimos el bote de pintura con un destornillador.
  • Hacer tareas de electricidad implica un riesgo de electrocución o de otras lesiones provocadas por las herramientas auxiliares empleadas (taladro, alicates, etc.). Las instalaciones eléctricas siempre hay que manejarlas con la corriente cortada.
  • Iniciar tareas de decoración implica exponerse a riesgos variados ya que, desde la reparación de una tarima flotante o la instalación de la barra de una cortina, por poner algunos ejemplos, las posibilidades de accidente son múltiples: caída, lesión con un aparato eléctrico...
  • Realizar obras de fontanería implica exponerse a quemaduras con el soplete, cortes, aplastamiento, etc. Hay cosas más simples, como desatascar una tubería o reparar un grifo que gotea que presentan menor riesgo.
  • Los trabajos de aislamiento implican riesgos de irritación según los materiales utilizados, problemas de las vías respiratorias o, incluso, de caída según el lugar en donde se realicen.
  • Conocer bien cuales son los riesgos de cada actividad permite prevenirlos mejor. La lectura de este artículo te orientará sobre los principales accidentes de bricolaje y encontrarás consejos para evitarlos al máximo.

Si te subes a una escalera resbaladiza o coja, es como querer clavar un clavo con los ojos cerrados, en 9 de cada 10 casos, la aventura termina mal. Las escaleras y los taburetes pueden resultar peligrosos de no ser empleados correctamente y quien sube a un tejado, debe ponerse obligatoriamente un sistema anticaídas (red, arnés de detención de caídas, andamio). Además, ¡mira donde pones los pies! Si te caes desde una altura considerable puedes hacerte mucho daño e, incluso, perder la vida.

Adopta las medidas correctas

  • Si tienes que acceder a un espacio de trabajo muy alto, usa una escalera para subir, pero no trabajes subido en ella. Para eso utiliza un andamio o plataforma.
  • Ponte zapatos con suelas antideslizantes para realizar todo tipo de trabajos en altura.
  • Emplea escaleras homologadas y conformes a la normativa nacional y europea (UNE / CE).
  • Estabiliza el elemento que vayas a utilizar, antes de subirte (inclinación de la escalera, evitar que se deslice o que se mueva, patas o barra estabilizadora en buen estado).
  • Sigue las recomendaciones del fabricante a la hora de utilizar la escalera u otro elemento (inclinación, peso máximo soportado, etc.).
  • Ponte un arnés o un dispositivo anti caídas si trabajas en altura (en un tejado, en un árbol, etc.).

Si confundes un decapador térmico con un secador lo más que conseguirás será una calvicie precoz y ganarte un billete a urgencias... Nunca lo diremos lo suficiente: cada herramienta tiene su uso. Es primordial trabajar con herramientas en buen estado, mas aún si éstas son eléctricas y tienen dientes que se mueven a alta velocidad.

Adopta las medidas correctas

  • Verificar el estado general de la herramienta que se va a usar y evaluar los riesgos potenciales de accidente (máquina eléctrica con el cable cortado, piezas flojas, fijación de la hoja, etc.).
  • Usar herramientas homologadas y conformes a las normas (UNE-CE), en buen estado de funcionamiento y leer las recomendaciones del fabricante antes de usarlas.
  • Usar siempre cada herramienta para la función que está diseñada y seguir las instrucciones de uso.
  • Ponerse los equipos de protección individual que se recomiendan (gafas de protección, guantes, zapatos de seguridad, etc.).
  • No modificar nunca un dispositivo de seguridad de una herramienta eléctrica (botón de parada de emergencia, protector de disco o lama de una sierra eléctrica, etc.).
  • Guardar las herramientas cortantes protegiendo las manos de las cuchillas (no poner unas tijeras o clavos en el bolsillo con el extremo punzante hacia arriba, cubrir las partes cortantes).
  • No apoyar las herramientas hasta que se detengan completamente para prevenir riesgos (corte del cable, herida en el pie, dañar el aparato, etc.).
  • Afilar regularmente las herramientas de corte (una herramienta que no corta es peligrosa).

Una vez mas, no estamos exagerando... derribar un muro en chanclas o subirse a un tejado inclinado al 60 % con una cuerda atada al cuello son las mejores maneras de terminar destrozado o colgado.

Los equipos de protección individual (EPI) tales como zapatos de seguridad, gafas de protección o arnés anti caídas se han hecho para usarlos. En el garage o en la tienda, no sirven para nada

Adoptar las medidas adecuadas

  • Usar guantes marcados y homologados (UNE - CE)
  • No trabajar solo, si es posible.
  • Trabajar con una indumentaria adecuada (evitar joyas, bufandas, ropas amplias, etc.).
  • Usar sistemáticamente equipos de protección individual que se adapten a cada situación.
  • Verificar que los EPI estén en buen estado y no hayan caducado (guantes rotos, etc.).

Nunca pidas a tu hijo más pequeño que te sostenga la tabla que cortas con una sierra de calar ni tampoco sujetes la correa de tu perro mientras podas el seto de tu jardín. Aunque parezca obvio, los animales domésticos y los niños no tienen nada que hacer en una obra.

