¿Cómo elegir un trasportín para perro?

¿Cómo elegir un trasportín para perro?

Paula, Amante del bricolaje

Ficha escrita por:

Paula, Amante del bricolaje

84 fichas consejo

¿Quieres llevar a tu perro de vacaciones? ¿Llevarle a todas partes y ofrecerle una buena cesta en cualquier circunstancia? El transporte de tu perro es una cuestión importante que debe respetar la ley ya su vez proteger a tu mascota. Pero, ¿qué elegir entre la famosa perrera Vari, el cajón y la bolsa de transporte?

Características importantes

  • Tipo de transporte utilizado
  • Tamaño y peso del perro
  • Material de la caja
Ver jaulas y transportines para perros

La elección de un cajón, jaula o trasportín para tu perro se basa en :

  • El medio de transporte que vas a utilizar y la homologación del elemento a utilizar, según los requerimientos del transportista;
  • el tamaño del perro y su peso;
  • el tipo de cierre;
  • y el material de fabricación.

Modelo de caja

Dimensiones (largo x ancho x alto)

Raza de perro

T0

64 x 43 x 43 cm

Yorkshire, caniche toy

T1

69 x 54 x 51 cm

Coker, Beagle

T2

81 x 57 x 59 cm

Malinois, Sharpei, Bulldog

T3

91 x 62 x 66 cm

Berger allemand, Malinois, Boxer

T4

101 x 68 x 75 cm

Rottweiler, Beauceron, Berger allemand

T5

122 x 81 x 89 cm

Saint Bernard, Dogue allemand

Arnés, collar, rejilla o red para perros grandes

En el coche, el perro debe estar sujeto, al menos, a un cinturón mediante un arnés o su collar. Se puede transportar al perro en una jaula que se instala en el maletero, o directamente en el maletero separado de los asientos traseros por una rejilla o una red y retirando la bandeja para mayor comodidad del perro.

Trasportín para perros pequeños

Los perros pequeños pueden viajar en un trasportín o en una jaula, debajo, o bien asegurada sobre el asiento. Si el trasportín no va sujeto pueden ser causa de un accidente y poner en peligro al conductor, si se le echa encima. Eso podría implicar responsabilidades legales.

Ver el catálogo de ManoMano
Trasportín

Para los viajes en avión se utiliza obligatoriamente un trasportín, o una jaula para perros. Es importante asegurarse de que el modelo está aprobado para el transporte aéreo según las normas de la IATA. No pienses en el cajón de transporte como una prisión, sino como una forma segura de transportar a tu perro.

La decisión entre un trasportín (o en su caso, bolso o mochila) y una jaula, ¡es principalmente una cuestión de peso! Los primeros son adecuados para perros pequeños (hasta 11 kilos), mientras que la jaula es adecuada para perros medianos y grandes.

El trasportín para perros es similar al trasportín para gatos. Puede tener una abertura en la parte delantera y posiblemente otra abertura en la parte superior. Consta de 3 partes:

  • Bandeja inferior ;
  • techo ;
  • puerta de rejilla o malla metálica.

La jaula de transporte debe permitir que el perro se ponga de pie y se dé la vuelta sin dificultad. También debe tener ventilación, por lo que los laterales suelen estar perforados, y la parte delantera es de rejilla. Si se entrega desmontado, hay que seguir el esquema de montaje para colocar los tornillos de seguridad en el lugar adecuado y colocar correctamente los cierres de seguridad, imprescindibles para que la parte superior y la inferior encajen sólidamente.

Para la comodidad de tu perro, no olvides añadir una manta o una sábana (un pis por estrés puede escapársele rápidamente en un viaje), y un juguete. En cuanto a los materiales, nada muy innovador pero sí materiales fácilmente lavables y resistentes:

  • Las cajas suelen de plástico con rejillas metálicas;
  • las jaula son de metal con una bandeja de plástico, en la mayoría de ocasiones;
  • las bolsas de transporte son de material sintético, como el nylon o el poliéster.

Los sistemas de cierre suelen ser suficientes, pero puede ser necesario duplicarlos porque hay algunos perretes astutos consiguen abrirlos.

Ver el catálogo de ManoMano
Jaula

Esta opción, utilizada para los perros más pequeños, normalmente de menos y de 7 a 11 kilos, debe examinarse con más detenimiento. Hay bolsas de transporte disponibles tanto para perros como para gatos, siendo el peso la única consideración.

Hay muchos modelos de bolsas para perros, algunas son completamente cerradas con partes caladas, otras simplemente tienen un agujero, en forma de cesta con asas. Algunas bolsas para perros son verdaderas mochilas, mientras que las más clásicas se llevan en el brazo o sobre los hombros con bandoleras o correas y, por último, también hay bolsas para perros con ruedas. Todo depende de tus preferencias y la comodidad que busques para tu amigo peludo.

Es preferible optar por un bolso con un collar en su interior, que permita sujetar al perro a la cesta durante los viajes en coche, tren o en la calle.

Te mostramos 4 puntos a tener en cuenta a la hora de elegir una bolsa de viaje para perros:

  • Que contenga un cierre en el interior;
  • varias partes perforadas para una buena ventilación;
  • asa sólida para levantar la bolsa;
  • apertura superior para facilitar el acceso.
¡Comprueba siempre el buen estado de las cremalleras antes de un viaje!
Ver el catálogo de ManoMano
Bolsas de transporte

En la ciudad, todos los perros deben ir con correa y los perros clasificados como PPP (perro potencialmente peligroso) deben llevar bozal.

Volar con un perro

Para viajar en avión, y si quieres llevar a tu perro en la cabina, es obligatorio que el animal que pese menos de 7 kilos (incluyendo el peso de la bolsa), esté encerrado y asegurado. No se le puede dejar salir del contenedor.

Por lo tanto, las bolsas guateadas abiertas no están permitidas cuando se viaja en avión. El perro también paga billete, cuyo precio depende de la compañía aérea. Si tu perro viaja en la bodega, debe colocarse en una jaula homologada para el transporte aéreo, con comida y bebida en rejillas fijadas en el interior.

Es mejor comprobar dos veces las cerraduras, ya que algunos perros muy astutos se las arreglan para salir de las cajas mal cerradas.

Viajar el tren con un perro

Si viajas en tren, debes saber que en el caso de perros (y hurones) que no vayan en trasportín, deberán viajar con bozal y con una correa no extensible y de una longitud no superior a 1,5 metros. Deben permanecer siempre bajo la sujeción y vigilancia del dueño. Tu perro no pagará billete pero tampoco podrá ocupar una plaza en el tren, situándose a tus pies y sin obstaculizar el tránsito de otros viajeros.

Ni que decir tiene que deben estar en perfectas condiciones, aseados y con su documentación al día.

Para conocer las condiciones de viaje en cada uno de los tipos de trenes te aconsejamos mirar en la web de RENFE.

La jaula del perro debe ser homologada por la IATA para el transporte en la bodega del avión. Esta norma regula las características tanto de la jaula como del perro que transporta. En caso de incumplimiento, se denegará el embarque de tu mascota. 

Estas son las características exigidas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para la caja de transporte:

  • La carcasa de la maleta de transporte debe ser de plástico rígido o de fibra de vidrio;
  • si hay ruedas, hay que quitarlas. Si son retráctiles, deben bloquearse con cinta adhesiva;
  • un sistema de cierre centralizado debe bloquear dos puntos de cierre al mismo tiempo. Deben colocarse en la parte superior e inferior de la puerta de la caja de transporte (1);
  • las bisagras de la puerta de la caja de transporte deberán sobresalir al menos 1,6 cm del borde horizontal en la parte superior e inferior de la puerta (2);
  • la estructura debe mantenerse unida por medio de pernos. Cualquier otro sistema de cierre lateral está prohibido. Se permite un sistema complementario a los pernos (3).

Existen otras disposiciones que se refieren a los perros a los que no se les permite viajar  y a las condiciones en las que os animales de compañía deben ser instalados.

Antes de pensar en viajar con tu mascota, consulta la normativa indicada en el sitio web de la compañía aérea con quien realizáis el trayecto.
Ver jaulas y transportines para perros

Ficha escrita por:

Paula, Amante del bricolaje, 84 fichas consejo

Paula, Amante del bricolaje

Crecí viendo a mi padre haciendo bricolaje todo el día. Gracias a él he aprendrido los conceptos básicos para poder personalizar y reinventar los muebles. Para mí el reciclaje es un modo de vida, así que me encanta dar una segunda a vida a todo lo que sea posible. Mis actividades preferidas son transformar muebles y decorar mi casa. ¡Espero que mis consejos sean de ayuda!

El ecommerce líder en bricolaje, casa y jardín de Europa

  • Millones de productos

    Muchos más que en una tienda, y sin necesidad de recorrer pasillos y pasillos

  • Entrega a domicilio o en punto de recogida

    Tú eliges

  • Cientos de expertos en línea

    Como tener a muchos Macgyver pero en línea