Adopta las medidas correctas

  • Alejar a los niños y los animales de donde estamos trabajando.
  • Los líquidos y productos químicos peligrosos hay que guardarlos con llave en un armario.
  • No dejar nunca herramientas peligrosas al alcance de los niños o cerca de tu mascota.
  • No pedir ayuda a un niño para hacer bricolaje.

En materia de higiene, aunque el ácido clorhídrico tenga buena reputación para eliminar el sarro (descalcificar), no se te ocurra hacer gárgaras con él.

Para resumir, partamos de la base de que todo lo que no sea para comer o beber, es peligroso para la salud.

Barniz, productos de limpieza, pinturas, decapante... todos esos productos quimicos irritan la piel e inhalarlos es nocivo para la salud. En lo que respecta los productos sólidos, lana de vidrio, de roca... o incluso en polvo, como el yeso, pueden producir graves daños (intolerancias y alergias).

Adopta las medidas correctas

  • Usar equipos de protección individual adaptadas a cada tarea (careta de protección, guantes, etc.).
  • No mezclar productos (riesgo de reacción química, explosión, inflamación, etc.).
  • No usar productos químicos o equivalentes si tienes una insuficiencia respiratoria (asma, alergia, etc.).
  • Leer atentamente las instrucciones de uso de cualquier producto químico antes de usarlo.
  • Respetar los consejos de seguridad (ventilación de la pieza, etc.).
  • No utilizar productos químicos si esperas un bebé.

Guardar los productos químicos y de droguería fuera del alcance de cualquiera, especialmente de los niños

  • Los productos químicos se identifican con su etiqueta de origen (no cambiarlos de envase, etc.);
  • Cerrar siempre (herméticamente) el envase de cualquier producto químico después de utilizarlo.
  • Mantener los productos químicos fuera del alcance de los niños y guardarlos en un armario bajo llave (la llave no debe dejarse puesta en la cerradura).
  • Los productos químicos se guardan en un local ventilado, lejos de fuentes de calor y/o de llama.

Uso de productos sólidos o en forma de polvo

  • Usar equipos de protección individual y ropa larga que cubra bien el cuerpo.
  • Ventilar las habitaciones en donde trabajas.
  • Limpiar la zona de trabajo (con un aspirador, no usar la escoba).
  • Ducharse y enjabonarse para limitar la penetración de sustancias o fibras en la piel (que provocan irritaciones, escozor).

Todo el mundo sabe que el agua y la electricidad no se llevan bien, que no se deben meter los dedos en un enchufe, o que no se debe cambiar una bombilla con los pies mojados.

La electricidad es parecida a los cáctus, pero más peligrosa. No sólo pica y quema, sino que, además, te puede matar. El riesgo de electrocución es real y puede dejar graves secuelas si es que no causa la muerte.

Adopta las medidas correctas

  • No actuar nunca como electricista aficionado.
  • Cortar siempre el automático para trabajar en un circuito sin corriente.
  • Trabajar sobre circuitos aislados y usar equipos de protección individual de electricista (guantes de aislamiento eléctrico, alicates de electricista, etc.).
  • Respetar la normativa vigente: Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT).
  • No trabajar en un circuito eléctrico cerca de una toma de agua.
  • Revisar los cables eléctricos de las herramientas electroportátiles (los cables deben de estar en buen estado).

El calor y el fuego también son peligrosos

¿Te quieres lanzar con tareas más complejas, como la soldadura? Si es la primera vez que las vas a hacer, es mejor que te abstengas y esperes a una mejor ocasión. En todo caso, si vas a manejar un soplete u otro elemento que contenga fuego o produzca calor, piensa bien antes de ponerte a ello.

Adopta las medidas correctas

  • No situar una fuente de calor cerca de productos inflamables (no fumar, etc.).
  • Ponerse los equipos de protección individual adecuados (mascara de soldar, guantes de protección térmica, delantal de soldador, etc.).
  • Ser cuidadoso si transportas un objeto o producto caliente.

No solo los domadores de elefantes se exponen a que los aplasten... Machacarse un dedo de un martillazo o aplastarse un pie con un tronco o un ladrillo, es algo que sucede con mas frecuencia de lo que se cree.

Mientras haces bricolaje, presta siempre atención a lo que tienes a tu alrededor. Mantente alejado de los torpes, o aléjate tú si lo eres, y desconfía de los forzudos que a la mínima te dejan caer la carga sobre un pie.

Adopta las medidas correctas

  • Usar guantes y zapatos de seguridad.
  • Evaluar y anticipar los riesgo de caída.

La sordera es como la edad, es preferible que llegue, naturalmente, con el paso de los años.

No esperes a estar sordo como una tapia para protegerte los oídos.

Adopta las medidas correctas

  • Llevar puestas protecciones auditivas cuando se trabaja en un lugar ruidoso.
  • Al primer síntoma de sordera, se debe consultar un otorrinonaringólogo (ORL).
  • Detener la exposición al ruido cuando se producen las primeras molestias auditivas.

Ver el catálogo ManoMano

Ficha escrita por:

Sebastián, Manitas autodidacta, 233 fichas consejo

Sebastián, Manitas autodidacta

Mi lema es: aprender es mejor que pedir. Y...¿cuál es la recompensa final? Pues, una cerveza bien fresquita. La curiosidad por las cosas me ha hecho pasar muchas horas haciendo bricolaje, arreglando cosas por casa, construyendo muebles...espero poder ayudaros después de todo lo aprendido.

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea